Me­ne­ses ago­ta la pa­cien­cia de Mo­sa

► En Blan­co y Ne­gro res­pon­sa­bi­li­zan al eje­cu­ti­vo de que el pa­se de Jor­ge Val­di­via no lle­ga­ra a tiempo. ► Un di­rec­tor di­ce que pe­di­rá la re­nun­cia del ge­ren­te de­por­ti­vo en la pró­xi­ma reunión del di­rec­to­rio. ► El ex técnico sos­tu­vo ayer que na­die del club le

La Tercera - - Deportes - Cris­tian Ba­rre­ra M.

COLO COLO

LA SE­RE­NA “Ya lle­gó ya... Yo creo que pue­do ju­gar, si el tráns­fer es­tá... ¡¿Lle­gó?!”, gri­ta de im­pro­vi­so un re­la­ja­do Jor­ge Val­di­via en la zo­na mix­ta del es­ta­dio Mo­nu­men­tal, lue­go de re­de­bu­tar con la ca­mi­se­ta de Colo Colo, tras 11 años de au­sen­cia.

La pre­gun­ta del Ma­go va di­ri­gi­da a Aní­bal Mo­sa, pre­si­den­te de Blan­co y Ne­gro, quien, a po­cos me­tros de la es­ce­na y al­go sor­pren­di­do con la es­pon­ta­nei­dad del ju­ga­dor, le le­van­ta el pul­gar en se­ñal afir­ma­ti­va.

Tras el gesto del ti­mo­nel y las car­ca­ja­das de los pre­sen­tes, el ex se­lec­cio­na­do retoma su pun­to de pren­sa con una gran son­ri­sa. “Lle­gó, sí, ya lle­gó... Me avi­sa­ron en la tar­de que es­tá lis­to. Pa­sé to­dos los con­tac­tos que eran ne­ce­sa­rios pa­ra que acá con­si­guie­ran el tráns­fer, así que es­tá to­do lis­to”, con­clu­ye.

Sin em­bar­go, es­ta si­tua­ción de­jó de ser mo­ti­vo de ri­sas en Pe­dre­ros y se trans­for­mó en un ca­so de ex­tre­ma gra­ve­dad, ya que re­sul­ta que el Cer­ti­fi­ca­do de Trans­fe­ren­cia In­ter­na­cio­nal (CTI) de Val­di­via en reali­dad nun­ca lle­gó a Ma­cul.

Pa­ra col­mo, re­cién es­ta­ría ma­ña­na en las ofi­ci­nas de la so­cie­dad anó­ni­ma, por lo que el gran re­fuer­zo del Ca­ci­que no po­drá ju­gar es­ta tar­de an­te La Se­re­na, por la Co­pa Chi­le, jus­to cuan­do más lo ne­ce­si­ta­ban pa­ra re­ver­tir el 4-1 de la ida.

To­do es­te en­re­do tie­ne in­dig­na­dos a Mo­sa, Val­di­via y al técnico Pa­blo Gue­de con Os­car Me­ne­ses, di­rec­tor de­por­ti­vo de la con­ce­sio­na­ria, el prin­ci­pal res­pon­sa­ble, por car­go, de que la do­cu­men­ta­ción de los fut­bo­lis­tas es­té a tiempo y en re­gla.

Por lo mis­mo, el en­tuer­to le cos­ta­rá el pues­to, por­que pa­ra el di­rec­to­rio de ByN se tra­ta de una ne­gli­gen­cia gra­ve por par­te del eje­cu­ti­vo. “Ci­té a la co­mi­sión de fút­bol pa­ra ana­li­zar los he­chos y ver si de­ci­di­mos su des­ti­tu­ción. Es una si­tua­ción muy gra­ve”, dis­pa­ró Mo­sa en Qui­lín, en me­dio de los fes­te­jos de la Sub 19 al­ba que se ti­tu­ló cam­péon y de al­gu­nas pi­fias de los pre­sen­tes.

