“Es­te go­bierno es­cu­chó más al PC que a sec­to­res de cen­tro mo­de­ra­do”

► El senador ade­lan­ta que vo­ta­rá en con­tra de las cau­sa­les de in­via­bi­li­dad fe­tal y em­ba­ra­zo por vio­la­ción en pro­yec­to de des­pe­na­li­za­ción del abor­to. ► Afir­ma que su par­ti­do no es­tá “dis­pues­to a se­guir ju­gan­do de vo­lan­te de con­ten­ción” y que no es po­si­ble,

La Tercera - - Política - Ni­co­lás Guz­mán Por­que nun­ca he creí­do en las te­sis uti­li­ta­ris­tas de que hay vi­das me­jo­res que otras, en fun­ción de si son sa­nas o no, yo pien­so que la vi­da tie­ne un va­lor in­trín­se­co. Di­cho eso, cuan­do hay pe­li­gro de la ma­dre y el ries­go es que se mue­ran l

No es la pri­me­ra vez que el senador DC Pa­tri­cio Wal­ker ac­túa a con­tra­mano de su coa­li­ción. En abril de 2013, el parlamentario fue el úni­co le­gis­la­dor de la cen­troiz­quier­da en vo­tar en con­tra de la acu­sa­ción cons­ti­tu­cio­nal del en­ton­ces mi­nis­tro de Edu­ca­ción, Ha­rald Be­yer. “Me di­je­ron que era el fi­nal de mi ca­rre­ra po­lí­ti­ca. Pe­ro cuan­do uno plan­tea sus pun­tos de vis­ta con cla­ri­dad y de bue­na for­ma, uno es­pe­ra que se res­pe­ten las dis­tin­tas opi­nio­nes”, se de­fien­de.

Es­ta se­ma­na, Wal­ker se ve­rá nue­va­men­te en­fren­ta­do a una co­yun­tu­ra si­mi­lar cuan­do ten­ga que de­fi­nir su vo­to en el pro­yec­to que im­pul­sa el go­bierno pa­ra des­pe­na­li­zar el abor­to en tres cau­sa­les: pe­li­gro pa­ra la vi­da de la mu­jer, in­via­bi­li­dad fe­tal y em­ba­ra­zo por vio­la­ción. Aun­que pre­ci­sa: “No voy a ha­blar de una pers­pec­ti­va con­ser­va­do­ra, yo soy pro­gre­sis­ta. He vo­ta­do a fa­vor de la ley de fi­lia­ción, la píl­do­ra del día des­pués, de la ley de di­vor­cio...”

Y res­pec­to al pro­yec­to de abor­to, ¿có­mo vo­ta­rá?

No com­par­to la idea ma­triz del pro­yec­to de ley que no so­lo des­pe­na­li­za el abor­to en de­ter­mi­na­das cir­cuns­tan­cias sino que lo le­ga­li­za. El pro­yec­to de ley establece en su men­sa­je, con­cre­ta­men­te lo di­ce, que el abor­to de­be con­si­de­rar­se en es­tas cau­sa­les co­mo una le­gí­ti­ma pres­ta­ción de sa­lud, es de­cir, co­mo una pres­ta­ción ase­gu­ra­da por las ins­ti­tu­cio­nes sa­ni­ta­rias del país. Y ha­bla de de­re­chos. Por lo tan­to, es un pro­yec­to que va más allá de la des­pe­na­li­za­ción.

¿En qué sen­ti­do?

En el sen­ti­do de que al ga­ran­ti­zar el abor­to en las cau­sa­les que con­tem­pla el pro­yec­to de ley, na­tu­ral­men­te pasa a cons­ti­tuir­se en un de­re­cho. La ten­den­cia mun­dial es que los abor­tos por cau­sa­les, en la prác­ti­ca, so­bre to­do cuan­do hay par­la­men­ta­rios que le­gí­ti­ma­men­te creen en el abor­to li­bre, se ter­mi­na por am­pliar y se establece el abor­to li­bre. Y no com­par­to, per­so­nal­men­te, es­ta­ble­cer un de­re­cho ab­so­lu­to pa­ra las mujeres, sin con­si­de­rar que se es­tá afec­tan­do la vi­da hu­ma­na de un ter­ce­ro.

¿Cree que se pa­sa­rá al abor­to li­bre si es que se aprue­ba el pro­yec­to tal co­mo es­tá?

