Ofi­cia­lis­mo bus­ca ex­pul­sar a po­de­ro­so ex mi­nis­tro kirch­ne­ris­ta del Con­gre­so

► El ca­so con­tra Ju­lio de Vi­do es­tá sien­do ana­li­za­do por una co­mi­sión de la Cá­ma­ra de Dipu­tados. ► El fun­cio­na­rio es­tá pro­ce­sa­do por irre­gu­la­ri­da­des en la asig­na­ción de sub­si­dios de com­bus­ti­ble.

La Tercera - - Mundo - Pe­dro Sch­war­ze

Fue uno de los hom­bres más po­de­ro­sos de los 12 años de go­bier­nos kirch­ne­ris­tas (2003-2015) y mien­tras otros ex fun­cio­na­rios K en­fren­ta­ban jui­cios, in­clui­da la ex Pre­si­den­ta Cris­ti­na Fer­nán­dez, Ju­lio de Vi­do evi­ta­ba los pro­ce­sa­mien­tos. Sin em­bar­go, re­cién es­te mes un juez lo acu­só por irre­gu­la­ri­da­des en su ges­tión como mi­nis­tro de Pla­ni­fi­ca­ción y aho­ra los par­la­men­ta­rios ofi­cia­lis­tas quie­ren ex­pul­sar­lo del Con­gre­so, don­de ocu­pa un es­ca­ño como dipu­tado des­de di­ciem­bre de 2015.

Con ese ob­je­ti­vo la Co­mi­sión de Asun­tos Cons­ti­tu­cio­na­les de la Cá­ma­ra Ba­ja co­men­zó ayer a tra­mi­tar un pro­yec­to pa­ra sa­car a De Vi­do del Par­la­men­to, con el fin de que se que­de sin fue­ro y pue­dan avan­zar los pro­ce­sos en su con­tra. Se tra­ta de una ini­cia­ti­va de la dipu­tada Eli­sa Ca­rrió y que cuen­ta con el apo­yo de la coa­li­ción ofi­cia­lis­ta Cam­bie­mos.

Pa­ra apro­bar la pro­pues­ta y que sea en­via­da al pleno de la Cá­ma­ra, se ne­ce­si­ta el vo­to po­si­ti­vo de los 14 dipu­tados ofi­cia­lis­tas que in­te­gran la co­mi­sión y al me­nos otros seis apo­yos más con tal de su­pe­rar la ma­yo­ría ne­ce­sa­ria. Pa­ra eso Cam­bie­mos lo­gró el res­pal­do del blo­que del pe­ro­nis­ta di­si­den­te, Ser­gio Mas­sa, que tie­ne cin­co dipu­tados en la co­mi­sión, al que po­dría su­mar ade­más el vo­to de Mar­ga­ri­ta Stol­bi­zer (cen­troiz­quier­da), que for­jó una alian­za con Mas­sa pa­ra las elec­cio­nes de oc­tu­bre.

Si bien no in­te­gra la Co­mi­sión de Asun­tos Cons­ti­tu­cio­na­les, Ca­rrió ex­pli­có las ra­zo­nes por las que re­dac­tó el pro­yec­to y acu­só a De Vi­do de ha­ber si­do pro­ta­go­nis­ta de un “es­cán­da­lo mo­ral” por su res­pon­sa­bi­li­dad en el cho­que de un tren en Bue­nos Ai­res que de­jó 51 muer­tos en 2012, un ac­ci­den­te por el que pue­de ter­mi­nar sen­ta­do en el ban­qui­llo.