Sus pa­la­bras re­fle­jan el sen­tir de la ad­mi­nis­tra­do­ra. “Es­ta­mos to­dos muy enoja­dos con lo su­ce­di­do. Me­ne­ses nos min­tió a to­dos y na­die sa­be por qué. Di­jo que es­ta­ba to­do lis­to y nun­ca fue así”, agre­gan en la me­sa.

Así, lo que em­pe­zó ca­si co­mo una hu­mo­ra­da ter­mi­na­rá de la peor for­ma pa­ra el ex técnico de Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca y Uni­ver­si­dad de Con­cep­ción. “El di­rec­to­rio le pe­di­rá la re­nun­cia en la pró­xi­ma reunión, cu­ya fe­cha exac­ta no es­tá de­fi­ni­da”, agre­gan en la cú­pu­la de la com­pa­ñía so­bre la ci­ta que se desa­rro­lla­rá a fin de mes.

Lo acon­te­ci­do con el tráns­fer del Ma­go ago­tó la po­ca pa­cien­cia que le que­da­ba al ti­mo­nel de la so­cie­dad anó­ni­ma con Me­ne­ses.

Lue­go de un año en el car­go, el di­rec­to­rio sos­tie­ne que la ges­tión del eje­cu­ti­vo ha es­ta­do le­jos de las ex­pec­ta­ti­vas. “Lle­gó con la gran mi­sión de ren­ta­bi­li­zar al plan­tel, ya que se jac­ta­ba de que en Au­dax Ita­liano ven­día a un ju­ga­dor por año. Sin em­bar­go, acá no ha po­di­do ce­rrar ni un so­lo tras­pa­so”, apun­tan en el club.

Lío apar­te y no por eso me­nos im­por­tan­te es su nu­la re­la­ción con Gue­de. En­tre am­bos no hay afi­ni­dad y prác­ti­ca­men­te ni se ha­blan. Es más, la pre­tem­po­ra­da en La Se­re­na sir­vió pa­ra pro­fun­di­zar el quie­bre exis­ten­te en­tre am­bos. Al en­tre­na­dor no le gus­tó pa­ra na­da que se fue­ra de va­ca­cio­nes a Puer­to Va­llar­ta en plena pre­tem­po­ra­da del equipo en la Cuar­ta Re­gión. Di­cho es­ce­na­rio ya se ha­bía da­do a fi­nes de 2016, cuan­do Me­ne­ses se fue a Río de Ja­nei­ro a pa­sar el Año Nue­vo en me­dio de las tra­ta­ti­vas del club por re­te­ner a Mar­tín Ro­drí­guez, ten­ta­do por Cruz Azul.

Y aho­ra, la au­sen­cia de Val­di­via le ca­yó muy mal a Gue­de, a quien, pre­ci­sa­men­te, Mo­sa quie­re evi­tar­le mo­ti­vos pa­ra que pien­se en re­nun­ciar, pues ya lo in­ten­tó en La Se­re­na, tras la go­lea­da.

Aho­ra bien, en ByN es­pe­ran que el ex má­na­ger de Au­dax Ita­liano de­je su car­go, en el cual le que­da un año. Des­pe­dir­lo no es ne­go­cio, ya que ha­bría que pa­gar­le cer­ca de $ 144 millones, pues tie­ne con­tra­to fi­jo. En ese ca­so, in­ten­ta­rían lle­gar a un acuer­do in­dem­ni­za­to­rio.

Pe­se a to­do, Me­ne­ses se de­sen­tien­de. “No me ha­go car­go de tras­cen­di­dos. A mí na­die del club me ha di­cho na­da”, ase­gu­ró ayer, en el Mo­nu­men­tal, re­cin­to del que es­tá ca­da vez más le­jos.b

FO­TO: AGENCIAUNO

►► Me­ne­ses con­ver­sa con Gue­de en An­to­fa­gas­ta, en los ini­cios del pro­ce­so del ar­gen­tino.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.