Tra­ba­jo: le­sio­nes le­ves ge­ne­ran en pro­me­dio 17 días de li­cen­cia

► Caí­das y gol­pes pro­vo­can el 40% de los ac­ci­den­tes la­bo­ra­les en el país. ► Al año se pier­den 860 mil días de tra­ba­jo por re­po­so en es­tos ca­sos.

La Tercera - - Sociedad - Cris­ti­na Es­pi­no­za Ar­tu­ro Ca­res Luis Sa­la­man­ca En por­cen­ta­je Ca­be­za Miem­bros su­pe­rio­res Miem­bros in­fe­rio­res Es­pal­da To­do el cuer­po* Tor­so (tó­rax, ab­do­men, pel­vis) Cue­llo** Otras par­tes del cuer­po le­sio­na­das

Los smartp­ho­nes son protagonistas en va­rios de los ac­ci­den­tes le­ves que hoy se tie­nen en el tra­ba­jo. Ca­mi­nar con ellos dis­trae de la ru­ta, lo que pue­de ter­mi­nar en un gol­pe o caí­da por des­cui­do.

Es­te ti­po de ac­ci­den­tes, de ca­rác­ter le­ve, de acuer­do a las es­ta­dís­ti­cas de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Se­gu­ri­dad (ACHS), co­rres­pon­den al 40% de los que se pro­du­cen en el tra­ba­jo a ni­vel nacional y aun­que no son gra­ves, re­quie­ren en pro­me­dio 17 días de li­cen­cia mé­di­ca.

Son es­guin­ces, gol­pes en la ca­be­za o la es­pal­da que afec­tan en for­ma trans­ver­sal a to­das las em­pre­sas, in­de­pen­dien­te de lo arries­ga­do que se con­si­de­re su ru­bro. De he­cho, la ma­yo­ría de los gol­pes y caí­das se da en el sec­tor del re­tail (25,05% y 26,83%, res­pec­ti­va­men­te).

Ar­tu­ro Ca­res, ge­ren­te de Pre­ven­ción de la ACHS, in­di­ca que, nor­mal­men­te hay ocho si­tua­cio­nes en que se ge­ne­ran es­te ti­po de ac­ci­den­tes, en­tre ellas es­tar dis­traí­do al tra­ba­jar o des­pla­zar­se, po­ner las ma­nos cer­ca de equi­pos en mo­vi­mien­to, no uti­li­zar el pa­sa­ma­nos de la es­ca­le­ra,

“Son ac­cio­nes que ha­ce­mos sin pen­sar mu­cho en que po­de­mos ac­ci­den­tar­nos”.

ACHS

“Ge­ne­ral­men­te se de­be a un des­cui­do o fal­ta de man­ten­ción en el lu­gar”.

la au­sen­cia de or­den y aseo, que ge­ne­ra obs­tácu­los, e im­pro­vi­sar su­per­fi­cies de tra­ba­jo, co­mo uti­li­zar una si­lla con rue­das pa­ra al­can­zar al­go en al­tu­ra. “En ge­ne­ral son ac­ci­den­tes bas­tan­te co­mu­nes, sim­ples de ob­ser­var, ac­cio­nes que nor­mal­men­te ha­ce­mos sin pen­sar mu­cho en que po­de­mos ac­ci­den­tar­nos”, di­ce.

Al­ta fre­cuen­cia

Luis Sa­la­man­ca, aca­dé­mi­co de In­ge­nie­ría en Se­gu­ri­dad y Pre­ven­ción de Ries­gos de la U. An­drés Be­llo, se­ña­la que son ac­ci­den­tes de al­ta fre­cuen­cia, a di­fe­ren­cia de los más se­ve­ros. “Ha­bla­mos de caí­das den­tro del lu­gar, le­sio­nes me­no­res. Ge­ne­ral­men­te, se de­be a un te­ma de des­cui­do o fal­ta de man­ten­ción en el lu­gar, lo que es fá­cil­men­te so­lu­cio­na­ble”, se­ña­la.

“Nos te­ne­mos que desafiar. Es una opor­tu­ni­dad. Son cau­sas fá­cil­men­te con­tro­la­bles o eli­mi­na­bles, in­clu­so”, agre­ga.

