Yerno de Trump con­fir­ma reunio­nes con ofi­cia­les ru­sos, pe­ro nie­ga de­li­tos

Ja­red Kush­ner, es­po­so de Ivan­ka Trump, com­pa­re­ció ayer an­te el co­mi­té del Se­na­do por dos ho­ras. Su de­cla­ra­ción for­ma par­te de una muy bien pen­sa­da es­tra­te­gia de de­fen­sa don­de di­ce no re­cor­dar de­ta­lles.

La Tercera - - MUNDO - Cris­ti­na Ci­fuen­tes

En una de las com­pa­re­cen­cias más es­pe­ra­das por los miem­bros del Con­gre­so que in­ves­ti­gan la tra­ma ru­sa, el co­mi­té del Se­na­do in­te­rro­gó ayer por dos ho­ras al yerno y ase­sor del Pre­si­den­te es­ta­dou­ni­den­se Do­nald Trump, Ja­red Kush­ner, quien ne­gó ha­ber­se co­lu­di­do con Ru­sia an­tes o des­pués de la cam­pa­ña pre­si­den­cial de 2016.

“Dé­jen­me ser muy cla­ro: no me co­lu­dí con Ru­sia, ni sé de na­die más en la cam­pa­ña que lo ha­ya he­cho”, di­jo en una de­cla­ra­ción a la pren­sa en la Ca­sa Blan­ca. “No tu­ve con­tac­tos im­pro­pios. No he con­fia­do en fon­dos ru­sos pa­ra mis ne­go­cios y he si­do com­ple­ta­men­te trans­pa­ren­te al en­tre­gar to­da la in­for­ma­ción que se ha so­li­ci­ta­do”, aña­dió.

El yerno de Trump de­fen­dió que su sue­gro ga­nó las elec­cio­nes por­que “te­nía un men­sa­je me­jor y di­ri­gió una cam­pa­ña me­jor” que los de­mó­cra­tas, y di­jo que “su­ge­rir otra co­sa ri­di­cu­li­za a los que vo­ta­ron por él” en las elec­cio­nes pre­si­den­cia­les.

Se­gún el dia­rio Tj­he New York Ti­mes, el tes­ti­mo­nio de Kush­ner an­te el Se­na­do es el co­mien­zo de un pe­río­do im­por­tan­te en la in­ves­ti­ga­ción. Ade­más ten­drá que com­pa­re­cer hoy en la Cá­ma­ra.

Si bien Trump no se re­fi­rió a la au­dien­cia, cri­ti­có al se­cre­ta­rio de Jus­ti­cia Jeff Ses­sions, al ca­li­fi­car­lo de “atri­bu­la­do” y cues­tio­nó por qué Ses­sions no es­tá in­ves­ti­gan­do los su­pues­tos con­tac­tos de Hi­llary Clin­ton con Ru­sia.

An­tes de ir a la au­den­cia a puer­tas ce­rra­das del Se­na­do, Kush­ner dis­tri­bu­yó a la pren­sa la de­cla­ra­ción de 11 pá­gi­nas que iba a leer en el co­mi­té. En ella en­tre­ga de­ta­lles de cua­tro reunio­nes que tu­vo con fun­cio­na­rios ru­sos du­ran­te la cam­pa­ña de 2016 y el pe­río­do de tran­si­ción. Por ejem­plo, se­ña­la que en ju­nio del año pa­sa­do se reunió con una abo­ga­da ru­sa y otras seis per­so­nas, en­tre ellas el hi­jo ma­yor de Trump, Do­nald Jr., quien es­pe­ra­ba ob­te­ner allí in­for­ma­ción da­ñi­na so­bre la en­ton­ces can­di­da­ta de­mó­cra­ta Hi­llary Clin­ton, al­go que fi­nal­men­te no ocu­rrió.

Kush­ner afir­mó ayer que no le­yó la ca­de­na de co­rreos elec­tró­ni­cos que le re­en­vió Do­nald Jr. al pe­dir­le que lo acom­pa­ña­ra al en­cuen­tro, y que ni si­quie­ra sa­bía con quién iban a re­unir­se, por lo que no era cons­cien­te de la pro­me­sa so­bre in­for­ma­ción re­la­ti­va a Clin­ton.

