Seis cor­tes de Ape­la­cio­nes ba­ja­ron cos­tas de re­cur­sos con­tra isa­pres

Tri­bu­na­les de An­to­fa­gas­ta, Co­pia­pó, La Se­re­na, Chi­llán, Puer­to Montt y Pun­ta Are­nas to­ma­ron es­ta me­di­da. Abo­ga­dos ad­vier­ten que es­to bus­ca de­sin­cen­ti­var las ac­cio­nes ju­di­cia­les por al­za de pla­nes.

La Tercera - - Portada -

Seis de 17 cor­tes de Ape­la­cio­nes del país re­ba­ja­ron el mon­to de las cos­tas ju­di­cia­les que de­ben pa­gar las isa­pres a las per­so­nas cu­yos re­cur­sos de pro­tec­ción, pa­ra fre­nar el al­za del pre­cio ba­se de sus pla­nes de sa­lud, son aco­gi­dos. Es­te mon­to co­rres­pon­de a los cos­tos que ge­ne­ró el pro­ce­so a la par­te que re­cu­rrió con­tra la me­di­da, por lo que son los abo­ga­dos que re­pre­sen­tan a los afi­lia­dos quie­nes re­ci­ben el di­ne­ro.

Se tra­ta de los tri­bu­na­les de al­za­da de An­to­fa­gas­ta, Co­pia­pó, La Se­re­na, Chi­llán, Puer­to Montt y Pun­ta Are­nas

De di­cho gru­po, la dis­mi­nu­ción más sig­ni­fi­ca­ti­va se re­gis­tró en An­to­fa­gas­ta, don­de se pa­só de $ 660.000 en 2016 a $ 135.000 pa­ra 2017. Las ra­zo­nes de es­ta de­ter­mi­na­ción, se­gún el mi­nis­tro y vo­ce­ro ese tri­bu­nal, Os­car Cla­ve­ría, se de­be a que se bus­ca “es­ta­ble­cer un ré­gi­men ge­ne­ral y ade­cuar­se a las ta­ri­fas del res­to del país”.

Ade­más, ma­ni­fes­tó que no­ta­ron que se es­ta­ba “co­me­tien­do una co­mer­cia­li­za­ción de los re­cur­sos de pro­tec­ción, por lo que se de­ci­dió to­mar me­di­das”.

Cla­ve­ría agre­gó que in­clu­so “sa­bía­mos que (los abo­ga­dos) es­ta­ban re­ga­lan­do gift cards, lo que ge­ne­ró dis­cu­sión, por­que el fon­do ju­rí­di­co de de­fen­der un de­re­cho cons­ti­tu­cio­nal no se es­ta­ba cum­plien­do”. El ma­gis­tra­do se re­fie­re a lo que ocu­rre con los abo­ga­dos que pre­sen­tan es­tos re­que­ri­mien­tos,

(ver ta­bla).

que a cam­bio de de­fen­der al afi­lia­do an­te el tri­bu­nal de for­ma gra­tui­ta, re­ci­ben el pa­go de las cos­tas. Al­gu­nos de ellos han si­do fuer­te­men­te cues­tio­na­dos, por­que pro­mue­ven sus ser­vi­cios me­dian­te en­tre­ga de es­tí­mu­los, co­mo tar­je­tas de com­pra o mon­tos de di­ne­ro.

En el ca­so de Con­cep­ción, el pre­si­den­te de la ins­tan­cia, Adolf As­cen­cio, sos­tu­vo que en esa ciu­dad “es di­fe­ren­te a Santiago. Las cos­tas son de­fi­ni­das por ca­da sa­la, que es so­be­ra­na y de­fi­ne un mon­to que va­ría en­tre los $ 130.000 y $ 400.000, lo que ex­pli­ca la va­ria­ción del di­ne­ro. De­pen­de del cri­te­rio de los in­te­gran­tes de la sa­la”.

El juez ha­ce re­fe­ren­cia a la me­di­da que to­mó en 2015 el pleno de la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Santiago, que con­cen­tra el nú­me­ro más al­to de re­cur­sos con­tra isa­pres, cuan­do re­ba­jó los mon­tos de $ 130.000 a $ 50.000.

Otras 10 cor­tes del país de­ci­die­ron man­te­ner las cos­tas de 2016. Sin em­bar­go, en só­lo un ca­so se dio una si­tua­ción dis­tin­ta: la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Val­di­via subió de $ 75.00 a $ 130.000, ca­si el do­ble de lo co­bra­do en 2016.

Des­de ese tri­bu­nal in­di­ca­ron que es­to no res­pon­de a una me­di­da es­pe­cí­fi­ca, sino que los jue­ces han to­ma­do la de­ci­sión a par­tir del mé­ri­to de las cau­sas. El año pa­sa­do in­gre­sa­ron 3.870 re­cur­sos, de los cua­les 944 co­rres­pon­den a re­que­ri­mien­tos con­tra isa­pres.

