Su­pre­mo:“No pa­re­ce nor­mal” apo­yo del go­bierno a Na­bi­la en de­man­da an­te CIDH

► La vo­ce­ra del Eje­cu­ti­vo, Pau­la Nar­váez, di­jo que le en­tre­ga­rán to­do el res­pal­do a la mu­jer. ► Pe­na­lis­tas coin­ci­die­ron en que un Es­ta­do no pue­de de­man­dar­se a sí mis­mo an­te la cor­te.

La Tercera - - Nacional - Lam­ber­to Cis­ter­nas A. Ló­pez y F. Duar­te Pau­la Nar­váez

“El apo­yo que pue­da dar­le el go­bierno y el Es­ta­do de Chi­le a una de­man­da que es con­tra sí mis­mo, lo en­cuen­tro un po­co ex­tra­ño. No pa­re­ce nor­mal y ha­bría que tra­tar de des­cu­brir cuál es la fal­ta que ha co­me­ti­do el Es­ta­do en es­te pro­ce­di­mien­to”.

Así res­pon­dió el mi­nis­tro de la Cor­te Su­pre­ma, Lam­ber­to Cis­ter­nas, al anun­cio de que La Mo­ne­da apo­ya­rá la pre­sen­ta­ción que Na­bi­la Ri­fo ha­rá an­te la Cor­te In­te­ra­me­ri­ca­na de De­re­chos Hu­ma­nos (CIDH), tras la re­ba­ja de con­de­na que re­ci­bió su agre­sor, Mau­ri­cio Ortega.

“Lo im­por­tan­te de es­to es la au­to­no­mía de la pro­pia Na­bi­la. Si ha di­cho que esa es su de­ci­sión, apo­ya­re­mos con to­da la in­for­ma­ción y apo­yo pro­fe­sio­nal que re­quie­ra”, ase­gu­ró ayer la vo­ce­ra del Eje­cu­ti­vo, Pau­la Nar­váez.

Y aña­dió: “No­so­tros hemos acom­pa­ña­do el ca­so des­de el pri­mer mo­men­to y se­gui­re­mos acom­pa­ñán­do­la y en­tre­gán­do­le to­da la in­for­ma­ción po­si­ble”.

Si bien el mi­nis­tro Cis­ter­nas va­lo­ró el res­pal­do del go­bierno a Na­bi­la Ri­fo, in­sis­tió en que “no ten­go re­cuer­dos de un ca­so de es­te ti­po en que el Es­ta­do apo­ye una de­man­da con­tra sí mis­mo”.

Pe­ro no so­lo el ma­gis­tra­do se re­fi­rió al es­pal­da­ra­zo anun­cia­do des­de La Mo­ne­da.

El pro­fe­sor de De­re­cho Pe­nal de la Uni­ver­si­dad Die­go Por­ta­les, Mau­ri­cio Du­ce, ca­li­fi­có la me­di­da co­mo cu­rio­sa. “No sé bien qué pre­ten­den de­man­dar, por­que el sis­te­ma in­te­ra­me­ri­cano de DD.HH. no fun­cio­na co­mo una cuar­ta ins­tan­cia”, di­jo el ju­ris­ta, quien ex­pli­có que si la víc­ti­ma no ob­tu­vo la con­de­na que que­ría, la CIDH no va a cam­biar la de­ci­sión de la jus­ti­cia chi­le­na.

Ade­más, agre­gó, en el ca­so de que se con­cre­te la pre­sen­ta­ción de una de­man­da, és­ta no lle­ga­rá di­rec­ta­men­te a la cor­te, “sino que se pre­sen­ta­rá

“No ten­go re­cuer­dos de un ca­so de es­te ti­po en que el Es­ta­do apo­ye una de­man­da con­tra sí mis­mo”.

“Lo im­por­tan­te de es­to es la au­to­no­mía de Na­bi­la. Si ha di­cho que esa es su de­ci­sión (la) apo­ya­re­mos”.

Mi­nis­tro de la Cor­te Su­pre­ma

Vo­ce­ra de Go­bierno

an­te la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na de DD.HH, que lue­go de una lar­ga tra­mi­ta­ción po­dría acor­ger­la y re­cién ahí de­ci­dir si la en­vía a ins­tan­cias su­pe­rio­res, lo que pue­de to­mar años”.

Por otro la­do, apun­tó Du­ce, si es que el go­bierno cree que “se­ría ne­ce­sa­rio re­pa­rar­lo, se po­dría ha­cer sin ne­ce­si­dad de ir a la CIDH, eso es lo que uno es­pe­ra­ría”.

En tan­to, la in­ves­ti­ga­do­ra del Cen­tro de De­re­chos Hu­ma­nos de la Fa­cul­tad de De­re­cho de la Uni­ver­si­dad de Chi­le, Li­lia­na Gal­dá­mez, di­jo que las pa­la­bras de la mi­nis­tra Nar­váez so­na­ban co­mo al­go más po­lí­ti­co que ju­di­cial.

“En­tien­do es­ta de­cla­ra­ción en el sen­ti­do de que el go­bierno so­li­da­ri­za con Na­bi­la Ri­fo, con la frus­tra­ción que sien­te por la re­ba­ja de la con­de­na que be­ne­fi­ció a su agre­sor. Y po­dría in­ter­pre­tar­lo co­mo que lle­ga­do el asunto a la Co­mi­sión In­te­ra­me­ri­ca­na, el Es­ta­do se va a alla­nar a las pe­ti­cio­nes de

FO­TO: ATON

►► Na­bi­la Ri­fo el día en que declaró en el jui­cio oral.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.