De Vi­do fue pro­ce­sa­do re­cien­te­men­te ade­más en una cau­sa en la que se in­ves­ti­gan su­pues­tas irre­gu­la­ri­da­des en la asig­na­ción de sub­si­dios pa­ra com­bus­ti­bles a lí­neas pú­bli­cas de bu­ses. La se­ma­na pa­sa­da De Vi­do su­mó otra cau­sa en su con­tra cuan­do fue acu­sa­do por un fis­cal del des­vío de US$ 1.530 mi­llo­nes des­de la mi­ne­ra car­bo­ní­fe­ra es­ta­tal de Río Tur­bio

El ex mi­nis­tro y ac­tual dipu­tado por el kirch­ne­ris­ta Fren-

Un au­tén­ti­co fun­cio­na­rio kirch­ne­ris­ta

Aun­que na­ció en Bue­nos Ai­res, en 1949, ciu­dad don­de es­tu­dió ar­qui­tec­tu­ra, Ju­lio de Vi­do es­tá aso­cia­do a los Kirch­ner des­de la dé­ca­da de los 80. Co­no­ció a Nés­tor Kirch­ner en 1982 y co­men­zó a tra­ba­jar en sus Eje­cu­ti­vos a par­tir de 1987. Pri­me­ro cuan­do Kirch­ner se es­tre­nó como al­cal­de de Río Ga­lle­gos, lue­go cuan­do fue ele­gi­do go­ber­na­dor de San­ta Cruz y des­de 2003 cuan­do asu­mió la Pre­si­den­cia de Ar­gen­ti­na.

te de la Vic­to­ria, no acu­dió a la reunión par­la­men­ta­ria de ayer pe­ro pre­sen­tó un es­cri­to en el que acu­só al ofi­cia­lis­mo de lle­var a ca­bo una “per­se­cu­ción sis­te­má­ti­ca, in­jus­ta, me­ticu­losa y or­ga­ni­za­da” con­tra él, al tiem­po que cues­tio­nó la cons­ti­tu­cio­na­li­dad de la ini­cia­ti­va. “Mien­tras me apun­tan, vio­lan­do la Cons­ti­tu­ción, mu­chos de mis pa­res de­jan atrás to­dos los prin­ci­pios que di­je­ron de­fen­der en las men­ti­ro­sas cam­pa­ñas elec­to­ra­les de 2015”, des­ta­có De Vi­do.

“Mien­tras de­cla­man so­bre el gran nú­me­ro de de­nun­cias que di­cen que exis­ten en mi con­tra, ve­mos día a día có­mo los dis­tin­tos mi­nis­tros y se­cre­ta­rios de Es­ta­do del ac­tual go­bierno (de Mau­ri­cio Macri) su­man en po­co tiem­po más de­nun­cias pe­na­les que las que pu­die­ron ar­mar­me a mí por mis 12 años de ges­tión”, ex­pre­só.

El dipu­tado ofi­cia­lis­ta Pa­blo To­ne­lli, presidente de la co­mi­sión de Asun­tos Cons­ti­tu­cio­na­les, di­jo la­men­tar “que el dipu­tado De Vi­do, a quien ha­bía­mos ci­ta­do pa­ra la reunión de hoy (ayer), no ha­ya ve­ni­do a de­fen­der­se en per­so­na y ha­ya op­ta­do por pre­sen­tar un es­cri­to”. De cual­quier for­ma el par­la­men­ta­rio, mi­li­tan­te del ma­cris­ta PRO, di­jo que De Vi­do se­rá nue­va­men­te ci­ta­do pa­ra la reunión del mar­tes 25 “pa­ra que, si lo desea y le pa­re­ce bien, asis­ta al fi­nal de la reunión de la co­mi­sión y ejer­za su de­re­cho a de­fen­der­se”.

En ca­so de que al­can­ce un dic­ta­men po­si­ti­vo de la co­mi­sión el pró­xi­mo mar­tes, el pro­yec­to po­dría ser de­ba­ti­do en el pleno de la Cá­ma­ra Ba­ja el miér­co­les. En esa ins­tan­cia, el ofi­cia­lis­mo ne­ce­si­ta­rá de dos ter­cios de los vo­tos pa­ra apro­bar la ini­cia­ti­va y lo­grar la ex­pul­sión de De Vi­do.b

FO­TO: AFP

►► De Vi­do jun­to a Cris­ti­na Fer­nán­dez du­ran­te la inau­gu­ra­ción del Cen­tro Cul­tu­ral Kirch­ner, en 2015.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.