Hu­ma­la y su es­po­sa son re­clui­dos en cár­ce­les de Li­ma y alis­tan ape­la­ción

► El ex Pre­si­den­te fue tras­la­da­do ayer a la prisión de Bar­ba­di­llo de la Di­roes, la mis­ma don­de cum­ple con­de­na Al­ber­to Fu­ji­mo­ri. ► El abo­ga­do de Hu­ma­la di­jo ayer, tras co­no­cer el fa­llo so­bre prisión pre­ven­ti­va, que ape­la­rán y que es­te trá­mi­te po­dría tar­dar

La Tercera - - Mundo - Cris­ti­na Ci­fuen­tes

El ex Pre­si­den­te pe­ruano Ollan­ta Hu­ma­la (2011-2016) y su es­po­sa, Na­di­ne He­re­dia, pa­sa­ron ayer su pri­me­ra noche en prisión lue­go de en­tre­gar­se a la Jus­ti­cia. La ex pa­re­ja pre­si­den­cial de­be cum­plir 18 me­ses de prisión pre­ven­ti­va tras ser acu­sa­da de la­va­do de ac­ti­vos por re­ci­bir fon­dos de la em­pre­sa bra­si­le­ña Ode­brecht pa­ra su cam­pa­ña elec­to­ral de 2011.

La pa­re­ja, pa­dres de tres hi­jos de 15, 13 y 10 años, dur­mió en el ca­la­bo­zo del Pa­la­cio de Jus­ti­cia y ayer en la tar­de fue­ron en­via­dos a sus res­pec­ti­vos cen­tros pe­ni­ten­cia­rios en Li­ma. En el ca­so de Hu­ma­la, en su ca­li­dad de ex Pre­si­den­te, le co­rres­pon­dió ir a la prisión de Bar­ba­di­llo de la Dirección de ope­ra­cio­nes es­pe­cia­les (Di­roes). Se­gún la pren­sa lle­gó has­ta ese lu­gar en un he­li­cóp­te­ro a las 15.10, de buen áni­mo, al pun­to que son­rió. En una suer­te de iro­nía, Hu­ma­la com­par­ti­rá prisión con el ex man­da­ta­rio Al­ber­to Fu­ji­mo­ri, con­tra quien se re­be­ló in­fruc­tuo­sa­men­te en 2000 cuan­do era mi­li­tar. Fu­ji­mo­ri cum­ple una con­de­na de 25 años crí­me­nes de le­sa hu­ma­ni­dad.

Por su par­te, Na­di­ne fue en­via­da al pe­nal de mujeres San­ta Mó­ni­ca en Cho­rri­llos. Se­gún in­for­ma­cio­nes del diario La Re­pú­bli­ca, las hi­jas Illary (15), Nay­ra (13) se en­cuen­tran en Chica­go con una pri­ma y Sa­mín (10) se que­da­rá con su abue­la ma­ter­na, Antonia He­re­dia, en Li­ma.

“Es­tán aními­ca­men­te bien, for­ta­le­ci­dos por la de­ci­sión de so­me­ter­se a la au­to­ri­dad del juez. ¿Cuán­tos po­lí­ti­cos en el Pe­rú son ca­pa­ces de eso?”, des­ta­có el abo­ga­do de la pa­re­ja, Wil­fre­do Pe­dra­za.

Pa­ra los ana­lis­tas, la or­den de prisión pre­ven­ti­va ma­ni­fies­ta un pa­no­ra­ma os­cu­ro de la po­lí­ti­ca pe­rua­na y del des­pres­ti­gio en el que se en­cuen­tra, de­bi­do a que cua­tro de los úl­ti­mos cin­co pre­si­den­tes en 25 años es­tán sal­pi­ca­dos por es­cán­da­los de co­rrup­ción. Es­to por­que ade­más de Hu­ma­la y Fu­ji­mo­ri (1990-2000), los ex pre­si­den­tes Ale­jan­dro To­le­do (2001-2006) y Alan Gar­cía (1985-1990/2006-2011) se en­cuen­tran in­ves­ti­ga­dos por co­rrup­ción.

El Pre­si­den­te Pe­dro Pa­blo Kuczyns­ki gra­fi­có esa sen­sa­ción al pon­de­rar los es­fuer­zos de la Jus­ti­cia por aca­bar con la co­rrup­ción, en un país que ha que­da­do im­pac­ta­do por el pa­so del gi­gan­te bra­si­le­ño Ode­brecht en la ma­yo­ría de ca­sos in­ves­ti­ga­dos. “La ima­gen del Pe­rú (en lu­cha an­ti­co­rrup­ción) es bue­na, es un país que ha to­ma­do me­di­das drás­ti­cas, con un gran cos­to eco­nó­mi­co sin du­da, pe­ro que es­tán sur­tien­do efec­tos”, di­jo el man­da­ta­rio.

Fu­tu­ra ape­la­ción

He­re­dia hu­bie­ran co­me­ti­do los de­li­tos de la­va­do de ac­ti­vos y aso­cia­ción ilí­ci­ta pa­ra de­lin­quir, pe­ro se­gún di­cen nu­me­ro­sos abo­ga­dos, no jus­ti­fi­có de­bi­da­men­te la exis­ten­cia de un ries­go de fu­ga que, sin em­bar­go, dio por he­cho. Es por eso que mu­chos ana­lis­tas es­ti­man que una ape­la­ción po­dría ser exi­to­sa, lo que a su vez de­bi­li­ta­ría la posición del fis­cal y for­ta­le­ce­ría a Hu­ma­la en su pos­tu­ra de pre­sen­tar­se co­mo un per­se­gui­do po­lí­ti­co.

“Eso lla­mó la atención, por­que si al­go se ha­bía po­di­do per­ci­bir en los úl­ti­mos me­ses es que Hu­ma­la y su es­po­sa es­ta­ban cum­plien­do to­das las dis­po­si­cio­nes de la Fis­ca­lía y no pa­re­cie­ra ser que las cir­cuns­tan­cias acre­di­ta­ran una me­di­da tan in­ten­sa y ex­tre­ma”, di­jo a la agen­cia Efe Carlos Ri­ve­ra, di­rec­tor del Ins­ti­tu­to de De­fen­sa Le­gal (IDL).

En con­ver­sa­ción con el diario El Co­mer­cio, el abo­ga­do Cé­sar Aza­ba­che se­ña­ló que la re­so­lu­ción del juez Car­huan­cho tie­ne un ma­yor pe­so en las prue­bas so­bre la po­si­ble co­mi­sión del delito de la­va­do de ac­ti­vos que en las evi­den­cias del pe­li­gro pro­ce­sal (por obs­truc­ción a la jus­ti­cia o pe­li­gro de fu­ga).b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.