En los úl­ti­mos años la ju­di­cia­li­za­ción en torno a es­tos se­gu­ros de sa- lud ha sig­ni­fi­ca­do que en­tre 2010 y 2016 se pre­sen­ta­ron 519.003 re­cur­sos de pro­tec­ción en con­tra de las ase­gu­ra­do­ras por ade­cua­ción de pre­cio ba­se, de los cua­les 409.154 co­rres­pon­den a la Cor­te de Ape­la­cio­nes de Santiago. Eso se tra­du­ce en $ 78 mil mi­llo­nes en cos­tas que han te­ni­do que pa­gar las isa­pres.

Ten­den­cia

Pe­se al ca­so de Val­di­via, en ge­ne­ral y a ni­vel na­cio­nal, se vi­sua­li­za una ten­den­cia ha­cia man­te­ner o re­ba­jar las cos­tas. Por ejem­plo, en Co­pia­pó pa­sa­ron de $ 100 mil a $ 50 mil; Chi­llán, de $ 200 mil a $ 150 mil; Puer­to Montt, de $ 375 mil a $ 189 mil; La Se­re­na, de $ 150 mil a cer­ca de $ 100 mil, y Pun­ta Are­nas, de $ 200 mil a $ 130 mil.

Es­to se su­ma a la de­ci­sión de al­gu­nos tri­bu­na­les de al­za­da, co­mo An­to­fa­gas­ta, San Mi­guel y Santiago, que en sus re­so­lu­cio­nes pa­ra aco­ger di­chos re­cur­sos y de­te­ner la ade­cua­ción del pre­cio es­tán or­de­nan­do que las cos­tas se pa­guen al afi­lia­do en pri­mer lu­gar y, en su de­fec­to, al abo­ga­do que tra­mi­tó la ac­ción ju­di­cial. Dos de­ci­sio­nes que pa­ra los ju­ris­tas que pre­sen­tan los re­cur­sos es­tán des­ti­na­das a de­sin­cen­ti­var su la­bor. El abo­ga­do Car­los Ta­gle sos­tu­vo que es­to “es con­du­cen­te a en­tor­pe­cer la la­bor de los ju­ris­tas y la pre­sen­ta­ción de re­cur­sos”, di­jo, agre­gan­do que tam­bién se de­mues­tra “el lobby que han he­cho las isa­pres an­te los tri­bu­na­les”.

Mien­tras, Es­te­ban Aré­va­lo (otro abo­ga­do del ru­bro) agre­gó que “se

Fuen­te: Po­der Ju­di­cial

tra­ta de me­di­das ad­mi­nis­tra­ti­vas y re­so­lu­cio­nes que bus­can de­sin­cen­ti­var el in­gre­so de nue­vos abo­ga­dos y de ha­cer el tra­ba­jo mu­cho más di­fí­cil pa­ra los que es­ta­mos en es­to ha­ce tiem­po”.

Es­to, en el con­tex­to en que a ocho me­ses de fi­na­li­zar el go­bierno aún no se ha­ce pú­bli­co el pro­yec­to de ley de isa­pres pro­me­ti­do por el Eje­cu­ti­vo, tras con­vo­car a una co­mi­sión de ex­per­tos que eva­luó las for­ta­le­zas y de­bi­li­da­des del ac­tual sis­te­ma.

Des­de la Aso­cia­ción de Isa­pres, su pre­si­den­te, Ra­fael Ca­vie­des, se­ña­ló que “en la me­di­da en que au­men­tan las cos­tas ju­di­cia­les su­ben los re­cur­sos de pro­tec­ción, por eso he­mos di­cho que es­tas son la ga­so­li­na que mue­ve to­da es­ta in­dus­tria. Si la in­cre­men­tan, au­men­ta el es­tí­mu­lo pa­ra el abo­ga­do, que ha­ce tre­men­dos pro­gra­mas de mar­ke­ting pro­mo­vien­do sus ser­vi­cios”.

Ca­vie­des, jun­to con ca­li­fi­car el ac­tuar de los tri­bu­na­les co­mo una “me­di­da co­rrec­ta”, agre­gó que de­bie­ran “re­vi­sar el mon­to de las cos­tas que, a mi jui­cio, es des­pro­por­cio­na­do al va­lor de lo que es­tá sien­do de­man­da­do. Mu­chas ve­ces és­tas son su­pe­rio­res al mon­to del al­za anual que se es­tá apli­can­do al afi­lia­do, no hay nin­gu­na pro­por­ción en­tre una co­sa y la otra”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.