La ciu­dad y los gran­des au­to­res

[ CUL­TU­RA ] Mi­chel Houe­lle­becq, JM Coet­zee, Paul Aus­ter y Nan­ni Mo­ret­ti son al­gu­nos de los ar­tis­tas que le han da­do vi­da a La Ciu­dad y las Pa­la­bras. Crea­do en 2007, en sus pri­me­ros 10 años el se­mi­na­rio de la UC ha traí­do al país a par­te de lo me­jor de la

La Tercera - - Sociedad - Por An­drés Gómez Bra­vo

Paul Aus­ter, Si­ri Hust­vedt y JM Coet­zee ca­mi­nan y conversan ani­ma­da­men­te. Es una cá­li­da tar­de de oto­ño y la luz del sol en­cien­de los to­nos ama­ri­llos y ro­ji­zos de los ár­bo­les del cam­pus. Cien­tos de lec­to­res se han reuni­do ba­jo una car­pa pa­ra es­cu­char sus his­to­rias... La es­ce­na po­dría ocu­rrir en Nue­va York o en al­gu­na ciu­dad eu­ro­pea, pe­ro su­ce­dió en San­tia­go en abril de 2014: la au­to­ra de To­do cuan­to amé; su ma­ri­do, el es­cri­tor de El pa­la­cio de la lu­na, y el No­bel sud­afri­cano vi­si­ta­ron el Cam­pus Lo Con­ta­dor de la UC, die­ron con­fe­ren­cias y fir­ma­ron sus li­bros.

Aquel fue uno de los mo­men­tos es­te­la­res del se­mi­na­rio La Ciu­dad y las Pa­la­bras, del Doc­to­ra­do en Ar­qui­tec­tu­ra UC. Des­de lue­go, no fue el úni­co: en 2011, tres Pre­mios No­bel es­tu­vie­ron en el cam­pus de ca­lle El Co­men­da­dor, entre el Ce­rro San Cris­tó­bal y el río Ma­po­cho: Or­han Pa­muk, Ma­rio Var­gas Llo­sa y el mis­mo Coet­zee.

El es­cri­tor sud­afri­cano se ha con­ver­ti­do en una de las vi­si­tas fre­cuen­tes del pro­gra­ma crea­do en 2007. Pres­tó su nom­bre pa­ra el con­cur­so li­te­ra­rio di­ri­gi­do a es­tu­dian­tes y ha par­ti­ci­pa­do en ca­da una de las tres pre­mia­cio­nes. Es­te año re­gre­sa­rá en sep­tiem­bre pa­ra es­tar en la ce­re­mo­nia.

“Es im­pre­sio­nan­te el lis­ta­do de ar­tis­tas que ha traí­do a nues­tro país La Ciu­dad y las Pa­la­bras”, de­cía el crí­ti­co y editor Héc­tor So­to la se­ma­na pa­sa­da, en la ce­re­mo­nia de ce­le­bra­ción de los 10 años del se­mi­na­rio. “Es­cri­to­res y ci­neas­tas que qui­zás ape­nas ubi­ca­ban a Chi­le en el ma­pa lle­ga­ron y en­con­tra­ron aquí un pú­bli­co fa­mi­lia­ri­za­do con ellos des­de mu­cho an­tes. Es­tas vi­si­tas fue­ron un re­ga­lo que en­ri­que­ció no so­lo nues­tro te­ji­do cul­tu­ral sino tam­bién nues­tra tex­tu­ra emo­cio­nal”, agre­gó en su dis­cur­so

un fragmento a la de­re­cha).

(ver

La lis­ta co­men­zó con el ar­gen­tino Ricardo Pi­glia. “No so­lo dio la pri­me­ra con­fe­ren­cia, so­bre La Ciu­dad y el Cri­men, sino que tam­bién con él ini­cia­mos el se­mi­na­rio Bor­ges y la Ciu­dad que du­ran­te tres días nos con­tó y ana­li­zó la obra de Bor­ges”, re­cuer­da José Ro­sas, di­rec­tor del doc­to­ra­do. “Cuan­do su­pi­mos de su en­fer­me­dad, qui­si­mos tes­ti­mo­niar­le nues­tro re­co­no­ci­mien­to y ha­cer­le un ho­me­na­je en vi­da. En di­cha oca­sión in­vi­ta­mos al es­cri­tor Alan Pauls y a An­drés Di Te­lla a mos­trar el do­cu­men­tal 327 cua­der­nos”, agre­ga.

