De­ba­te por em­pre­sas es­tra­té­gi­cas La in­cer­ti­dum­bre que pro­vo­ca la nue­va ley la­bo­ral ha vuel­to sen­si­ble la de­ter­mi­na­ción de aque­llas em­pre­sas que ca­li­fi­can en es­ta ca­te­go­ría.

La Tercera - - Opinión -

LA RE­FOR­MA la­bo­ral que en­tró en vi­gen­cia es­te año de­jó a nues­tro país co­mo una de las le­gis­la­cio­nes más rí­gi­das en ma­te­ria de re­em­pla­zo en huel­ga en el con­cier­to de paí­ses OCDE. Un es­tu­dio re­cien­te del Ban­co Cen­tral com­pa­ró las eco­no­mías de re­fe­ren­cia con la nues­tra, y con­clu­yó que, lue­go de la re­for­ma la­bo­ral pa­sa­da, Chi­le que­da jun­to a Co­rea, Es­pa­ña, Mé­xi­co y Tur­quía co­mo los úni­cos paí­ses de la OCDE sin re­em­pla­zo –ni ex­terno, ni in­terno- en huel­ga, en con­tras­te con la ma­yo­ría que per­mi­te al­gún ti­po de re­em­pla­zo.

Los efec­tos de te­ner una de las huel­gas más es­tric­tas del mun­do desa­rro­lla­do re­cién se es­tán sin­tien­do en nues­tra eco­no­mía. Con la nue­va le­gis­la­ción la­bo­ral au­men­tan las po­si­bi­li­da­des de que un gru­po de tra­ba­ja­do­res pue­da pa­ra­li­zar to­da la em­pre­sa, lo que pue­de te­ner efec­tos am­pli­fi­ca­do­res so­bre el en­ca­de­na­mien­to pro­duc­ti­vo si la em­pre­sa se desem­pe­ña en al­gún sec­tor cla­ve. En vis­ta de lo an­te­rior se ha vuel­to muy sen­si­ble la de­ter­mi­na­ción de aque­llas em­pre­sas que cum­plen con los re­qui­si­tos pa­ra ser con­si­de­ra­das es­tra­té­gi­cas, que es la dis­po­si­ción que im­pi­de a los tra­ba­ja­do­res de una em­pre­sa ir a la huel­ga.

El nue­vo có­di­go la­bo­ral man­tu­vo la re­so­lu­ción tri­mi­nis­te­rial (de los Mi­nis­te­rios del Tra­ba­jo, Eco­no­mía y De­fen­sa) pa­ra ca­li­fi­car qué em­pre­sas pue­den ser con­si­de­ra­das es­tra­té­gi­cas, pe­ro su­mó ade­más al Po­der Ju­di­cial, ya que es­ta de­sig­na­ción pue­de ser ob­je­ta­da por el sin­di­ca­to de una em­pre­sa an­te la Cor­te de Ape­la­cio­nes.

Es­ta nue­va reali­dad ha mo­ti­va­do a que nue­vas com­pa­ñías pos­tu­len a ser ca­li­fi­ca­das co­mo es­tra­té­gi­cas, ya que de las ac­tua­les 80 em­pre­sas se po­dría pa­sar a 130, en ca­so de ser apro­ba­das to­das las so­li­ci­tu­des. Por ejem­plo, las ge­ne­ra­do­ras de ener­gía eléc­tri­ca, que es­ta­ban ex­clui­das del lis­ta­do, pre­sen­ta­ron su pos­tu­la­ción es­te año ar­gu­men­tan­do que an­te la even­tual pa­ra­li­za­ción de em­pre­sas del sec­tor se po­dría cau­sar un gra­ve da­ño a la eco­no­mía, al abas­te­ci­mien­to y a la se­gu­ri­dad na­cio­nal.

A la luz de có­mo ha evo­lu­cio­na­do la dis­cu­sión en ma­te­ria la­bo­ral en nues­tro país en el úl­ti­mo tiem­po, es di­fí­cil ga­ran­ti­zar que cri­te­rios ob­je­ti­vos pri­ma­rán a la ho­ra de res­guar­dar la pro­vi­sión de bie­nes y ser­vi­cios claves pa­ra la ciu­da­da­nía. Re­fle­jo de lo an­te­rior es la fuer­te pre­sión que ha ejer­ci­do la CUT pa­ra evi­tar que em­pre­sas que per­te­ne­cen a sec­to­res de al­ta sen­si­bi­li­dad pa­ra la po­bla­ción, co­mo sa­ni­ta­rias, de ener­gía y com­bus­ti­bles, en­tre otras, lo­gren ser ca­li­fi­ca­das co­mo es­tra­té­gi­cas.

El ca­so re­cien­te de una em­pre­sa que fue im­pe­di­da por la Ins­pec­ción del Tra­ba­jo pa­ra uti­li­zar la au­to­ma­ti­za­ción de sus la­bo­res du­ran­te la huel­ga de uno de sus sin­di­ca­tos (con­tra­vi­nien­do el prin­ci­pio es­ta­ble­ci­do en la ley que so­lo prohí­be el re­em­pla­zo de tra­ba­ja­do­res) re­ve­la que la au­to­ri­dad ad­mi­nis­tra­ti­va es­tá ri­gi­di­zan­do aún más la ya es­tric­ta le­gis­la­ción la­bo­ral que tie­ne nues­tro país. En vis­ta de lo an­te­rior, so­lo se pue­de es­pe­rar que la ten­den­cia mun­dial ha­cia la ro­bo­ti­za­ción de los pro­ce­sos sea una reali­dad an­ti­ci­pa­da en nues­tra eco­no­mía.

Es im­pres­cin­di­ble, por lo tan­to, que las nue­vas re­so­lu­cio­nes ad­mi­nis­tra­ti­vas y ju­di­cia­les evi­ten ex­tre­mar aún más la le­gis­la­ción la­bo­ral chi­le­na. En cual­quier ca­so, es ne­ce­sa­rio man­te­ner ac­ti­va la dis­cu­sión so­bre la re­gu­la­ción óp­ti­ma que de­be te­ner el mer­ca­do la­bo­ral en Chi­le, por­que a to­das lu­ces el ac­tual mar­co re­gu­la­to­rio ne­ce­si­ta de per­fec­cio­na­mien­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.