Las zo­nas más le­sio­na­das son los miem­bros su­pe­rio­res e in­fe­rio­res (bra­zos y pier­nas), tan­to en gol­pes co­mo caí­das, se­gui­do por los gol­pes en la ca­be­za, que re­pre­sen­tan el 29,4% de to­das las le­sio­nes

(ver in­fo­gra­fía).

A pe­sar de que son le­ves, los gol­pes y caí­das pro­vo­can un to­tal de 860 mil días per­di­dos al año (la su­ma de to­dos los días de li­cen­cia de to­das las em­pre­sas), lo que im­pac­ta en la pro­duc­ti­vi­dad de las com­pa­ñías y en las fa­mi­lias, di­cen en la ACHS, que lan­zó una cam­pa­ña con la que van a sus em­pre­sas afi­lia­das a ca­pa­ci­tar (ver recuadro).

Mu­je­res y jó­ve­nes

En 2016, el to­tal de ac­ci­den­tes la­bo­ra­les en el país su­mó 189.885 ca­sos, se­gún la ACHS, de los que el 76% tu­vo co­mo re­sul­ta­do al me­nos un día de re­po­so.

En­tre los ac­ci­den­tes por caí­das, el 56% fue pro­ta­go­ni­za­do por mu­je­res, y el ran­go en que se pro­du­je­ron con más fre­cuen­cia fue en­tre los 46 y los 55 años. En los hom­bres los que más se caen tie­nen en­tre 26 y 35 años.

“En las mu­je­res se no­ta un in­cre­men­to es­pe­cial, fun­da­men­tal­men­te aso­cia­do a un cier­to gru­po que rea­li­za ta­reas aso­cia­das con ser­vi­cios, co­mo ac­ti­vi­da­des de aseo in­dus­trial, con al­to ni­vel de ex­po­si­ción por pi­sos con hu­me­dad”, di­ce Ca­res.

En los hom­bres más jó­ve­nes, los gol­pes es­tán aso­cia­dos a ta­reas don­de tie­nen que tras­la­dar ob­je­tos. “Mu­chas ve­ces por un te­ma de ha­cer más tra­ba­jo en me­nos tiem­po, se lle­van ob­je­tos que im­pi­den que ob­ser­ven ha­cia ade­lan­te, por lo tan­to tro­pie­zan y caen”, ase­gu­ra el es­pe­cia­lis­ta de la ACHS.

Sa­la­man­ca agre­ga que en las mu­je­res los ac­ci­den­tes fre­cuen­tes sue­len es­tar aso­cia­dos al uso de za­pa­tos, ge­ne­ral­men­te in­có­mo­dos pa­ra pa­re­cer bien pre­sen­ta­ble por un con­cep­to cul­tu­ral. “Eso también es cam­bia­ble o me­jo­ra­ble, mo­di­fi­can­do la po­lí­ti­ca de las em­pre­sas”, di­ce.

So­bre los más jó­ve­nes, se­ña­la que los ac­ci­den­tes se de­ben a que tien­den a ser más arries­ga­dos. “Tie­ne una ac­ti­tud de su­pe­rio­ri­dad, se ofre­cen pa­ra su­bir más al­to, sin pro­tec­ción ni ca­pa­ci­ta­ción”, di­ce. Pe­ro eso cam­bia con los años, cuan­do ya son pa­dres, ase­gu­ra.b

Cam­pa­ña de pre­ven­ción de ac­ci­den­tes

Te­nien­do en cuen­ta las es­ta­dís­ti­cas, la ACHS lan­zó la cam­pa­ña “Es­to no pa­sa” (www.es­to­no­pa­sa.cl), en la que tie­nen un pre­dic­tor de ac­ci­den­tes, se­gún el ru­bro, edad y se­xo del tra­ba­ja­dor. También es­tán ca­pa­ci­tan­do y en­tre­gan­do in­for­ma­ción a las em­pre­sas afi­lia­das pa­ra evi­tar los ries­gos.

Ta­sa de epi­so­dios en el país

De acuer­do a da­tos de la Su­pe­rin­ten­den­cia de Se­gu­ri­dad So­cial (Su­se­so), du­ran­te el año 2016, en el país ocu­rrie­ron un to­tal de 176.716 ac­ci­den­tes del tra­ba­jo en las mu­tua­li­da­des. La ci­fra se tra­du­ce en una ta­sa de 3,6 ac­ci­den­tes por ca­da 100 tra­ba­ja­do­res.

U. An­drés Be­llo.

SIN PEN­SAR

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.