Di­chos de Zal­dí­var

La Tercera - - Correo - Leo­nar­do Are­nas O. Er­nes­to Rif­fo El­gue­ta

Se­ñor di­rec­tor:

En su cuen­ta pú­bli­ca, el pre­si­den­te del Se­na­do An­drés Zal­dí­var in­sis­tió en que “la fa­cul­tad cons­ti­tu­yen­te es­tá ra­di­ca­da en el Par­la­men­to”, no obs­tan­te que pue­da “de­le­gar” esa fa­cul­tad. Sin du­da, el Con­gre­so tie­ne la fa­cul­tad de apro­bar re­for­mas a la Cons­ti­tu­ción, pe­ro es erró­neo asu­mir que tie­ne la fa­cul­tad de re­em­pla­zar­la. No es­tá con­tem­pla­da en el tex­to vi­gen­te. Se­ría po­si­ble uti­li­zar el pro­ce­di­mien­to de re­for­ma del ca­pí­tu­lo XV pa­ra mo­di­fi­car por com­ple­to el tex­to cons­ti­tu­cio­nal, pe­ro se­ría un uso ju­rí­di­ca­men­te ex­ce­si­vo de él. Ade­más, se­ría po­lí­ti­ca­men­te im­pru­den­te.

El se­na­dor sos­tu­vo que el Con­gre­so “tie­ne ple­na le­gi­ti­mi­dad” pa­ra ejer­cer la fa­cul­tad cons­ti­tu­yen­te pues “fue ele­gi­do por la ciu­da­da­nía”. Sin em­bar­go, es­to es con­tra­di­cho en el mis­mo dis­cur­so al afir­mar que la con­fian­za de la ciu­da­da­nía en las ins­ti­tu­cio­nes “vi­ve mo­men­tos crí­ti­cos”.

Así, que el Con­gre­so asu­mie­ra ba­jo las re­glas ac­tua­les la fa­cul­tad de re­em­pla­zar la Cons­ti­tu­ción se­ría con­tra­pro­du­cen­te. La ciu­da­da­nía se alar­ma cuan­do el Con­gre­so mo­di­fi­ca las die­tas de sus in­te­gran­tes. Di­fí­cil­men­te atri­buir­se la fa­cul­tad de re­em­pla­zar la Cons­ti­tu­ción -lo que le per­mi­ti­ría re­de­fi­nir to­das sus fa­cul­ta­des- ayudaría a re­sol­ver la cri­sis de le­gi­ti­mi­dad. de ley en­tre­ga ese es­pa­cio de acom­pa­ña­mien­to y dis­cer­ni­mien­to pa­ra que la mu­jer pue­da to­mar una de­ci­sión. Esta ley le cierra las puer­tas, pues el go­bierno, se­cun­da­do por sus par­la­men­ta­rios, ha de­ci­di­do por ella, le­ga­li­zan­do que la me­jor so­lu­ción pa­ra los tres ca­sos es abor­tar. Así, le qui­ta la po­si­bi­li­dad de con­tar con el apo­yo y la com­pa­ñía que pue­da restablecer sus de­re­chos vul­ne­ra­dos y dar­les la opor­tu­ni­dad de to­mar la de­ci­sión de te­ner a su hi­jo.

El dra­ma de fon­do que pa­re­ce que­rer evi­tar el ho­no­ra­ble es que ac­tual­men­te, pe­se a que se pro­me­tió un “nun­ca más” a las vio­la­cio­nes de los de­re­chos hu­ma­nos (pa­la­bras de la Pre­si­den­ta al inau­gu­rar el Mu­seo de la Me­mo­ria), las he­mos vuel­to a ver no so­lo en los mi­les de ni­ños del Se­na­me, sino tam­bién con la apro­ba­ción de esta ley que da cur­so le­gal pa­ra vio­lar el de­re­cho a la vi­da de ni­ños que aún no han na­ci­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.