Es­toy con­ven­ci­do, tal co­mo di­ce el Pre­si­den­te Tabaré Váz­quez, de Uru­guay, que hay con­cien­cia de que el abor­to es un mal social que hay que evi­tar.

¿Tie­ne to­ma­da en­ton­ces su de­ci­sión res­pec­to a su vo­ta­ción? ¿Qué pasa con aque­llas mujeres que pre­fie­ren, por su do­lor, ter­mi­nar con su em­ba­ra­zo?

Pri­me­ro, creo que la mu­jer na­tu­ral­men­te tie­ne to­dos los de­re­chos res­pec­to de su cuer­po. Y hay que res­pe­tár­se­lo. Pe­ro con un so­lo lí­mi­te, cuan­do exis­te la vi­da de un ter­ce­ro. Qué ser hu­mano más vul­ne­ra­ble pue­de ha­ber que al­guien que tie­ne mal­for­ma­cio­nes o que tie­ne una si- tua­ción de in­via­bi­li­dad fe­tal. No es­ta­mos ha­blan­do de al­go, es­ta­mos ha­blan­do de al­guien. Y no co­noz­co a nin­gún mé­di­co en Chi­le que, cuan­do un pa­cien­te tie­ne una en­fer­me­dad, sea con­si­de­ra­da co­mo una al­ter­na­ti­va ter­mi­nar con la vi­da del pa­cien­te.

¿Y res­pec­to de la cau­sal de vio­la­ción?

Es­te es el ca­so más difícil. Pe­ro ten­go la con­vic­ción de que si le­ga­li­za­mos el abor­to en ca­so de vio­la­ción, no va­mos a ami­no­rar el do­lor de esa mu­jer. Un mal no se pue­de arre­glar con otro mal. La vi­da hu­ma­na que es­tá en el vien­tre de la mu­jer es tan víc­ti­ma inocen­te co­mo la mu­jer vio­la­da que tam­bién fue una víc­ti­ma inocen­te. Y por eso yo voy a vo­tar en con­tra de la le­ga­li­za­ción del abor­to por vio­la­ción, de­jan­do en cla­ro que voy a apo­yar la in­di­ca­ción que pre­sen­tó el senador Zal­dí­var en el que se va a fa­cul­tar al juez pa­ra ate­nuar la pe­na a la mu­jer vio­la­da que op­tó por in­te­rrum­pir el em­ba­ra­zo, de mo­do tal pa­ra que no va­ya nun­ca a la cár­cel.

El go­bierno ha di­cho que es­te es un pro­yec­to em­ble­má­ti­co.

Es­tar en po­lí­ti­ca pa­ra ac­tuar co­mo un ro­bot que mar­ca en con­tra o a fa­vor, o mar­ca abs­ten­ción, no tie­ne sen­ti­do. Si al­guien no lo res­pe­ta, es pro­ble­ma de ellos.

¿Có­mo eva­lúa el go­bierno de la Pre­si­den­ta Ba­che­let?

La Pre­si­den­ta es una per­so­na muy bien in­ten­cio­na­da y que le due­le la de­sigual­dad. Sin em­bar­go, creo que tu­vo ase­so­res que ac­tua­ron de ma­ne­ra pre­ci­pi­ta­da e im­pro­vi­sa­da.

¿Tu­vo un mal equipo?

Sí, yo pien­so que la pri­me­ra par­te de su go­bierno, con el pri­mer co­mi­té po­lí­ti­co y las per­so­nas que par­ti­ci­pa­ron en su pro­gra­ma -de ma­ne­ra her­mé­ti­ca- hi­cie­ron un mal diag­nós­ti­co del país.

Des­de su par­ti­do al­gu­nos han se­ña­la­do que se ha­ce in­sos­te­ni­ble cons­truir nue­vos en­ten­di­mien­tos con el PC. ¿Es el fin de la Nue­va Ma­yo­ría?

