“Hay po­lí­ti­cas pú­bli­cas mu­cho más im­por­tan­tes que és­ta”

Ex mi­nis­tro de Sa­lud 2003-2006 ► Pe­dro Gar­cía, mi­nis­tro de Sa­lud de Ri­car­do La­gos, se mos­tró con­tra­rio al abor­to. ► Con­si­de­ra que es un te­ma in­elu­di­ble de de­ba­tir, pe­ro sin ma­yor im­pac­to sa­ni­ta­rio.

La Tercera - - Temas De Hoy - Lo­re­na Lei­va

Pe­dro Gar­cía fue mi­nis­tro de Sa­lud du­ran­te el man­da­to de Ri­car­do La­gos, es mi­li­tan­te de la De­mo­cra­cia Cris­tia­na y ac­tual­men­te can­di­da­to a dipu­tado por el Dis­tri­to 10. Pa­ra él, des­pe­na­li­zar el abor­to en tres cau­sa­les “le ha qui­ta­do fuer­za a otras ma­te­rias que hay que dis­cu­tir y que afec­tan a más per­so­nas”, di­jo. Asi­mis­mo, con­si­de­ra que el abor­to es “al­go ma­lo, no desea­do, una desgracia y lo que uno no de­bie­ra bus­car”.

¿Qué le pa­re­ce lo ocu­rri­do ayer en el Con­gre­so?

Es­ta­mos ha­blan­do de un te­ma com­ple­jo que me­re­ce to­do el aná­li­sis y la dis­cu­sión y du­ran­te el trá­mi­te le­gis­la­ti­vo es­tán abier­tas to­das las po­si­bi­li­da­des. Los par­la­men­ta­rios es­tán en dis­po­si­ción de ejer­cer las herramientas que la ley les per­mi­te. Lo ocu­rri­do en la Cá­ma­ra es­tá den­tro del mar­co le­gal de si­tua­cio­nes que se pue­den dar. Asi­mis­mo, los par­la­men­ta­rios de un la­do y otro tie­nen de­re­cho a re­cu­rrir al TC.

¿Res­pec­to de la re­le­van­cia que tie­ne el pro­yec­to en sa­lud pú­bli­ca y an­te un po­si­ble re­tra­so en su tra­mi­ta­ción ¿qué opi­na?

Creo que po­drían ha­ber otras po­lí­ti­cas pú­bli­cas mu­cho más im­por­tan­tes pa­ra dar­le más aten­ción que és­ta, co­mo te­mas de ges­tión en sa­lud, co­mo me­jo­rar la ac­ti­vi­dad clí­ni­ca, re­sol­ver el te­ma de las isa­pres, per­fec­cio­nar y re­sol­ver ma­te­rias pendientes que afec­tan y be­ne­fi­cian a mu­cha más gen­te que es­ta otra te­má­ti­ca. Se sa­bía que de al­gu­na ma­ne­ra era in­elu­di­ble en­fren­tar­la y en ese sen­ti­do soy de los que di­cen que te­nía­mos que en­fren­tar­la, pe­ro si me pre­gun­tan, hay otras co­sas que se han de­ja­do de dis­cu­tir o no se les ha da­do la pre­emi­nen­cia que se le ha da­do a es­to, por cier­to. Es­to le ha qui­ta­do fuer­za a otras ma­te­rias que hay que de­ba­tir y que afec­tan a más per­so­nas, pe­ro no es­toy en con­tra de que se dis­cu­ta.

De pro­mul­gar­se la ley, ¿qué es­pe­ra de su im­ple­men­ta­ción?

Pa­ra quie­nes te­ne­mos al­gu­nos va­lo­res, el abor­to es al­go ma­lo y no desea­do, es una desgracia y no es lo que uno de­bie­ra bus­car. Si em­bar­go, de ser apro­ba­do el pro­yec­to, lo más im­por­tan­te es que se ase­gu­re, pa­ra la pri­me­ra cau­sal, una aten­ción mé­di­ca de ex­ce­len­cia con los me­jo­res mé­di­cos, los me­jo­res an­ti­bió­ti­cos y mé­to­dos diag­nós­ti­cos y te­ra­péu­ti­cos. En el se­gun­do ca­so, que se ase­gu­re diag­nós­ti­co y eva­lua­ción de los me­jo­res ex­per­tos pa­ra con­fir­mar que la cria­tu­ra por na­cer sea ab­so­lu­ta­men­te in­via­ble con la vi­da, de acuer­do a los co­no­ci­mien­tos ac­tua­les. Y en la ter­ce­ra cau­sal, que se ase­gu­re a la mu­jer el me­jor acom­pa­ña­mien­to po­si­ble y que oja­lá se bus­que ase­gu­rar la so­bre­vi­da de ese ni­ño. Ade­más de ase­gu­rar el con­fort y el re­en­can­ta­mien­to y la re­es­pe­ran­za por la vi­da de esa mu­jer tan vio­len­ta­men­te afec­ta­da. Asi­mis­mo, que se cum­pla el es­pí­ri­tu de la ley apro­ba­da, no la que in­gre­so al Par­la­men­to que es dis­tin­ta. Es de­cir, pa­ra que se cum­pla ca­bal­men­te eso se tie­ne que res­guar­dar que los re­gla­men­tos sean es­tric­tos y con­cre­tos, y que las trans­gre­sio­nes al es­pí­ri­tu de la ley sean se­ve­ra­me­te cas­ti­ga­dos, por­que se­ría fal­tar a la fe pú­bli­ca.b

FO­TO: ATON/ARCHIVO

►► El ex mi­nis­tro de Sa­lud Pe­dro Gar­cía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.