“No se pue­de se­pa­rar a las or­ques­tas ju­ve­ni­les de Ve­ne­zue­la de la reali­dad del país”

Pia­nis­ta ve­ne­zo­la­na: ► La ar­tis­ta,una ac­ti­va antichavista, to­ca el vier­nes 21 en Fru­ti­llar. ► En Chi­le gra­ba­rá un dis­co y la TV eu­ro­pea le ha­rá un do­cu­men­tal.

La Tercera - - Sociedad - Ro­dri­go Gon­zá­lez M. Con­cier­to 2 Rach­ma­ni­nov

Hay cier­tas du­plas que en la mú­si­ca clá­si­ca se re­pi­ten con in­sis­ten­cia y cu­ya ra­zón tie­ne que ver con la quí­mi­ca, los con­tra­tos, las afi­ni­da­des en co­mún o to­das las an­te­rio­res. Clau­dio Arrau gra­bó mu­chos dis­cos con Sir Co­lin Da­vis; Vla­di­mir Ho­ro­witz to­có tan­to con Ar­tu­ro Tos­ca­ni­ni que se ca­só con su hi­ja, y la vio­li­nis­ta An­ne-Sop­hie Mut­ter se trans­for­mó en la úl­ti­ma pro­te­gi­da de Her­bert Von Ka­ra­jan an­tes de mo­rir.

En Amé­ri­ca, uno de los más exi­to­sos dúos ar­tís­ti­cos del mo­men­to la for­man la pia­nis­ta ve­ne­zo­la­na Gabriela Mon­te­ro (1970) y el di­rec­tor me­xi­cano Car­los Mi­guel Prie­to (1965). Am­bos re­gis­tra­rán un dis­co la pró­xi­ma se­ma­na en el Tea­tro del La­go de Fru­ti­llar jun­to a la Or­ques­ta de las Amé­ri­cas, el ter­cer ju­ga­dor en es­te team mu­si­cal doc­to.

“La pri­me­ra vez que fui a ese tea­tro, al la­do de ese la­go ma­ra­vi­llo­so, en ese en­torno, que­dé en­can­ta­da. Es una de las ra­zo­nes por las que gra­ba­re­mos allá”, di­ce la pia­nis­ta des­de Bar­ce­lo­na, don­de vi­ve des­de ha­ce unos años. Hi­ja de pa­dre ve­ne­zo­lano y G. Mon­te­ro. Or­ques­ta de las Amé­ri­cas. Dir.: C.M. Prie­to. En Spo­tify, Ap­ple, Goo­gle y otras pla­ta­for­mas.

En Tea­tro del La­go

Gabriela Mon­te­ro y la Or­ques­ta de las Amé­ri­cas se pre­sen­ta­rá el vier­nes 21 a las 19 ho­ras en el Tea­tro del La­go de Fru­ti­llar. To­ca­rá su Con­cier­to N° 1 pa­ra piano y el Con­cier­to en sol ma­yor de Ra­vel. La or­ques­ta, que di­ri­ge Car­los Mi­guel Prie­to, in­ter­pre­ta­rá ade­más a Stra­vinsky y Co­pland. En­tra­das des­de $ 20.000. ma­dre es­ta­dou­ni­den­se, Gabriela Mon­te­ro fue una ni­ña pro­di­gio en to­do el sen­ti­do del tér­mino: a los 15 me­ses des­li­za­ba sus de­dos por un piano de ju­gue­te, a los cua­tro años tu­vo sus lec­cio­nes ini­cia­les, a los cin­co dio su pri­mer con­cier­to y a los ocho to­có con la Or­ques­ta Na­cio­nal Ju­ve­nil de Ve­ne­zue­la, el em­brión del fu­tu­ro Sis­te­ma de Or­ques­tas Ju­ve­ni­les e In­fan­ti­les de ese país.

Aho­ra, con una tra­yec­to­ria mu­si­cal que se ha ex­ten­di­do por ca­si un cuar­to de si­glo y ocho dis­cos pu­bli­ca­dos en EMI y Or­chid Clas­sics, la pia­nis­ta se pre­pa­ra pa­ra inau­gu­rar un nue­vo ca­pí­tu­lo de su vi­da pro­fe­sio­nal pre­ci­sa­men­te en el mis­mo es­ce­na­rio en el que en 2013 in­ter­pre­tó obras de Schu­mann y Brahms. “El con­cier­to de ese día ten­drá otras obras, pe­ro yo to­ca­ré mi Con­cier­to pa­ra piano, lla­ma­do La­tin con­cer­to, y el Con­cier­to pa­ra piano en sol ma­yor de Mau­ri­ce Ra­vel. De al­gu­na ma­ne­ra, tal co­mo le pa­só a Ra­vel en su mo­men­to, mi con­cier­to tie­ne mu­cha in­fluen­cia a par­tir de las raí­ces mu­si­ca­les de Amé­ri­ca , pe­ro tam­bién del jazz”, co­men­ta la in­tér­pre­te, que co­mo com­po­si­to­ra es­tre­nó es­te con­cier­to el año pa­sa­do en Lei­pizg (Ale­ma­nia)

