1987

La Tercera - - Mundo -

fue el año

de la pri­me­ra in­ti­fa­da que sur­gió por in­ci­den­tes vio­len­tos entre el Ejér­ci­to is­rae­lí y la po­bla­ción pa­les­ti­na. y otra en la zo­na de A-Tur (Je­ru­sa­lén Orien­tal).

Ade­más, tres is­rae­líes mu­rie­ron y un cuar­to re­sul­tó he­ri­do gra­ve en el ata­que pro­ta­go­ni­za­do por un pa­les­tino con pu­ñal en un asen­ta­mien­to en Cis­jor­da­nia. “Ha­ce po­co, un asal­tan­te se in­fil­tró en una vi­vien­da al no­roes­te de Ra­ma­la, y apu­ña­ló a cua­tro ci­vi­les is­rae­líes”, in­di­có un co­mu­ni­ca­do del Ejér­ci­to, que aña­dió que “se dis­pa­ró con­tra el asal­tan­te”, sin con­fir­mar si es­te mu­rió.

La ten­sión se acre­cen­tó ayer cuan­do mi­les de mu­sul­ma­nes se acer­ca­ron a las in­me­dia­cio­nes de la Ex­pla­na­da de las Mez­qui­tas (cu­ya ges­tión es­tá ofi­cial­men­te en ma­nos de Jor­da­nia e Is­rael con­tro­la su ac­ce­so) y se ne­ga­ron a atra­ve­sar los de­tec­to­res de me­ta­les ins­ta­la­dos por Is­rael el do­min­go. Se agru­pa­ron en se­ñal de pro­tes­ta en las ca­lles ad­ya­cen­tes, tan­to den­tro co­mo fue­ra de la ciu­da­de­la, don­de pro­ce­die­ron a re­zar. La po­li­cía is­rae­lí ha­bía prohi­bi­do a los hom­bres me­no­res de 50 años ac­ce­der a la Ciu­dad Vie­ja de Je­ru­sa­lén y a la Ex­pla­na­da de las Mez­qui­tas, lo que im­pe­día que par­ti­ci­pa­ran de la ora­ción mu­sul­ma­na del vier­nes.

La agen­cia Efe, re­por­tó que se pro­du­je­ron for­ce­jeos con las fuer­zas de se­gu­ri­dad is­rae­líes, que per­mi­tían acer­car­se a la Ex­pla­na­da so­lo a las mu­je­res y ne­ga­ban la en­tra­da a los hom­bres jó­ve­nes.

Las ca­lles se lle­na­ron de al­fom­bras de ora­ción y fie­les, ma­yo­ri­ta­ria­men­te hom­bres, que re­za­ban y se arro­di­lla­ban an­te de­ce­nas de po­li­cías que les cor­ta­ban el pa­so en los pun­tos de fric­ción, es­pe­cial­men­te en las puer­tas de Da­mas­co y de los Leo­nes de la Ciu­dad Vie­ja.

Una vez que ter­mi­na­ron de re­zar co­men­za­ron los en­fren­ta­mien­tos con la po­li­cía, que ti­ró ga­ses la­cri­mó­ge­nos. Pre­vien­do los dis­tur­bios, se ha­bían des­ple­ga­do más de 3.000 mil po­li­cías y cin­co ba­ta­llo­nes ex­tra del Ejér­ci­to fue­ron mo­vi­li­za­dos en Je­ru­sa­lén. Igual­men­te, es­ta­lla­ron in­ci­den­tes en di­ver­sos ba­rrios de Je­ru­sa­lén Es­te y Cis­jor­da­nia, don­de cien­tos de pa­les­ti­nos lan­za­ron pie­dras y cóc­te­les mo­lo­tov con­tra las fuer­zas de se­gu­ri­dad is­rae­líes.

El Pre­si­den­te pa­les­tino, Mah­moud Ab­bas di­jo que ha­bía con­ge­la­do to­dos los con­tac­tos con Is­rael. Mien­tras que el si­tio web is­rae­lí, Ynet se­ña­ló que Ab­bas so­li­ci­tó ayer al con­se­je­ro pa­ra Me­dio Orien­te de Es­ta­dos Uni­dos, Ja­red Kush­ner, que pi­da a Is­rael que re­ti­re los de­tec­to­res de me­tal.

Por otro la­do, la pren­sa is­rae­lí afir­mó que el pri­mer mi­nis­tro is­rae­lí Ben­ja­min Ne­tan­yahu ba­ra­ja­ba la po­si­bi­li­dad de re­ti­rar los de­tec­to­res pa­ra evi­tar in­ci­den­tes. Sin em­bar­go, tras con­sul­tar con las fuer­zas de se­gu­ri­dad y con el ga­bi­ne­te de se­gu­ri­dad, Ne­tan­yahu de­ci­dió man­te­ner los dis­po­si­ti­vos.b

FO­TO: AFP

►► La po­li­cía dis­per­sa a unos ma­ni­fes­tan­tes pa­les­ti­nos ayer en Be­lén.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.