De­ten­cio­nes ciu­da­da­nas

La Tercera - - Correo - Fe­li­pe De Mussy H.

Se­ñor di­rec­tor:

Los re­sul­ta­dos en­tre­ga­dos por el Cen­tro de Es­tu­dios de Con­flic­tos y Cohe­sión So­cial, que re­ve­lan que el 76% de los chi­le­nos jus­ti­fi­ca las de­ten­cio­nes ciu­da­da­nas y las gol­pi­zas a de­lin­cuen­tes, son un sín­to­ma que no pue­de de­jar­nos in­di­fe­ren­tes. Si bien re­fle­jan la im­po­ten­cia y frus­tra­ción de la gen­te fren­te a la de­lin­cuen­cia y la res­pues­ta de la jus­ti­cia pe­nal, en nin­gún ca­so se jus­ti­fi­ca ini­ciar o par­ti­ci­par de es­ta mo­da­li­dad.

Hay con­se­cuen­cias gra­ves aso­cia­das a es­te ti­po de de­ten­cio­nes. Un de­te­ni­do pue­de su­frir cas­ti­gos des­pro­por­cio­na­dos res­pec­to al de­li­to co­me­ti­do; la víc­ti­ma pue­de pa­sar a con­ver­tir­se en vic­ti­ma­rio, in­clu­so con una res­pon­sa­bi­li­dad pe­nal ma­yor a la del de­te­ni­do. Por lo de­más, de­bi­do en par­te a la exal­ta­ción co­lec­ti­va, hay ries­gos de equi­vo­car­se de in­frac­tor asig­nan­do un ilí­ci­to a quien no lo ha co­me­ti­do, re­ca­yen­do así la de­ten­ción y la ra­bia de los ciu­da­da­nos en al­guien inocen­te.

El im­pac­to que tie­nen las de­ten­cio­nes en los ciu­da­da­nos es sig­ni­fi­ca­ti­vo, y si con­si­de­ra­mos que Chi­le no tie­ne una de­lin­cuen­cia desata­da pe­ro sí una al­ta con­cen­tra­ción de de­li­tos con­tra la pro­pie­dad en

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.