¿Por qué es­ta gen­te vi­ve 100 años?

Cin­co lu­ga­res del mun­do con­cen­tran la ma­yor den­si­dad de ma­yo­res de 100 años del pla­ne­ta. Mu­chos cien­tí­fi­cos mi­ran a es­tos si­tios, en­tre ellos un in­ves­ti­ga­dor chi­leno.

La Tercera - - Portada - Por Cecilia Yá­ñez Al­fre­do Cá­ce­res

Ilus­tra­ción:

Di­me có­mo vi­ves y te di­ré cuán­do mo­ri­rás. El es­ti­lo de vi­da de una per­so­na de­ter­mi­na en bue­na me­di­da la can­ti­dad de años que al­can­za­rá a cum­plir. Va­rios lu­ga­res del mun­do son una prue­ba feha­cien­te de los be­ne­fi­cios de es­tos com­por­ta­mien­tos. Se les co­no­cen co­mo las “zo­nas azu­les”.

Se tra­ta de lu­ga­res de­li­mi­ta­dos geo­grá­fi­ca­men­te en los que una de­ter­mi­na­da co­mu­ni­dad vi­ve más años que el pro­me­dio o bien con­cen­tra una po­bla­ción im­por­tan­te de per­so­nas que vi­ve más de cien años.

Has­ta hoy se co­no­cen cin­co re­gio­nes del pla­ne­ta que ca­li­fi­can ba­jo es­ta de­fi­ni­ción: las islas de Oki­na­wa (Ja­pón), Cer­de­ña (Ita­lia), Lo­ma Lin­da (Ca­li­for­nia, EE.UU.), la is­la Ika­ria (Gre­cia) y Ni­co­ya (Cos­ta Ri­ca).

To­dos es­tos lu­ga­res tie­nen ele­men­tos co­mu­nes: die­ta, ac­ti­vi­dad fí­si­ca, ho­ras de sue­ño, ai­re lim­pio, au­sen­cia de es­trés y un pro­pó­si­to de vi­da.

Ni­bal­do Ines­tro­sa, neu­ro­bió­lo­go, di­rec­tor del Cen­tro de En­ve­je­ci­mien­to y Re­ge­ne­ra­ción (Care Chi­le UC) y pre­mio na­cio­nal de Cien­cias Na­tu­ra­les (1999), es uno de los cien­tí­fi­cos en el mun­do que ha fi­ja­do su aten­ción en es­tos lu­ga­res. Ines­tro­sa di­ce que el pro­ce­so de en­ve­je­ci­mien­to im­pli­ca va­rios cam­bios fi­sio­ló­gi­cos com­ple­jos que to­da­vía no son del to­do co­no­ci­dos, por lo que es­tu­diar es­tas po­bla­cio­nes per­mi­ti­ría en­con­trar al­gu­na ex­pli­ca­ción.

Pes­ca­dos y ver­du­ras

Oki­na­wa es el lu­gar con ma­yor pro­por­ción de cen­te­na­rios del mun­do, con 200 per­so­nas por ca­da mi­llón de ha­bi­tan­tes, ca­si cin­co ve­ces más que el res­to de la po­bla­ción ja­po­ne­sa, que ya tie­ne una ex­pec­ta­ti­va de vi­da su­pe­rior al pro­me­dio mun­dial (83,8 años). “En Oki­na­wa la exis­ten­cia es tran­qui­la, con­su­men fru­tas y ver­du­ras, al­gu­nos gra­nos y mu­cho pes­ca­do que co­men en pe­que­ñas can­ti­da­des. Nun­ca co­men has­ta que­dar sa­tis­fe­chos sino que has­ta com­ple­tar el 80% de su ca­pa­ci­dad. Van mez­clan­do la co­mi­da, no ‘ata­can’ la co­mi­da”, di­ce el in­ves­ti­ga­dor, que ex­pu­so so­bre las ca­rac­te­rís­ti­cas de es­tas po­bla­cio­nes du­ran­te el Foro Ica­re “Vi­vir has­ta los 100 años” ha­ce al­gu­nas se­ma­nas.

En Lo­ma Lin­da (Ca­li­for­nia), sus ha­bi­tan­tes vi­ven en pro­me­dio 10 años más que el res­to de los es­ta­dou­ni­den­ses. Co­men mu­chas ver­du­ras, tie­nen bue­nas re­la­cio- nes fa­mi­lia­res y son es­tric­tos con de­di­car un día com­ple­to al des­can­so.

La pe­nín­su­la de Ni­co­ya tie­ne me­nos mor­ta­li­dad que en otras re­gio­nes de Cos­ta Ri­ca. En es­te lu­gar, la mor­ta­li­dad de los ma­yo­res de 90 años es 10% más ba­ja que en el res­to del país y si so­lo se ana­li­zan las muer­tes por cán­cer, es­tas son 23% me­nos. Otra vez, la die­ta ba­sa­da en fru­tas, ve­ge­ta­les y gra­nos en­te­ros pre­do­mi­na.

Ubi­ca­da en el mar Egeo, Ika­ria po­see ba­jos ín­di­ces de de­men­cia y de mor­ta­li­dad. Con­su­men una die­ta me­di­te­rrá­nea en­ri­que­ci­da con le­gum­bres y pa­pas. Tam­bién prac­ti­can sies­tas re­gu­la­res.

Si bien Cer­de­ña com­par­te una die­ta me­di­te­rrá­nea y una vi­da sin es­trés, tie­ne una di­fe­ren­cia. “En to­dos es­tos pue­blos hay po­co de ge­né­ti­ca y mu­cho de am­bien­te. Pe­ro Cer­de­ña es la ex­cep­ción. Aquí hay más hom­bres que mu­je­res cen­te­na­rios. Ellos tie­nen una mar­ca ge­né­ti­ca en el cro­mo­so­ma Y de los que so­bre­vi­vie­ron la úl­ti­ma gla­cia­ción, en muy ma­las con­di­cio­nes, lo que no ocu­rre en nin­gu­na otra zo­na azul”, ex­pli­ca Ines­tro­sa.

“En ge­ne­ral, to­das es­tas po­bla­cio­nes re­du­cen el es­trés al má­xi­mo. Lle­van vi­das tran­qui­las, se guían por la luz del día, no tra­ba­jan de no­che, duer­men más ho-

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.