“La prio­ri­dad de la UE so­bre los re­fu­gia­dos es sal­var vidas”

Re­pre­sen­tan­te Es­pe­cial de la Unión Eu­ro­pea pa­ra Asun­tos de DDHH: ► El fun­cio­na­rio di­jo que los mi­gran­tes son un asun­to “glo­bal” y no so­lo de Eu­ro­pa. ► El re­pre­sen­tan­te di­jo que el blo­que as­pi­ra a una so­lu­ción po­lí­ti­ca de la cri­sis en Ve­ne­zue­la.

La Tercera - - Mundo - Cons­tan­za Cruz D.

El re­pre­sen­tan­te es­pe­cial de la Unión Eu­ro­pea (UE) pa­ra Asun­tos de De­re­chos Hu­ma­nos, Sta­vros Lam­bri­ni­dis, vi­si­tó Chi­le es­ta se­ma­na en el mar­co de una ini­cia­ti­va del blo­que pa­ra iden­ti­fi­car y di­fun­dir ejem­plos de pro­mo­ción de de­re­chos hu­ma­nos. Por primera vez en el país, el ex can­ci­ller de Gre­cia se reunió con la Pre­si­den­ta Mi­che­lle Ba­che­let pa­ra con­sul­tar con el “go­bierno y la so­cie­dad ci­vil la po­si­bi­li­dad de tra­ba­jar jun­tos en crear una coa­li­ción in­ter­na­cio­nal de paí­ses que tie­nen una de­mo­cra­cia só­li­da, fuer­te, es­ta­bi­li­dad, li­ber­ta­des y én­fa­sis en cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co”, di­jo a Lam­bri­ni­dis re­cal­có que aún exis­ten mu­chos de­sa­fíos. “Nadie es per­fec­to en de­re­chos hu­ma­nos. Eu­ro­pa no es per­fec­ta y Chi­le tam­po­co”, des­ta­có.

La Ter­ce­ra. ¿Có­mo ob­ser­va la si­tua­ción de los de­re­chos hu­ma­nos en Chi­le? ¿Có­mo ve el con­flic­to ma­pu­che?

Con­ver­sé con el go­bierno y tra­té de en­ten­der el pro­ce­so de con­sul­ta que exis­te. Nos lla­mó la aten­ción las fuer­tes de­cla­ra­cio­nes de la Pre­si­den­ta cuan­do ofre­ció dis­cul­pas por las in­jus­ti­cias. Como en mu­chos paí­ses del mun­do, es­te es un te­ma muy sen­si­ble que tie­ne raí­ces his­tó­ri­cas pro­fun­das y que re­quie­re con­sul­tas y dis­cu­sio­nes. Cuan­do eso exis­ta, siem­pre hay es­pe­ran­za.

¿Qué me­di­das pue­de im­ple­men­tar la UE en la cri­sis de Ve­ne­zue­la?

La UE no es po­li­cía del mun­do. So­mos par­te de una co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, una re­gión im­por­tan­te del mun­do, al igual que mu­chos. Dis­tin­tas re­gio­nes en­fren­tan dis­tin­tos pro­ble­mas, es­ta­mos com­pro­me­ti­dos a cum­plir con el de­re­cho in­ter­na­cio­nal. He vis­to la gran pre­sen­cia de la OEA y hay una cul­tu­ra de de­re­chos hu­ma­nos muy im­pre­sio­nan­te. Los de­sa­fíos son gran­des y la OEA tie­ne un rol lí­der en abor­dar es­te pro­ble­ma en Ve­ne­zue­la. No­so­tros apo­ya­mos el pro­ce­so, he­mos es­ti­mu­la­do re­pe­ti­da­men­te el fin a la vio­len­cia y una so­lu­ción po­lí­ti­ca y es­ta­mos muy pre­sen­tes pa­ra ase­gu­rar que eso su­ce­da. No ha ha­bi­do éxi­to has­ta aho­ra, pe­ro no nos da­mos por ven­ci­dos.

El 2015 fue el año de los re­fu­gia­dos en Eu­ro­pa. ¿Cuál es la si­tua­ción ac­tual?

No es­ta­mos tra­tan­do de de­te­ner la lle­ga­da de re­fu­gia­dos, si no de que to­dos los de­re­chos de la le­gis­la­ción in­ter­na­cio­nal sean cum­pli­dos. Pa­ra eso es im­por­tan­te abor­dar la cau­sa de raíz. A me­nu­do hay gue­rras muy vio­len­tas y con­di­cio­nes eco­nó­mi­cas te­rri­bles que lle­van a la gen­te a huir. Hay vio­la­cio­nes fuer­tes a los de­re­chos hu­ma­nos. La po­lí­ti­ca de la UE es, pri­me­ro, po­ner el én­fa­sis en sal­var vidas. Lo se­gun­do es tra­tar de ase­gu­rar que aque­llos que tie­nen de­re­cho a pro­tec­ción como re­fu­gia­dos lo re­ci­ban en Eu­ro­pa. Es de­cir, que sea res­pe­ta­do el de­re­cho in­ter­na­cio­nal que prohí­be la de­vo­lu­ción de per­so­nas a si­tua­cio­nes pe­li­gro­sas. Tam­bién he­mos tra­ta­do de lu­char con­tra las re­des de tra­ta de per­so­nas, más lu­cra­ti­vas que el nar­co­trá­fi­co.

¿Se han to­ma­do me­di­das en los paí­ses del nor­te de Afri­ca?

Con mu­chos paí­ses de Afri­ca te­ne­mos acuer­dos es­pe­cia­les pa­ra cen­trar­nos en desa­rro­llo eco­nó­mi­co, cons­truc­ción de paz, re­con­ci­lia­ción y de­re­chos hu­ma­nos pa­ra que esas ra­zo­nes que son las que echan a la gen­te de­jen de exis­tir. Se ha­bla de una cri­sis de re­fu­gia­dos en Eu­ro­pa, pe­ro la cri­sis no es­tá ahí, ya que no hay mi­llo­nes de de per­so­nas que quie­ren es­ca­par de Eu­ro­pa de­bi­do a que sien­ten que sus de­re­chos es­tán sien­do vio­la­dos. La cri­sis es­tá don­de la gen­te es­tá hu­yen­do y que bus­can lle­gar a Eu­ro­pa, re­co­no­cien­do el con­ti­nen­te como un pa­raí­so en de­re­chos hu­ma­nos. Pe­ro no de­be­ría ser so­lo Eu­ro­pa. De­be­rían ser mu­chos otros paí­ses en el mun­do. Es­te no es un pro­ble­ma de Eu­ro­pa, es un pro­ble­ma glo­bal.

¿Cuán com­pli­ca­do es el es­ce­na­rio pa­ra la UE con el Bre­xit?

Los bri­tá­ni­cos to­ma­ron una de­ci­sión to­tal­men­te res­pe­ta­da. Eu­ro­pa es­tá sa­lien­do for­ta­le­ci­da de es­te pro­ce­so, por el he­cho de que hay un es­pí­ri­tu y una dis­cu­sión de la iden­ti­dad de la co­mu­ni­dad eu­ro­pea en­tre sus miem­bros. Un año atrás mu­chos de­cían que era el fin de la UE y que es­to iba a pro­vo­car una ca­tás­tro­fe. Mi creen­cia es que se va a ver una UE for­ta­le­ci­da.b

►► Lam­bri­ni­dis du­ran­te la en­tre­vis­ta, el mar­tes.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.