“Es per­fec­to que el te­ma de la mu­jer hoy es­té tan pre­sen­te y jus­to ha­ga­mos Aman­da”

► La pro­ta­go­nis­ta de la te­le­se­rie diur­na del mo­men­to, sa­be que no se­rá una ta­rea fá­cil des­pren­der­se del rol con que de­bu­tó en Mega. ► De las es­ce­nas que gra­bó con su equi­po, la que más la mar­có fue la de la tor­tu­ra, pe­ro tam­bién re­cuer­da con ri­sas la -hoy

La Tercera - - Sociedad - Du­san­ka Obi­li­no­vic Aman­da Aman­da

El mar­tes fi­na­li­za Aman­da, la te­le­se­rie que pro­ta­go­ni­za Daniela Ra­mí­rez y la que se con­vir­tió en la más vis­ta de la his­to­ria de las fic­cio­nes de las 15 ho­ras.

El th­ri­ller que Mega emi­te des­de no­viem­bre del año pa­sa­do ha lle­ga­do a mar­car 27 pun­tos de ra­ting en su rec­ta fi­nal, y des­de un prin­ci­pio es­ta­ble­ció el po­der fe­me­nino de su his­to­ria, apo­ya­do en el rol prin­ci­pal de Ra­mí­rez y en Ca­ta­li­na Mi­nar­di (Lo­re­to Va­len­zue­la), la vi­lla­na de la pro­duc­ción.

La ac­triz que de­bu­tó en TVN si­gue li­ga­da al ca­nal del Gru­po Bet­hia y al área dra­má­ti­ca que en­ca­be­za Ma­ría Eu­ge­nia Ren­co­ret, y aun­que po­co di­ce sa­ber de su pró­xi­mo pro­yec­to, co­men­ta que es muy po­si­ble que par­ti­ci­pe en otro seg­men­to, co­mo el ves­per­tino o el noc­turno. “No sé qué pa­sa­rá, oja­lá una pu­die­ra ele­gir, pe­ro es­toy full dis­pues­ta a lo que ven­ga”, afir­ma. Tam­bién con­fie­sa que con su equi­po gra­ba­ron tres fi­na­les “pa­ra que no se fil­tra­ra na­da”. En en­tre­vis­ta con Ra­mí­rez ha­bla de lo que han sig­ni­fi­ca­do en su vi­da y en su ca­rre­ra es­tos ocho me­ses de Aman­da, de la po­ten­cia fe­me­ni­na que re­fle­ja­ba la tra­ma, y su aplas­tan­te éxi­to.

La Ter­ce­ra, ¿Sos­pe­chó que se­ría tan gran­de el im­pac­to en la au­dien­cia?

Nun­ca me ima­gi­né lo que iba a pa­sar. Me en­can­tó el gi­ro que dio la his­to­ria por­que de­mos­tra­ba que la te­le­se­rie te­nía mu­cha car­ne. No­so­tros íba­mos gra­ban­do a la par un po­co con los es­cri­to­res, por lo que al igual que la gen­te nos íba­mos sor­pren­dien­do con lo que iba pa­san­do. Yo me leí to­dos los ca­pí­tu­los y to­das las his­to­rias, por­que no po­día des­pren­der­me de ellas, por­que es­ta­ba en to­das (ríe).

¿Sig­ni­fi­ca al­go es­pe­cial pa­ra us­ted que ha­ya si­do una te­le­se­rie tan exi­to­sa?

Es­toy di­cho­sa de lo que lo­gra­mos con esta his­to­ria. Tam­bién me ha­ce fe­liz que ha­ya­mos de­mos­tra­do que a las tres de la tar­de po­de­mos po­ner otro tono. Se pue­de ha­cer una te­le­se­rie pa­ra ese ho­ra­rio que con­ten­ga co­sas un po­co más cru­das y que ten­ga te­mas un po­co más de­li­ca­dos. Lo lo­gra­mos y eso se no­ta. Es­ta­mos sor­pren­di­dos. Es im­pac­tan­te en­ten­der que hay tan­ta gen­te vien­do te­le a esa ho­ra.

¿Sien­te que se­rá di­fí­cil des­pren­der­se de es­te per­so­na­je?

Sí, y creo que se­ré Aman­da por lo me­nos los pró­xi­mos tres años (ríe). Pe­ro le veo el la­do bo­ni­to, por­que es rico ver có­mo la gen­te se in­vo­lu­cra y sien­te que te co­no­ce har­to. Es­toy di­cho­sa por­que fue un tra­ba­jo que hi­ce con mu­cho ca­ri­ño y es­toy dis­fru­tan­do lo que es­tá pa­san­do. Pe­ro tam­bién hay nos­tal­gia, por­que ya se ter­mi­na el pro­yec­to.

¿Es uno de sus pa­pe­les más im­por­tan­tes?

Sí. Yo ten­go cla­ro que es una te­le­se­rie muy ma­si­va, que to­dos la ven y eso se no­ta en el im­pac­to en la gen­te. To­do el mun­do es­tá vien­do Aman­da. Pa­ra mí fue cre­cer por­que no fue un rol fá­cil, fue bien di­fí­cil. Y yo sé que la gen­te se que­da con que Aman­da So­lís es un per­so­na­je que su­fre y que lo pa­sa mal, pe­ro yo lo pa­sé muy bien ha­cién­do­lo, y en las gra­ba­cio­nes nos reía­mos har­to. To­do eso mien­tras la gen­te en la ca­lle me de­cía que de­ja­ra de su­frir.

se dio en un con­tex­to so­cial muy im­por­tan­te pa­ra las mu­je­res y el mo­vi­mien­to Ni una me­nos. ¿Sin­tió que la te­le­se­rie se hi­zo car­go, de al­gu­na for­ma, de lo que pa­sa­ba en el país?

