Ma­cron re­ci­be a Ne­tan­yahu y re­fuer­za su rol di­plo­má­ti­co

► El Pre­si­den­te fran­cés ma­ni­fes­tó al pre­mier is­rae­lí que res­pal­da la “so­lu­ción de dos es­ta­dos” en el con­flic­to is­rae­lí-pa­les­tino.

La Tercera - - Mundo - Cris­ti­na Ci­fuen­tes

Es la nue­va es­tre­lla de la po­lí­ti­ca in­ter­na­cio­nal. El Pre­si­den­te fran­cés, Em­ma­nuel Ma­cron, con­ti­núa con su cam­pa­ña di­plo­má­ti­ca y ayer re­ci­bió en el Pa­la­cio Elí­seo al pri­mer mi­nis­tro is­rae­lí, Ben­ja­min Ne­tan­yahu.

El man­da­ta­rio in­vi­tó a Pa­rís al pri­mer mi­nis­tro is­rae­lí pa­ra que par­ti­ci­pa­ra en el 75 aniver­sa­rio de la re­da­da del Ve­ló­dro­mo de In­vierno en Pa­rís en ju­lio de 1942, en la que po­li­cías fran­ce­ses de­tu­vie­ron a 13.152 ju­díos (de ellos más de 4.000 ni­ños), los que en su ma­yo­ría aca­ba­ron de­por­ta­dos y ase­si­na­dos en Ausch­witz. En ese ac­to, el pre­si­den­te fran­cés, en la lí­nea de sus tres pre­de­ce­so­res en el Elí­seo (Fra­nçois Ho­llan­de, Ni­co­las Sar­kozy y Jac­ques Chi­rac), reite­ró la ple­na res­pon­sa­bi­li­dad de Fran­cia en esas re­da­das.

Du­ran­te el en­cuen­tro, Ma­cron le pi­dió a Ne­tan­yahu que se re­to­men las ne­go­cia­cio­nes de paz en Me­dio Orien­te, con la vis­ta pues­ta en dos Es­ta­dos “con fron­te­ras se­gu­ras y re­co­no­ci­das”.

Tam­bién reite­ró que Fran­cia man­tie­ne un “apo­yo in­de­fec­ti­ble” a la se­gu­ri­dad de Is­rael, pe­ro no se pri­vó de cri­ti­car su po­lí­ti­ca de co­lo­ni­za­ción. Con un len­gua­je di­plo­má­ti­co, se­ña­ló que se de­be “ga­ran­ti­zar que no se cues­tio­nan las con­di­cio­nes pa­ra la ne­go­cia­ción y la paz en la prác­ti­ca y que to­dos res­pe­tan el de­re­cho in­ter­na­cio­nal”, y aña­dió que se re­fe­ría a “la con­ti­nua­ción de las cons­truc­cio­nes en las co­lo­nias”.

Pa­ra los ana­lis­tas el en­cuen­tro de ayer se tra­tó de otra ju­ga­da de Ma­cron pa­ra to­mar el li­de­raz­go an­te el va­cío que ha de­ja­do Was­hing­ton. De he­cho, la vi­si­ta de Ne­tan­yahu es la se­gun­da de un lí­der que re­ci­be Ma­cron en me­nos de una se­ma­na. El vier­nes, en me­dio de las ce­le­bra­cio­nes por la To­ma de la Bas­ti­lla, es­tu­vo con el Pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos, Do­nald Trump.

El editor de po­lí­ti­ca del dia­rio Le Fi­ga­ro, Gi­llau­me Ta­bard, es­cri­bió que el man­da­ta­rio fran­cés no es­ca­ti­mó en aten­der a sus in­vi­ta­dos. “In­vi­tó a los je­fes de Es­ta­do y de go­bierno de los paí­ses de­mo­crá­ti­cos más con­tro­ver­ti­dos y de­mos­tró en am­bos ca­sos su po­der de per­sua­sión y se­duc­ción”, se­ña­ló.

Pa­ra el dia­rio The Guar­dian, el go­ber­nan­te fran­cés es­tá emer­gien­do co­mo “un gran opor­tu­nis­ta”. Es­to, por­que ha des­cu­bier­to que pue­de crear­se una alian­za con Trump de­bi­do al ais­la­mien­to que es­tá te­nien­do EE.UU. en la co­mu­ni­dad eu­ro­pea. Tam­bién, por el es­pa­cio que de­ja­rá la sa­li­da de Reino Uni­do de la Unión Eu­ro­pea.

Yann Bas­set, po­li­tó­lo­go fran­cés de la Uni­ver­si­dad del Rosario di­jo al dia­rio El Colombiano que si bien el dis­cur­so de Ma­cron no im­pli­ca que bus­que real­men­te ha­cer un con­tra­pe­so fren­te a Trump, “en com­pa­ra­ción con Ni­co­lás Sar­kozy y Fran­co­is Ho­llan­de, es cla­ro que bus­ca una Fran­cia más ac­ti­va en el ám­bi­to in­ter­na­cio­nal”.b

FO­TO: EFE

►► Marcelo Ode­brecht du­ran­te su de­ten­ción, el 19 de ju­nio de 2015.

FO­TO: EFE

►► El Pre­si­den­te fran­cés, Ma­cron y el pre­mier is­rae­lí, Ne­tan­yahu, se sa­lu­dan ayer en El Elí­seo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.