La lis­ta cre­ció, se ex­pan­dió y se di­ver­si­fi­có año tras año. En ella des­ta­can las fi­gu­ras de Mi­chel Houe­lle­becq y los fran­ce­ses Ema­nue­lle Ca­rrè­re, Phi­li­pe Clau­del y Jean Eche­noz; los bri­tá­ni­cos Ian McE­wan, Ju­lian Bar­nes y el ir­lan­dés John Ban­vi­lle; los nor­te­ame­ri­ca­nos Ri­chard Ford, To­bías Wolff y Jonathan Fran­zen, y el es­pa­ñol Ja­vier Ma­rías, entre otros.

A ellos se agre­ga­ron ci­neas­tas co­mo Phi­lip­pe Ga­rrel, Ar­naud Des­ple­chin y Nan­ni Mo­ret­ti.

“La recepción de los au­to­res des­de los ini­cios fue muy bue­na”, cuen­ta José Ro­sas, “pues la li­te­ra­tu­ra y el ci­ne han cons­truí­do y na­rra­do lu­ga­res, ciu­da­des, ba­rrios, pai­sa­jes y te­rri­to­rios. Por lo tan­to, era muy ade­cua­do que es­tos au­to­res par­ti­ci­pa­ran en un ám­bi­to uni­ver­si­ta­rio dis­cu­tien­do es­te te­ma. Ellos mis­mos se han con­ver­ti­do en nues­tros em­ba­ja­do­res, nos apo­yan y pro­po­nen nom­bres de fu­tu­ros in­vi­ta­dos”.

Co­no­cien­do Chi­le

“Es muy chic ir a Chi­le. Co­noz­co gen­te que lo ha­ce”, de­cía Mi­chel Houe­lle­becq an­tes de ve­nir al país. Y ya acá, con­tó que le gus­ta­ban los vi­nos chi­le­nos y que su pa­dre que­ría instalar un cen­tro de ski en Chi­le o Ar­gen­ti­na. ¿Có­mo se ima­gi­na­ba San­tia­go? “Mmm... Co­mo la Pa­ta­go­nia, al­go así co­mo Us­huaia”, di­jo.

“Cuan­do es­tu­ve en EEUU, Bo­la­ño era el prin­ci­pal te­ma de con­ver­sa­ción”, con­ta­ba Ian McE­wan an­tes de em­bar­car­se por los ca­na­les del sur del país. Ju­lian Bar­nes tam­bién apro­ve­chó de co­no­cer el sur. Ri­chard Ford hi­zo trek­king en la Cas­ca­da de las Ani­mas y Jonathan Fra­zen via­jó has­ta Is­la Juan Fer­nán­dez, don­de de­jó par­te de las cenizas de su ami­go Da­vid Fos­ter Wa­lla­ce.

Si­ri Hust­vedt, Aus­ter y Coet­zee apa­re­cie­ron sin avi­sar en la li­bre­ría Me­ta­les Pe­sa­dos de José Miguel de la Ba­rra. Com­pra­ron li­bros y se to­ma­ron fotos con lec­to­res, con Ser­gio Pa­rra y Pe­dro Le­me­bel.

To­das esas imá­ge­nes for­man par­te de la his­to­ria del ci­clo. “Cuan­do mi­ra­mos la lis­ta de es­tos 10 años nos emo­cio­na”, di­ce José Ro­sas. Mu­chos de los in­vi­ta­dos rea­li­zan lar­gos via­jes pa­ra lle­gar y lue­go man­tie­nen una re­la­ción cer­ca­na, gra­cias a la ges­tión de Lo­re­to Villarroel, coor­di­na­do­ra del ci­clo. El ca­so más evi­den­te es el de Coet­zee, que ca­da año pre­pa­ra un dis­cur­so en es­pa­ñol pa­ra los ni­ños pre­mia­dos en el con­cur­so de cuen­tos.

Tan bue­na es la re­la­ción con ellos, que in­clu­so com­par­ten los triun­fos lo­ca­les: “Ca­da vez que ga­na Chi­le en el fút­bol , re­ci­bi­mos fe­li­ci­ta­cio­nes por los lo­gros de la se­lec­ción por par­te de al­gu­nos es­cri­to­res y ci­neas­tas”, di­ce José Ro­sas.

El desafío aho­ra, di­ce el di­rec­tor del doc­to­ra­do, es “man­te­ner el ni­vel, cui­dar la ca­li­dad y que per­ma­nez­ca el sen­ti­do ori­gi­na­rio con que fue crea­do”.b

►► Paul Aus­ter y el No­bel JM Coet­zee le­ye­ron par­tes de su li­bro Aquí y aho­ra en 2014.

►► Mo­ret­ti, Lo­re­to Villarroel y la aca­dé­mi­ca El­vi­ra Pérez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.