Te res­pon­do a par­tir de una per­so­na que no se de­cla­ra an­ti­co­mu­nis­ta. No obs­tan­te, no soy par­ti­da­rio de for­mar coa­li­ción con ellos. El ar­gu­men­to que se dio pa­ra in­cor­po­rar al PC fue que no­so­tros per­di­mos las pri­ma­rias. Y en un ré­gi­men pre­si­den­cial, la Pre­si­den­ta tie­ne la fa­cul­tad ex­clu­si­va y ex­clu­yen­te de nom­brar a sus co­la­bo­ra­do­res y ella, na­tu­ral­men­te, in­vi­tó a for­mar par­te de es­te con­glo­me­ra­do a los co­mu­nis­tas y hu­bo un acuer­do de los par­ti­dos po­lí­ti­cos que lo ra­ti­fi­có. Sin em­bar­go, hay que re­cor­dar que ese es un acuer­do po­lí­ti­co-pro­gra­má­ti­co pa­ra apo­yar a la Pre­si­den­ta Ba­che­let y eso tie­ne fe­cha de ex­pi­ra­ción, el 11 de mar­zo de 2018. Hoy, ya no hay bi­no­mi­nal, cam­bia­ron las con­di­cio­nes, y si uno se pre­gun­ta si es ne­ce­sa­rio un pacto parlamentario con el PC… ya no es ne­ce­sa­rio. Pe­ro me ale­gro que pue­dan ex­pre­sar sus ideas hoy en el Congreso y no so­la­men­te en las ca­lles y pro­tes­tas.

“Hay con­cien­cia de que el abor­to es un mal social que hay que evi­tar”.

“Ten­go con­vic­ción de que si le­ga­li­za­mos el abor­to en ca­so de vio­la­ción, no va­mos a ami­no­rar el do­lor de esa mu­jer”.

¿Fue un error pac­tar con el PC?

Yo nun­ca fui par­ti­da­rio de ser par­te de un mis­mo con­glo­me­ra­do con el Par­ti­do Co­mu­nis­ta. Y bueno, es­te go­bierno es­cu­chó más al Par­ti­do Co­mu­nis­ta que a los sec­to­res de cen­tro mo­de­ra­do co­mo la DC y eso no nos de­ja con­ten­tos. Por­que siempre he­mos te­ni­do que es­tar ata­jan­do go­les con un bull­ying per­ma­nen­te de los co­mu­nis­tas.

“Es­tar en po­lí­ti­ca pa­ra ac­tuar co­mo ro­bot no tie­ne sen­ti­do. Si al­guien no lo res­pe­ta, es pro­ble­ma de ellos”.

En el pa­sa­do hu­bo acer­ca­mien­tos en­tre la DC y RN. ¿En es­te cua­dro tan re­vuel­to y el de­ba­te por el cen­tro, po­dría re­to­mar­se esa alian­za?

Cuan­do yo era pre­si­den­te de la co­mi­sión de Cons­ti­tu­ción, tu­vi­mos con­ver­sa­cio­nes con di­ri­gen­tes de RN pa­ra sus­ti­tuir el sis­te­ma bi­no­mi­nal por un sis­te­ma pro­por­cio­nal. Tu­vi­mos in­nu­me­ra­bles reunio­nes y lle­ga­mos a un acuer­do que, por pe­que­ñe­ces, se fa­rreó. Y aun­que te­ne­mos un do­mi­ci­lio co­no­ci­do que es la cen­troiz­quier­da, eso no im­pi­de lle­gar a acuer­do con otros. Y si el día de ma­ña­na te­ne­mos acuer­do pro­gra­má­ti­co con Re­no­va­ción Na­cio­nal, por qué no.

En lo pre­si­den­cial, di­ri­gen­tes DC han pe­di­do re­vi­sar la can­di­da­tu­ra de Ca­ro­li­na Goic en la pró­xi­ma jun­ta na­cio­nal.

En la jun­ta to­do se pue­de de­ba­tir, pe­ro es­tá con­vo­ca­da pa­ra ra­ti­fi­car los can­di­da­tos al Par­la­men­to y a los con­se­je­ros re­gio­na­les. Se­ría im­pre­sen­ta­ble que la DC re­vir­tie­ra la de­ci­sión de no­mi­nar a Ca­ro­li­na Goic co­mo can­di­da­ta pre­si­den­cial.

¿Qué opi­na de Ale­jan­dro Gui­llier?

No com­par­to par­te de las pro­pues­tas que ha plan­tea­do en su pro­gra­ma, co­mo ha­cer un bo­rrón y cuen-

“Si el día de ma­ña­na te­ne­mos un acuer­do pro­gra­má­ti­co con RN, por qué no”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.