“Cuan­do lle­gué, la abo­ga­da ru­sa es­ta­ba ha­blan­do so­bre un ve­to a las adop­cio­nes en EE.UU. de ni­ños ru­sos. No te­nía ni idea de por qué se es­ta­ba ha­blan­do de ese te­ma y de­ci­dí rá­pi­da­men­te que es­ta­ba per­dien­do el tiem­po en esa reu­nión”, ex­pli­có. A los diez mi­nu­tos, Kush­ner es­cri­bió a su asis­ten­te y le pi­dió que lo lla­ma­ra al ce­lu­lar pa­ra te­ner una ex­cu­sa y po­der irse de la ci­ta.

Kush­ner de­fen­dió sus in­ter­ac­cio­nes con el en­ton­ces em­ba­ja­dor ru­so, Ser­gei Kisl­yak -quien el sá­ba­do con­clu­yó su mi­sión en Was­hing­ton y se­rá re­em­pla­za­do por el vi­ce­mi­nis­tro de de­fen­sa ru­so, Ana­toly An­to­nov- y otros fun­cio­na­rios ru­sos al se­ña­lar que eran con­tac­tos clá­si­cos en su rol de víncu­lo en­tre la cam­pa­ña de Trump y los go­bier­nos ex­tran­je­ros. Así, en su de­cla­ra­ción ci­tó un en­cuen­tro en abril de 2016 con el di­plo­má­ti­co, en el ho­tel May­flo­wer de la ca­pi­tal, don­de Trump dio un dis­cur­so so­bre po­lí­ti­ca ex­te­rior. Allí, Kush­ner co­no­ció a Kisl­yak y otros tres em­ba­ja­do­res, quie­nes le ha­bla­ron du­ran­te “me­nos de un mi­nu­to” y “ex­pre­sa­ron in­te­rés en crear una re­la­ción po­si­ti­va” si Trump ga­na­ba las elec­cio­nes.

El yerno de Trump -en una muy bien pen­sa­da es­tra­te­gia de de­fen­sa- ar­gu­men­tó que su re­la­ción con Kisl­yak era tan mí­ni­ma que ni si­quie­ra re­cor­da­ba su nom­bre al día si­guien­te de la vic­to­ria de Trump en no­viem­bre, cuan­do la cam­pa­ña re­ci­bió una no­ta de fe­li­ci­ta­ción atri­bui­da al Pre­si­den­te ru­so, Vla­di­mir Pu­tin, y qui­so con­tac­tar al di­plo­má­ti­co pa­ra ve­ri­fi­car su au­ten­ti­ci­dad.

El 1 de di­ciem­bre, Kush­ner re­ci­bió a Kisl­yak en la To­rre Trump de Nue­va York. El yerno le ex­pre­só su “de­seo de una nue­va eta­pa en las re­la­cio­nes” y le pre­gun­tó por una po­si­ble con­tac­to exis­ten­te en­tre el equi­po de tran­si­ción y Ru­sia. “No su­ge­rí crear un ‘ca­nal se­cre­to de co­mu­ni­ca­ción” con Ru­sia, ase­gu­ró Kush­ner en re­la­ción a una ver­sión que pu­bli­có el dia­rio The Was­hing­ton Post, en ma­yo. Al con­tra­rio, se­gún Kush­ner, fue Kisl­yak quien le di­jo que “los ge­ne­ra­les” ru­sos que­rían dar in­for­ma­ción so­bre Si­ria al equi­po de Trump, pe­ro am­bos acor­da­ron que ha­bla­rían una vez que el en­ton­ces pre­si­den­te elec­to es­tu­vie­ra en el po­der.

En una co­lum­na el dia­rio The Was­hing­ton Post, se­ña­ló que la de­cla­ra­ción de Kush­ner bus­ca ais­lar­se de cual­quier cul­pa­bi­li­dad o res­pon­sa­bi­li­dad so­bre los he­chos de la tra­ma ru­sa, es­pe­cial­men­te los que con­cier­nen a Trump Ju­nior.

Se­gún el dia­rio bri­tá­ni­co The Guar­dian, al ar­gu­men­tar ig­no­ran­cia co­mo el cen­tro de su de­fen­sa, ha­ce sur­gir in­te­rro­gan­tes so­bre có­mo un Pre­si­den­te de Es­ta­dos Uni­dos po­dría con­fiar en al­guien con tan po­ca ex­pe­rien­cia en po­lí­ti­ca ex­te­rior, aña­dió. ●

► Ja­red Kush­ner, el yerno del Pre­si­den­te Do­nald Trump, lle­ga pa­ra una con­fe­ren­cia en la Ca­sa Blan­ca, ayer tras su au­dien­cia en el Se­na­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.