Abor­to: de­rro­ta de los can­di­da­tos

La Tercera - - POLÍTICA - Por Car­los Co­rrea Bau

El sá­ba­do 31 de enero de 2015, la Pre­si­den­ta de la Re­pú­bli­ca, en un ac­to en la Mo­ne­da, fir­mó el pro­yec­to de ley que des­pe­na­li­za­ba el abor­to en tres ca­sua­les. Con la pre­sen­cia de bue­na par­te del ga­bi­ne­te y an­te gri­tos de apo­yo de or­ga­ni­za­cio­nes fe­mi­nis­tas, la Pre­si­den­ta te­nía pro­ba­ble­men­te uno de sus úl­ti­mos días fe­li­ces en La Mo­ne­da. Seis días des­pués, la re­vis­ta Qué Pa­sa pu­bli­có un artículo so­bre los ne­go­cios in­mo­bi­lia­rios de la nue­ra y el hi­jo de la Pre­si­den­ta, lo que fue co­no­ci­do pos­te­rior­men­te co­mo el ca­so Caval, desatan­do to­das las tor­men­tas ya co­no­ci­das.

El dra­ma­tis­mo de las fe­chas tam­bién mues­tra lo im­por­tan­te que es la apro­ba­ción del pro­yec­to de des­pe­na­li­za­ción del abor­to pa­ra La Mo­ne­da. Aun­que no se co­lo­có en el pro­gra­ma pa­ra no in­co­mo­dar, es al­go anun­cia­do en la pri­ma­ria y que in­clu­so fue el úni­co pun­to po­lé­mi­co en el de­ba­te de los can­di­da­tos, don­de el en­ton­ces can­di­da­to de la DC y aho­ra in­ten­den­te in­cre­pó a la Pre­si­den­ta por su po­si­ción al res­pec­to.

Des­pués de una lar­ga tra­mi­ta­ción, in­clu­yen­do po­lé­mi­ca pú­bli­ca, el pro­yec­to tu­vo un nue­vo tras­pié en la Cá­ma­ra, des­pués de la ma­ra­tó­ni­ca se­sión en el Se­na­do. Lo que pa­re­cía un día de fies­ta, que in­clu­yó en el di­se­ño la asis­ten­cia de to­das las mi­nis­tras mu­je­res, ter­mi­nó en una ver­güen­za por el pa­reo de dos dipu­tados ra­di­ca­les y el dipu­tado DC que se abs­tu­vo, mien­tras que la te­le­vi­sión lo mos­tra­ba pau­tea­do por una dipu­tada de opo­si­ción.

En el ca­so de los ra­di­ca­les, no va­le la im­pe­ri­cia co­mo pre­tex­to, pues am­bos lle­van una bue­na can­ti­dad de tiem­po co­mo dipu­tados y, por tan­to, sa­ben de los efec­tos de su de­ci­sión. Jo­sé Pé­rez con es­te cum­pli­rá cin­co pe­río­dos en la Cá­ma­ra, y Fer­nan­do Me­za va por el cuarto pe­río­do co­mo dipu­tado. Aun­que la ira y las cul­pas fue­ron so­bre el Par­ti­do Ra­di­cal y el go­bierno que no pu­do pre­ver es­te in­ci­den­te, lla­ma enor­me­men­te la aten­ción el po­co po­der que tie­nen los dos can­di­da­tos pre­si­den­cia­les pa­ra in­fluir en sus fi­las.

El ca­so más com­ple­jo es pa­ra el can­di­da­to Gui­llier. En los par­ti­dos que lo apo­yan, a di­fe­ren­cia de la DC, no hay ma­ti­ces en el apo­yo del go­bierno y, por tan­to, se es­pe­ra­ba apo­yo com­ple­to. An­te la caí­da, el can­di­da­to dio a en­ten­der que el asun­to no re­que­ría ma­yor ac­ción, pues se su­po­nía que sa­bían có­mo vo­tar. Quie­nes tie­nen éxi­to en la po­lí­ti­ca es por­que in­ter­vie­nen en la agen­da y apren­den a ma­ne­jar­la y no al con­tra­rio, de­jan­do que los vien­tos siem­pre ve­lei­do­sos de los asun­tos pú­bli­cos los ma­ne­jen a ellos.

El se­na­dor Gui­llier pa­re­ce a ve­ces ac­tuar con la fi­lo­so­fía po­lí­ti­ca que se le atri­bu­ye al ex Pre­si­den­te Ba­rros Lu­co, de quien se di­ce que te­nía una má­xi­ma pa­ra go­ber­nar. Con­si­de­ra­ba que los pro­ble­mas se di­vi­dían en dos ti­pos: los que tie­nen so­lu­ción y los que no. Pa­ra el pri­mer gru­po, si se van a so­lu­cio­nar, no re­quie­re me­jor in­ter­ve­nir en ellos, no va­ya a ser que se ma­lo­gren. Y pa­ra el segundo ti­po de di­fi­cul­ta­des, si no hay có­mo arre­glar­las, me­jor no ha­cer na­da.

Al ac­tual can­di­da­to de los par­ti­dos del ala iz­quier­da de la Nue­va Ma­yo­ría le gus­ta com­pa­rar­se con Pe­dro Agui­rre Cer­da, el ícono ra­di­cal y que creó un sis­te­ma edu­ca­cio­nal que per­mi­tió a una in­ci­pien­te cla­se me­dia, de la que vie­ne bue­na par­te de la iz­quier­da, ac­ce­der al po­der. Qui­zá de­ba re­vi­sar la his­to­ria y más bien su re­fe­ren­te de­bie­ra ser el ícono del par­la­men­ta­ris­mo, el Pre­si­den­te Ba­rros Lu­co. Por úl­ti­mo, si los nú­me­ros elec­to­ra­les no acom­pa­ñan al se­na­dor por An­to­fa­gas­ta, po­dría tam­bién te­ner ga­ran­ti­za­do un ho­me­na­je en la gas­tro­no­mía na­cio­nal.

Ingeniero ci­vil in­dus­trial, MBA.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.