Si­guien­do la hue­lla de Du­co

► El oro de Ro­me­ro se su­ma al de la lan­za­do­ra de ba­la, quien ha­ce nue­ve años se col­gó la pre­sea do­ra­da en el Mun­dial Ju­ve­nil de Po­lo­nia.

La Tercera - - Deportes - Ma­tías Alar­cón

La his­to­ria del atle­tis­mo chi­leno ne­ce­si­ta­ba un lo­gro co­mo el de Clau­dio Ro­me­ro pa­ra te­ner más vi­tri­na y, tam­bién, po­der en­cum­brar un nom­bre de re­fres­co en lo más al­to. Con 18 años, el crio­llo ya mar­có un an­tes y un des­pués en el de­ve­nir del de­por­te.

En los úl­ti­mos años, Na­ta­lia Du­co en los Jue­gos Olím­pi­cos de Lon­dres 2012 y Ka­ren Ga­llar­do en Río 2016, ha­bían si­do las prin­ci­pa­les es­tre­llas del atle­tis­mo. Sin em­bar­go, en mun­dia­les ju­ve­ni­les, don­de bri­lló el de­por­tis­ta de la Ca­tó­li­ca, son po­cas las ve­ces que se es­cu­cha el himno chi­leno en el úl­ti­mo día de com­pe­ten­cia. Pa­ra ser más exac­tos, só­lo una vez. Ha­ce nue­ve años.

Pu­do ser an­tes in­clu­so. Ha­ce 31 años ca­si se rom­pió la mal­di­ción. Fue en ju­lio de 1986, cuan­do en el Es­ta­dio Olím­pi­co de Ate­nas (Gre­cia), la can­ción nacional es­tu­vo a pun­to de ser en­to­na­da en una ce­re­mo­nia mun­dial ju­nior de atle­tis­mo. El fon­dis­ta Ma­nuel Bal­ma­ce­da ob­tu­vo la me­da­lla de pla­ta en los 800 me­tros. Só­lo fue su­pe­ra­do por

Da­vid Shar­pe.

De ahí en más, no apa­re­cie­ron nue­vas mar­cas, ni po­si­cio­nes de avan­za­da en ca­te­go­rías ju­ve­ni­les. Tu­vo que lle­gar Na­ta­lia Du­co pa­ra que Chi­le nue­va­men­te es­tu­vie­se en la pa­les­tra de la eli­te ju­ve­nil. En 2008, y muy le­jos de es­tas la­ti­tu­des, con el lan­za­mien­to de la ba­la ba­jo el bra­zo, par­ti­ci­pa­ba en el Mun­dial Ju­ve­nil de Po­lo­nia. Y lo ha­cía de la me­jor ma­ne­ra, ad­ju­di­cán­do­se la pri­me­ra me­da­lla de oro pa­ra Chi­le en la his­to­ria de los Cam­peo­na­tos Mun­dia­les de Atle­tis­mo, con un re­gis­tro de 17,23 me­tros.

Has­ta ahí se ha­bia es­cri­to la his­to­ria en tor­neos ju­ve­ni­les has­ta la fe­no­me­nal irrup­ción de Ro­me­ro en Nai­ro­bi. En adul­to, la co­sa no era me­jor. Só­lo un de­por­tis­ta a ese ni­vel ro­zó la glo­ria. Ha­ce 22 años, Se­bas­tián Kei­tel en los 200 me­tros se col­gó por pri­me­ra vez una me­da­lla en la ca­te­go­ría adul­to. Fue en el Mun­dial de Atle­tis­mo en Pis­ta Cu­bier­ta de Bar­ce­lo­na, don­de al­can­zó el ter­cer lu­gar, que­dan­do por de­trás de Greir Moen y Troy Dou­glas.

An­tes de con­quis­tar la pre­sea

el bri­tá­ni­co de bron­ce, tu­vo que pa­sar obs­tácu­los pro­pios del de­por­tis­ta chi­leno. El re­cuer­do en la voz del ve­lo­cis­ta: “Fue es­pec­ta­cu­lar. Es la co­sa más lin­da que me pa­só. Me man­da­ron el día an­tes de la com­pe­ten­cia. Tú sa­bes có­mo se ha­cen las co­sas en Chi­le. Lle­gué des­pués de 18 ho­ras de vue­lo y tres es­ca­las. In­clu­so, se me que­da­ron las za­pa­ti­llas en San­tia­go. Tu­ve que pe­dir­le pres­ta­das a un ami­go que cal­za­ba cua­tro nú­me­ros más. Las re­lle­né con al­go­dón. Y si te fi­jas, cuan­do cru­zo la me­ta, me cai­go”, cuen­ta, en­tre ri­sas, su anéc­do­ta de Bar­ce­lo­na 1995.

Ya en tono más se­rio, Kei­tel ana­li­za la ha­za­ña de Ro­me­ro en Ke­nia. “Es una tre­men­da noticia, de ver­dad lo fe­li­ci­to. El Es­ta­do se tie­ne que dar cuen­ta de que tie­ne que po­ner la in­ver­sión en las prue­bas de lan­za­mien­to y sal­to. Du­co ya lo de­mos­tró y aho­ra es­te ca­bro. Son prue­bas “más fá­ci­les”, por­que no te to­pas con la ra­za ne­gra de la que en ve­lo­ci­dad es­ta­mos a años luz. En­ton­ces, hay que po­ten­ciar es­te ti­po de prue­bas”, con­clu­ye.b

FOTO: ARCHIVO

►► Du­co du­ran­te el Mun­dial Ju­ve­nil de Po­lo­nia en 2008.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.