Anun­cio de cie­rre del pe­nal Pun­ta Peu­co

Si ade­más de con­cre­tar es­ta me­di­da se avan­za en be­ne­fi­cios hu­ma­ni­ta­rios, se­ría un pa­so re­le­van­te en ma­te­ria de re­con­ci­lia­ción.

La Tercera - - Opinión -

LA PRE­SI­DEN­TA de la Re­pú­bli­ca sor­pren­dió al plan­tear en una en­tre­vis­ta te­le­vi­si­va que cum­pli­rá su pro­me­sa de ce­rrar el pe­nal Pun­ta Peu­co, re­cin­to don­de ac­tual­men­te cum­plen con­de­na aque­llos uni­for­ma­dos con­de­na­dos por crí­me­nes co­me­ti­dos du­ran­te los años del ré­gi­men mi­li­tar. Asi­mis­mo, la Man­da­ta­ria fue más allá y tam­bién se mos­tró abier­ta a la po­si­bi­li­dad de otor­gar al­gún ti­po de be­ne­fi­cio hu­ma­ni­ta­rio a es­tos re­clu­sos en ca­sos ca­li­fi­ca­dos, con­di­cio­nán­do­lo an­te to­do a que pri­me­ro mues­tren arre­pen­ti­mien­to y ha­yan “con­tri­bui­do a la ver­dad”.

Aun cuan­do es­tos anun­cios no son par­te for­mal de su pro­gra­ma de go­bierno, la Pre­si­den­ta ha­bía alu­di­do du­ran­te su cam­pa­ña a la ne­ce­si­dad de ce­rrar es­te re­cin­to. Pos­te­rior­men­te tras­cen­dió que en 2015 ha­bía re­fren­da­do es­te com­pro­mi­so an­te Car­men Glo­ria Quin­ta­na -du­ran­te una vi­si­ta que es­ta úl­ti­ma hi­zo a la Man­da­ta­ria en el pa­la­cio de La Mo­ne­da-, sin pro­por­cio­nar­se de­ta­lles res­pec­to de la fe­cha en que ello po­dría con­cre­tar­se ni el des­tino que ten­drían los re­clu­sos. El go­bierno ha con­fir­ma­do que el cie­rre del pe­nal se eva­lúa des­de ha­ce un tiem­po, pe­ro los por­me­no­res del pro­ce­so si­guen aún sin de­fi­nir.

El anun­cio pre­si­den­cial ha si­do re­ci­bi­do con cier­ta cau­te­la por la ma­yor par­te de las fuer­zas po­lí­ti­cas -in­clui­da la pro­pia Nue­va Ma­yo­ría-, pro­ba­ble­men­te a la es­pe­ra de que exis­ta una co­mu­ni­ca­ción for­mal por par­te del go­bierno. Con to­do, no ca­be du­da de que el cie­rre de es­te pe­nal re­abri­rá un in­ten­so de­ba­te en la so­cie­dad res­pec­to a la for­ma en que se han abor­da­do las vio­la­cio­nes a los de­re­chos hu­ma­nos en nues­tra his­to­ria re­cien­te, y de qué ma­ne­ra es po­si­ble avan­zar ha­cia una fa­se en que el pa­sa­do no si­ga sien­do un fac­tor de di­vi­sión, ha­bi­da cuen­ta de que han trans­cu­rri­do ca­si tres dé­ca­das des­de que con­clu­yó el ré­gi­men mi­li­tar.

Pues­to que el pe­nal de Pun­ta Peu­co for­ma par­te de los acuer­dos de la tran­si­ción -su cons­truc­ción, au­to­ri­za­da por me­dio de un de­cre­to pre­si­den­cial, si­gue sien­do con­tro­ver­sial has­ta el día de hoy-, plan­tear su tér­mino re­sul­ta un pa­so au­daz, pro­ba­ble­men­te ma­yor al que im­pli­có el cie­rre del Pe­nal Cor­di­lle­ra -de­ci­sión que adop­tó el ex­pre­si­den­te Se­bas­tián Pi­ñe­ra-, por cuan­to de­ja­rían de exis­tir cár­ce­les es­pe­cia­les tan­to pa­ra los uni­for­ma­dos ya con­de­na­dos co­mo pa­ra los va­rios que pre­vi­si­ble­men­te lo se­rán en el fu­tu­ro pró­xi­mo por cau­sas de DD.HH.

Si es­ta me­di­da so­lo se li­mi­ta­ra a ce­rrar es­ta cár­cel y así cum­plir con una pro­me­sa-, que­da­rá ape­nas co­mo una me­di­da pu­ra­men­te sim­bó­li­ca, des­pro­vis­ta de ma­yor sig­ni­fi­can­cia. Si en cam­bio ello va apa­re­ja­do con otras me­di­das, co­mo la po­si­bi­li­dad de eva­luar in­dul­tos en ca­sos ca­li­fi­ca­dos -co­mo pa­re­ce ha­ber in­si­nua­do la pro­pia Pre­si­den­ta- ello abri­ría un nue­vo es­ce­na­rio, por­que de esa for­ma se avan­za­ría ha­cia un es­ta­dio de ma­yor nor­ma­li­dad ins­ti­tu­cio­nal, cohe­ren­te con una de­mo­cra­cia ro­bus­ta. Tal con­di­ción de nor­ma­li­dad su­po­ne que no se­ría ne­ce­sa­rio con­tar con cár­ce­les es­pe­cia­les, co­mo tam­bién que quie­nes han si­do con­de­na­dos por vio­lar los de­re­chos hu­ma­nos en su con­di­ción de agen­tes del Es­ta­do, no sean des­pro­vis­tos -tal co­mo su­ce­de hoy- de un de­re­cho ele­men­tal co­mo ac­ce­der a be­ne­fi­cios car­ce­la­rios por ra­zo­nes es­tric­ta­men­te hu­ma­ni­ta­rias. Si el cie­rre de Pun­ta Peu­co im­pli­ca avan­zar ha­cia es­ta nor­ma­li­za­ción, se­ría un po­si­ti­vo avan­ce en ma­te­ria de re­con­ci­lia­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.