La pre­sen­ta­ción del vier­nes 21 a las 19 ho­ras la reúne con la men­cio­na­da Or­ques­ta de las Amé­ri­cas y su di­rec­tor Car­los Mi­guel Prie­to, con quie­nes en 2015 pu­bli­có un ál­bum con el po­pu­lar Se­gun­do con­cier­to pa­ra piano de Ser­gei Rach­ma­ni­nov, ga­na­dor del Me­jor Dis­co Clá­si­co en los Grammy La­ti­nos. “Ten­go una re­la­ción muy bo­ni­ta con la Or­ques­ta de las Amé­ri­cas y con su di­rec­tor, Car­los Mi­guel Prie­to. Los mú­si­cos son to­dos de pri­mer ni­vel y ade­más se no­ta que él es un hom­bre con sen­si­bi­li­dad, tan­to ar­tís­ti­ca co­mo po­lí­ti­ca, aten­to a lo que su­ce­de en La­ti­noa­mé­ri­ca”, di­ce Mon­te­ro, que es una de las vo­ces más crí­ti­cas del cha­vis­mo y, par­ti­cu­lar­men­te, del go­bierno de Ni­co­lás Ma­du­ro.

“La si­tua­ción de Ve­ne­zue­la es muy crí­ti­ca y yo la ven­go de­nun­cian­do des­de ha­ce mu­chos años. Hay que te­ner muy en cla­ro que an­tes de la muer­te de un jo­ven mú­si­co de las or­ques­tas ju­ve­ni­les en ma­yo, han exis­ti­do mi­les de víc­ti­mas”, en­fa­ti­za al ser con­sul­ta­da por la muer­te del vio­li­nis­ta de 17 años Ar­man­do Ca­ñi­za­res, quien re­ci­bió un dis­pa­ro en la ca­be­za el 3 de ma­yo du­ran­te una jor­na­da de ma­ni­fes­ta­cio­nes con­tra el go­bierno en Ca­ra­cas.

Ve­re­das opues­tas

Aun­que Gabriela Mon­te­ro tu­vo su pri­me­ra for­ma­ción mu­si­cal en Ve­ne­zue­la y co­no­ce de cer­ca el Sis­te­ma de Or­ques­tas Ju­ve­ni­les, tie­ne re­pa­ros: “No se pue­de se­pa­rar la edu­ca­ción mu­si­cal de la éti­ca y del res­to de los va­lo­res hu­ma­nos. No se pue­de se­pa­rar al Sis­te­ma de Or­ques­tas Ju­ve­ni­les de Ve­ne­zue­la de la reali­dad del país. Las or­ques­tas es­tán en un país don­de hay fla­gran­tes vio­la­cio­nes a los de­re­chos hu­ma­nos”.

Su pos­tu­ra la ha pues­to con cier­ta re­gu­la­ri­dad en la ve­re­da opues­ta de su cé­le­bre com­pa­trio­ta y co­le­ga Gustavo Du­da­mel, el di­rec­tor de la Or­ques­ta Sin­fó­ni­ca Si­món Bo­lí­var y de la Fi­lar­mó­ni­ca de Los An­ge­les. A pe­sar de que Du­da­mel es con­si­de­ra­do una fi­gu­ra ar­tís­ti­ca cer­ca­na al cha­vis­mo, ha­ce dos me­ses ma­ni­fes­tó pú­bli­ca­men­te su con­de­na a la muer­te del jo­ven vio­li­nis­ta en Ca­ra­cas. Pa­ra Gabriela Mon­te­ro, eso tam­po­co bas­ta. “No creo que la con­de­na es­cri­ta que hi­zo Gus­ta- vo Du­da­mel ha­ya si­do su­fi­cien­te. Yo mi­do a las per­so­nas por sus ac­cio­nes, no por sus pa­la­bras”, co­men­ta.

Sus pre­sen­ta­cio­nes sue­len es­tar acom­pa­ña­das de epi­so­dios de pro­tes­ta con­tra el go­bierno de su país y ha­ce un par de se­ma­nas, po­co an­tes de em­pe­zar un con­cier­to en Ber­lín, dos miem­bros del pú­bli­co em­pe­za­ron a can­tar el himno pa­trio ve­ne­zo­lano en pri­me­ra fi­la. Eran com­pa­trio­tas de Mon­te­ro, opo­si­to­res a Ni­co­lás Ma­du­ro y se­gún ella mis­ma ha re­la­ta­do en las re­des so­cia­les, es po­si­ble que nun­ca ha­ya to­ca­do a Tchai­kovsky con tan­ta in­ten­si­dad co­mo en aque­lla oca­sión.

Ca­si tan­to co­mo de con­tro­ver­sia (tam­bién se ha en­con­tra­do con par­ti­da­rios de Ma­du­ro que la en­ca­ran), sus pre­sen­ta­cio­nes tie­nen mu­cha im­pro­vi­sa­ción. “Usual­men­te lo ha­go, es par­te de mi for­ma de to­car, de mis ca­rac­te­rís­ti­cas. Tam­bién me gus­ta to­car mis pro­pias com­po­si­cio­nes. En el dis­co an­te­rior, tam­bién gra­ba­do vi­vo, to­qué Ex Pa­tria, una obra más po­lí­ti­ca. Aho­ra ha­ré el Con­cier­to, que de cier­ta ma­ne­ra se ins­pi­ra en to­da Amé­ri­ca”.b

FO­TO: AR­CHI­VO.

►► La pia­nis­ta Gabriela Mon­te­ro se pre­sen­ta el vier­nes 21 en Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.