Igual­dad pa­ra hi­jos le­gí­ti­mos e ile­gí­ti­mos

La Tercera - - Portada -

Cin­co años tar­dó en ser apro­ba­da, en sep­tiem­bre de 1998, la ley nue­va de fi­lia­ción. Si bien te­nía co­mo pro­pó­si­to igua­lar los de­re­chos de los hi­jos na­ci­dos den­tro y fue­ra del ma­tri­mo­nio -po­nien­do fin a una dis­cri­mi­na­ción le­gal vi­gen­te en Chi­le des­de 1855, que dis­tin­guía en­tre hi­jo le­gí­ti­mos, ile­gí­ti­mos y na­tu­ra­les, el de­ba­te in­cor­po­ró com­po­nen­tes va­ló­ri­cos lue­go de que los prin­ci­pa­les de­trac­to­res de la re­for­ma ar­gu­men­ta­ron que la ini­cia­ti­va de­bi­li­ta­ba a la fa­mi­lia co­mo ins­ti­tu­ción.

“No nos ha­lla­mos an­te un pro­ble­ma de apli­ca­ción del prin­ci­pio de igual­dad, sino an­te uno de ma­yor hon­du­ra y com­ple­ji­dad: qué con­cep­ción de la fa­mi­lia, co­mo ins­ti­tu­ción so­cial y, más aún, qué reali­dad an­tro­po­ló­gi­ca del ser hu­mano se­rán re­co­gi­das y re­fle­ja­das en los tex­tos le­ga­les”, ex­pu­so el se­na­dor de la UDI Her­nán La­rraín du­ran­te una de las dis­cu­sio­nes en sa­la.

El tex­to le­gal -ade­más de mo­di­fi­car el ré­gi­men de pa­tria po­tes­tad y per­fec­cio­nar los me­dios de prue­ba en jui­cios de pa­ter­ni­dad-equi­pa­ra­ba los de­re­chos he­re­di­ta­rios. Es­te úl­ti­mo pun­to, de he­cho, fue lo que ge­ne­ró más re­sis­ten­cias en al­gu­nos sec­to­res.

“Cuan­do un hi­jo for­ma­do fue­ra de la fa­mi­lia tie­ne igua­les de­re­chos su­ce­so­rios que los hi­jos que sí han si­do for­ma­dos al in­te­rior de ella se de­bi­li­ta la ins­ti­tu­ción del ma­tri­mo­nio por una ra­zón de jus­ti­cia. El pa­tri­mo­nio fa­mi­liar, que se cons­tru­ye con sa­cri­fi­cios, pri­va­cio­nes, es­fuer­zos, sue­ños co­mu­nes, et­cé­te­ra, per­te­ne­ce, en de­fi­ni­ti­va, a quie­nes han he­cho la vi­da fa­mi­liar en con­jun­to: el pa­dre, la ma­dre, los hi­jos. Por lo tan­to, dar igua­les de­re­chos su-

“Apa­ren­tan­do ha­cer jus­ti­cia a al­gu­nos hi­jos (...) en el fon­do, pre­ten­de des­truir la fa­mi­lia”.

“Si se bus­ca in­hi­bir un adul­te­rio, que el res­pon­sa­ble asu­ma y no con cas­ti­go a los hi­jos”.

ce­so­rios a ter­ce­ros hi­jos apa­re­ce a to­das lu­ces injusto en re­la­ción con aque­llos que han cons­trui­do ese pa­tri­mo­nio en con­jun­to con sus pa­dres”, di­jo du­ran­te uno de los de­ba­tes el en­ton­ces se­na­dor RN Fran­cis­co Prat, quien tam­bién ad­vir­tió que a raíz de los cam­bios le­ga­les en ma­te­ria de de­re­chos su­ce­so­rios, in­di­rec­ta­men­te las mu­je­res po­drían ver­se pre­sio­na­das a abor­tar.

“La fa­mi­lia se de­fien­de con la res­pon­sa­bi­li­dad éti­ca de los pa­dres y no con cas­ti­go a los hi­jos. Si se pre­ten­de in­hi­bir un com­por­ta­mien­to adúl­te­ro, que el res­pon­sa­ble asu­ma su res­pon­sa­bi­li­dad y no que la tras­la­de a otros, pro­mo­vien­do así la irres­pon­sa­bi­li­dad”, re­fu­tó el por en­ton­ces se­na­dor Ser­gio Bi­tar.

La Cá­ma­ra de Dipu­tados de­ba­tien­do so­bre la fi­lia­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.