Un clá­si­co de Pa­re­des

► Co­mo siem­pre que ne­go­cia una re­no­va­ción, el arie­te jue­ga a la po­si­ble fu­ga.

La Tercera - - Deportes - Gon­za­lo Contreras

“Si me re­ti­ro, lo ha­ré acá en Co­lo Co­lo, to­da­vía fal­ta mu­cho. Si me pue­do re­ti­rar el otro año, lo ha­ré a lo gran­de. Le voy a qui­tar el pues­to a don Ós­car Me­ne­ses (ri­sas)”. Así ce­le­bra­ba Es­te­ban Pa­re­des la re­no­va­ción por un año más en Co­lo Co­lo, el pa­sa­do 27 de oc­tu­bre de 2016.

De esa ma­ne­ra se po­nía tér­mino a una se­rie de es­pe­cu­la­cio­nes que, has­ta ese mi­nu­to, ale­ja­ban al go­lea­dor de la que él de­fi­ne co­mo “su ca­sa”.

Des­de esa de­cla­ra­ción de in­ten­cio­nes han pa­sa­do nue­ve me­ses y la his­to­ria de Pa­re­des en Co­lo Co­lo se tor­na nue­va­men­te al­go di­fu­sa.

El es­ce­na­rio cam­bió. De he­cho, ya no es­tá Ós­car Me­ne­ses en el club, tam­po­co la op­ción del re­ti­ro con la ca­mi­se­ta del Ca­ci­que es­te 2017.

A días de cum­plir 37 años, el ca­pi­tán de los al­bos no pien­sa en de­jar la ac­ti­vi­dad y, tal co­mo ha ocu­rri­do en años an- te­rio­res ca­da vez que se acer­ca el fi­nal de su con­tra­to, se ai­rea opor­tu­na­men­te des­de el en­torno del ju­ga­dor (in­clu­so el mis­mo fut­bo­lis­ta) el in­te­rés de equi­pos ex­tran­je­ros por con­tar con sus ser­vi­cios.

En 2015 fue el pro­pio ti­mo­nel quien de­bió tran­qui­li­zar a los hin­chas al­bos con­fir­man­do la con­ti­nui­dad del as­tro.“Te­nía­mos un te­ma pen­dien­te con Es­te­ban y lo lle­va­mos a un con­tra­to. Te­ne­mos a nues­tro go­lea­dor has­ta di­ciem­bre de 2016. Era un te­ma que es­tá­ba­mos tra­mi­tan­do des­de ayer. Es­tá muy fe­liz, muy con­ten­to y vuel­ve el 2 de ju­nio de sus va­ca­cio­nes pa­ra po­ner­se a la or­den de de Jo­sé Luis Sie­rra”, di­jo el di­ri­gen­te en ma­yo de ese año.

Aho­ra es el co­rea­do in­te­rés de Pe­ña­rol de Uru­guay el que una vez más de­ja al pre­si­den­te de Blan­co y Ne­gro con po­co mar­gen de ac­ción, don­de una nue­va re­no­va­ción de Pa­re­des pa­re­ce ser la úni­ca sa­li­da. ¿Una de­ci­sión di­fe­ren­te? “Se­ría de­ma­sia­do im­po­pu­lar y por aho­ra nos obli­ga, al me­nos a sen­tar­nos a con­ver­sar con Es­te­ban”, ad­mi­ten en la con­ce­sio­na­ria.

El in­te­rés de Pe­ña­rol le sir­ve a Pa­re­des co­mo ar­ma de ne­go­cia­ción (quie­re dos años más de con­tra­to, por uno que le ofre­ce Co­lo Co­lo), pe­ro el con­se­je­ro y can­di­da­to a la pre­si­den­cia del elen­co Man­ya, Mar­ce­lo Are­co, no le ayu­dó de­ma­sia­do con sus de­cla­ra­cio­nes a ra­dio Du­na: “En los tiem­pos de pa­ses, a Pe­ña­rol arri­ban una se­rie de nom­bres y el de Pa­re­des es uno de ellos. Den­tro de los nom­bres ofre­ci­dos, lla­mó la aten­ción, in­te­re­sa al téc­ni­co y se es­tán vien­do las po­si­bi­li­da­des. Hay otros nom­bres que com­pi­ten con él”.

El mis­mo di­ri­gen­te fue más allá y es­ta­ble­ció dos pun­tos im­por­tan­tes: “La edad de Pa­re­des (36) es uno de los fac­to­res a con­si­de­rar. Aho­ra, cuan­do se ana­li­za el año del ju­ga­dor, no pa­re­ce ser un obs­tácu­lo, pe­ro es un de­ta­lle a te­ner en cuen­ta”. En cuan­to a los al­tos in­gre­sos que per­ci­be al mes el go­lea­dor, Are­co fue en­fá­ti­co: “Ésos no son los sa­la­rios que se pa­gan en Uru­guay”.b

FO­TO: PHOTOSPORT

►► Es­te­ban Pa­re­des se lle­va la pe­lo­ta.

►► Así lu­cía ayer San Car­los de Apo­quin­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.