Co­lo Co­lo se sa­ca un gran pro­ble­ma

► Los al­bos ven­den el 40% de Esteban Pa­vez en US$ 480 mil a A. Pa­ra­naen­se. ► A ByN le ur­gía ob­te­ner re­cur­sos y des­ha­cer­se del po­lé­mi­co ju­ga­dor.

La Tercera - - Deportes - C. Ba­rre­ra / Ch. Gon­zá­lez

Esteban Pa­vez son­ríe. Por fin, des­pués de un se­mes­tre que co­men­zó de la peor ma­ne­ra pa­ra el aho­ra ex po­lé­mi­co vo­lan­te de Co­lo Co­lo. Cla­ro, por­que el me­dio­cam­pis­ta ce­rró su tras­pa­so al Atlé­ti­co Pa­ra­naen­se, uno de los clu­bes bra­si­le­ños que se en­cuen­tra dispu­tan­do la Copa Li­ber­ta­do­res.

La ope­ra­ción se con­cre­tó ayer en ho­ras de la tar­de, en una reunión en­tre los agen­tes del fut­bo­lis­ta y Aní­bal Mo­sa, pre­si­den­te de Blan­co y Ne­gro. Si bien la cláu­su­la de sa­li­da es­ti­pu­la­ba un va­lor de US$ 2 mi­llo­nes, los al­bos ter­mi­na­ron acep­tan­do una ci­fra mu­cho me­nor, con tal de con­se­guir re­cur­sos rá­pi­dos (los que ur­gían bas­tan­te) y des­ha­cer­se de un ele­men­to pro­ble­má­ti­co. Tam­bién tu­vo que ver la pa­la­bra del for­ma­do en Pe­dre­ros, que pre­fi­rió ir a Bra­sil y no a Me­dio Orien­te, ofer­ta que se reac­ti­vó el sá­ba­do.

De he­cho, la trans­fe­ren­cia im­pli­ca el pa­go de US$ 480 mil por el 40% del pa­se, muy por de­ba­jo de lo que es­ta­ba ta­sa­do Pa­vez. La so­cie­dad anó­ni­ma man­ten­drá el 60% de la car­ta. Si los bra­si­le­ños que­dan sa­tis­fe­chos con el ren­di­mien­to de su nue­vo re­fuer­zo, tie­nen una op­ción de com­pra de US$ 700 mil, la que se pue­de ha­cer efec­ti­va al año de con­tra­to.

El ju­ga­dor de 27 años, que via­ja hoy a Cu­ri­ti­ba, ter­mi­na así una eta­pa en el Ca­ci­que mar­ca­da por al­tos y ba­jos, en las que se trans­for­mó en un ti­tu­lar in­dis­cu­ti­ble, pe­ro don­de tam­bién fue pro­ta­go­nis­ta de epi­so­dios ne­gros y ten­sos pa­ra el con­jun­to de Ma­cul.

Sin ir más le­jos, el 22 de ju­nio pa­sa­do fue de­te­ni­do con­du­cien­do ebrio en Ñu­ñoa, in­ci­den­te en el que cho­có a un ta­xi y a un semáforo. Es más, su es­ca­pe tu­vo que ser fre­na­do a ba­la­zos por ca­ra­bi­ne­ros.

“Quie­ro pe­dir dis­cul­pas a mi fa­mi­lia, a la ins­ti­tu­ción y com­pa­ñe­ros. Es­toy des­trui­do. Quie­ro pe­dir­le dis­cul­pas al cuer­po téc­ni­co, a los hin­chas, a mi fa­mi­lia; man­ché a la ins­ti­tu­ción. Ten­go mu­cha pe­na. Es­pe­ro dar vuel­ta la pá­gi­na. Quie­ro dar las gra­cias a los ca­ra­bi­ne­ros de la co­mi­sa­ría que se por­ta­ron muy bien con­mi­go”, de­cla­ró ese día en el es­ta­dio Mo­nu­men­tal, mis­ma jor­na­da en la que el club pre­sen­ta­ba a Jorge Val­di­via, su con­tra­ta­ción es­tre­lla.

El su­ce­so in­dig­nó al téc­ni­co Pa­blo Gue­de, quien le co­mu­ni­có que su cas­ti­go se­ría no ju­gar los pri­me­ros par­ti­dos de la tem­po­ra­da. El vo­lan­te no es­tu­vo en los amis­to­so de pretemporada, pe­ro sí ac­tuó an­te La Se­re­na, por la Copa Chi­le. ByN le hi­zo ver a Gue­de que pa­ra ven­der­lo era ne­ce­sa­rio mos­trar al ju­ga­dor y ha­cer ol­vi­dar sus po­lé­mi­cas. Sin em­bar­go, igual­men­te el DT lo ha­bía de­ja­do fue­ra de la con­vo­ca­to­ria pa­ra la re­van­cha an­te los pa­pa­ye­ros, que se ju­ga­ba el sá­ba­do, pe­ro que fue sus­pen­di­da por la ne­va­zón.

Pa­vez tam­bién es re­cor­da­do por sus líos an­te Uni­ver­si­dad Ca­tó­li­ca. En 2015, es­cu­pió a Mar­co Me­del en San Car­los de Apo­quin­do, ac­ción por la que fue ex­pul­sa­do y san­cio­na­do con seis fe­chas. Un año des­pués, el con­ten­ción es­tu­vo en el cen­tro de la po­lé­mi­ca por de­cir­le “ase­sino” a Die­go Buo­na­not­te. Di­cha ac­ción fue cri­ti­ca­da has­ta por Esteban Pa­re­des, ca­pi­tán albo, quien le pi­dió dis­cul­pas al equi­po cru­za­do a nom­bre del plan­tel de Co­lo Co­lo.

To­dos es­tos líos te­nían la pa­cien­cia col­ma­da en Ma­cul, don­de pre­fi­rie­ron re­sig­nar di­ne­ro con tal de li­brar­se del vo­lan­te, quien in­clu­so de­cla­ró en los úl­ti­mos días que só­lo te­nía en men­te ir a Bra­sil y que ya era tiem­po de par­tir, me­tién­do­le pre­sión a su club.

Pa­re­des se de­ja que­rer

Otro que tam­bién lan­za de­seos de de­jar Co­lo Co­lo es Pa­re­des, aun­que su sa­li­da es ex­tre­ma­da­men­te di­fí­cil, por no de­cir im­po­si­ble. Re­sul­ta que en Pe­ña­rol es­tán em­pe­ci­na­dos en en­con­trar un nue­vo de­lan­te­ro. Si an­tes ofre­cie­ron US$ 300 mil por Oc­ta­vio Ri­ve­ro, ofer­ta que fue re­cha­za­do de plano por los al­bos, aho­ra pu­sie­ron sus ojos en el his­tó­ri­co go­lea­dor albo.“Me se­du­ce mu­chí­si­mo la op­ción de ir a Pe­ña­rol”, di­jo Pa­re­des a VTV de Uru­guay.

En ByN no se asus­tan y se­ña­lan que to­do es una es­tra­te­gia del ca­pi­tán pa­ra apu­rar su re­no­va­ción de con­tra­to. El de­lan­te­ro quie­re dos años, mien­tras que el club pre­fie­re ex­ten­der­le por una tem­po­ra­da más. “Co­mo sea, lle­ga­re­mos a un acuer­do y Esteban no se mo­ve­rá de acá”, sen­ten­cian. ●

FO­TO: PHOTOSPORT

►► Esteban Pa­vez ce­le­bra du­ran­te la fi­nal de la Copa Chi­le 2016 que Co­lo Co­lo le ga­nó a Ever­ton.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.