Co­mo mu­je­res te­ne­mos mu­cho que de­cir a ni­vel his­tó­ri­co. Te­ne­mos mu­cho pa­ra sos­te­ner y lle­var una te­le­se­rie y una na­rra­ción. Las mu­je­res te­ne­mos mu­cho ma­te­rial pa­ra en­ca­be­zar una his­to­ria, y es co­sa de ver a Lo­re­to Va­len­zue­la. Ella hi­zo un tra­ba­jo muy pro­li­jo co­mo la vi­lla­na. Tie­ne to­do lo que pue­de de­to­nar el la­do os­cu­ro de la te­le­se­rie. Fue un ver­da­de­ro plus pa­ra en­mar­car el gé­ne­ro, pa­ra de­jar en cla­ro que la mu­jer es la que va con la ban­de­ra de yo me atre­vo a de­nun­ciar y yo me atre­vo a de­cir lo que es­tá pa­san­do.

¿Cree que las te­le­se­ries de­ben mos­trar te­mas que nos iden­ti­fi­quen co­mo so­cie­dad?

Es per­fec­to que el te­ma de la mu­jer hoy es­té tan pre­sen­te, y jus­to ha­ga­mos Aman­da. Fi­nal­men­te, es­ta­mos ha­blan­do de un ca­so pun­tual, y des­de ahí se des­pren­de lo que sig­ni­fi­ca en la so­cie­dad la vio­len­cia fren­te a la mu­jer. Es­ta­mos ha­blan­do de una per­so­na y des­de ahí re­bo­ta la his­to­ria, y re­pre­sen­ta a mu­chos, y sen­si­bi­li­za y ha­ce en­ten­der. Es muy bueno ha­blar de la contingencia y es bueno que tam­bién fun­cio­ne una his­to­ria que es fic­ción.

¿Pue­de men­cio­nar al­gu­na es­ce­na que la mar­ca­ra?

La de la tor­tu­ra. Fue muy in­ten­so, y ha­bía to­da esta im­pu­ni­dad que exis­te de que los po­de­ro­sos ha­cen lo que quie­ren y to­dos se que­dan ca­lla­dos. A mí me gus­ta­ba opi­nar des­de ahí, des­de lo te­rri­ble que pue­de ser una tor­tu­ra. Me mar­có har­to y sien­to que fun­cio­nó bien. To­das esas es­ce­nas yo las re­vi­sé por­que te­nía mu­cha in­quie­tud so­bre có­mo se iban a mos­trar y có­mo se iban a ver. Uno las ac­túa, pe­ro no las ve. Lue­go de re­vi­sar­las me gus­ta­ron mu­cho có­mo que­da­ron. Es­ta­ban en un tono bueno, ba­ji­to, bien real.

¿Se pre­pa­ró más de lo ha­bi­tual pa­ra esa es­ce­na?

Las es­ce­nas de­li­ca­das uno las ha­ce con bas­tan­te cui­da­do y con tiem­po, pe­ro en ge­ne­ral, más allá de esa en es­pe­cí­fi­co, nos reía­mos har­to. Fue un equi­po in­creí­ble, ti­rá­ba­mos la ta­lla siem­pre y nos reía­mos de to­do, co­mo la es­ce­na del to­ro. Re­cuer­do que ahí to­dos nos di­ji­mos ya bas­ta (ríe). Lo pa­sa­mos tan bien gra­ban­do, que creo que se no­ta­ba. Era­mos un equi­po cohe­sio­na­do, y creo que al­go se veía de esa quí­mi­ca en pan­ta­lla.

“Co­mo mu­je­res te­ne­mos mu­cho que de­cir a ni­vel his­tó­ri­co. Te­ne­mos mu­cho pa­ra sos­te­ner y lle­var una te­le­se­rie y una na­rra­ción”

¿Qué otro per­so­na­je de le gus­tó har­to?

El de Víc­tor (Felipe Con­tre­ras). Me gus­ta mu­cho lo que él re­pre­sen­ta. Ese ca­pa­taz, de­fen­sor de los sin voz, me gus­tó mu­cho. Y me en­can­ta­ba que fue­ra un po­co re­vo­lu­cio­na­rio y que ha­bla­ra por los que no lo po­dían ha­cer. Y tam­bién me gus­tó har­to el del Leo (Ariel Ma­te­lu­na). Era muy di­ver­ti­do, por­que Ariel lo hi­zo con un hu­mor bien par­ti­cu­lar y le sa­có to­do el ju­go al per­so­na­je.

“Me ha­ce fe­liz que ha­ya­mos de­mos­tra­do que a las tres de la tar­de po­de­mos po­ner otro tono. Se pue­de ha­cer una te­le­se­rie pa­ra ese ho­ra­rio con co­sas un po­co más cru­das”

FO­TO: MEGA

►► La ac­triz Daniela Ra­mí­rez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.