El re­na­cer de Londres 38

Tras años de tra­mi­ta­ción, esta se­ma­na se apro­ba­ron fon­dos pa­ra re­mo­de­lar a es­te ex cen­tro de tor­tu­ra y con­ver­tir­lo en un es­pa­cio mu­seo­grá­fi­co.

La Tercera - - Nacional - Por Al­do Vidal

La ca­so­na ubi­ca­da en la ca­lle Londres 38, en pleno cen­tro de San­tia­go, es un lu­gar de mis­te­rios, do­lo­res y ves­ti­gios. Los más te­rri­bles ocu­rrie­ron re­cién co­men­za­do el ré­gi­men mi­li­tar de Au­gus­to Pi­no­chet, que con­vir­tió el in­mue­ble en uno de los prin­ci­pa­les cen­tros de tor­tu­ra y en la pie­dra an­gu­lar de las ope­ra­cio­nes de la Di­rec­ción de In­te­li­gen­cia Na­cio­nal (Di­na) entre 1973 y 1974. Pe­se a los es­fuer­zos de las or­ga­ni­za­cio­nes de De­re­chos Hu­ma­nos por re­cu­pe­rar es­te es­pa­cio, y te­ner el es­ta­tus de Mo­nu­men­to Na­cio­nal des­de 2008, el de­te­rio­ro del edi­fi­cio ha­cía que su con­ti­nui­dad es­tu­vie­ra en pe­li­gro. De­bi­do a eso el Con­se­jo Re­gio­nal apro­bó esta se­ma­na $ 202 mi­llo­nes pa­ra ela­bo­rar el di­se­ño de in­ge­nie­ría y la mues­tra mu­seo­grá­fi­ca. La re­fac­ción com­ple­ta se es­ti­ma en $ 1.500 mi­llo­nes.

En su ori­gen el lu­gar fue una se­de co­mu­nal del Par­ti­do So­cia­lis­ta, pe­ro ocu­rri­do el gol­pe de Es­ta­do, en 1973, la Di­na lo con­vir­tió en su cuar­tel ge­ne­ral. Los agen­tes que ope­ra­ron allí, entre ellos Miguel Krass­noff y Os­val­do Ro­mo, la lla­ma­ban cuar­tel Yu­ca­tán, mien­tras que los de­te­ni­dos que so­bre­vi­vie­ron la iden­ti­fi­ca­ban co­mo “la ca­sa de las cam­pa­nas”, de­bi­do a los so­ni­dos que es­cu­cha­ban pro­ve­nien­tes de la igle­sia de San Fran­cis­co, ubi­ca­da a po­cas cua­dras.

A fi­nes de 1974, Londres 38 fue re­em­pla­za­do por otros lu­ga­res de ve­ja­ción, co­mo Vi­lla Gri­mal­di, y el in­mue­ble pa­só a ma­nos del Ins­ti­tu­to O’Hig­gi­niano. Se es­ti­ma que has­ta ese mo­men­to pa­sa­ron 1.132 per­so­nas por ahí, de las que 96 fue­ron eje­cu­ta­das.

En 2011 el lu­gar se con­vir­tió en un es­pa­cio de me­mo­ria y se en­tre­gó a la or­ga­ni­za­ción Londres 38. Des­de en­ton­ces ha es­ta­do abier­to al pú­bli­co y ha ser­vi­do co­mo lu­gar de en­cuen­tro pa­ra te­mas de me­mo­ria, no obs­tan­te, la ne­ce­si­dad de re­fac­cio­nar­lo e in­ves­ti­gar to­dos sus se­cre­tos se vol­vió ca­da vez más ur­gen­te.

Ma­ca­re­na Sil­va, ar­qui­tec­ta de la agru­pa­ción, ex­pli­ca que ade­más de re­mo­de­lar, “an­tes es ne­ce­sa­rio ha­cer pe­ri­ta­jes con el fin de en­con­trar al­gún otro ti­po de hue­lla que pue­de ha­ber que­da­do en ese lu­gar”.

Sil­va agre­ga que se bus­ca­rá en los mu­ros, en­tre­te­chos y cual­quier si­tio don­de se pue­dan en­con­trar ras­tros, mar­cas o hue­llas cul­tu­ra­les que entreguen in­for­ma­ción de lo que allí su­ce­dió.

El pre­si­den­te del Con­se­jo Re­gio­nal Me­tro­po­li­tano, Ma­nuel Her­nán­dez, afir­ma que “los es­tán­da­res que tie­ne es­te pro­yec­to son bas­tan­te iné­di­tos, por­que aquí lo que se tra­ta es de tra­tar de re­cu­pe­rar la arqueología. Ade­más la ha­bi­ta­bi­li­dad, la se­gu­ri­dad y los ac­ce­sos uni­ver­sa­les eran ne­ce­sa­rios pa­ra re­ci­bir a los 20 mil vi­si­tan­tes que lle­gan ca­da año”.

En tan­to, el in­ten­den­te, Claudio Orre­go, agre­gó que “era ur­gen­te po­der in­ter­ve­nir, no so­lo pa­ra re­pa­rar y re­fac­cio­nar las pa­re­des y la par­te es­truc­tu­ral, sino tam­bién pa­ra ha­cer lo que se lla­ma la mues­tra mu­seo­grá­fi­ca que per­mi­ta de ver­dad que es­te sea un lu­gar no so­la­men­te de me­mo­ria, sino tam­bién de edu­ca­ción en De­re­chos Hu­ma­nos pa­ra las fu­tu­ras ge­ne­ra­cio­nes”.b

FO­TO: REI­NAL­DO UBILLA

►► El es­pa­cio de me­mo­ria Londres 38 se en­cuen­tra ubi­ca­do en pleno cen­tro de San­tia­go.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.