Una ve­ga­na ra­di­cal so­bre la nie­ve

Con tan so­lo 17 años, An­to­nia Yá­ñez, es la ma­yor re­pre­sen­tan­te del snow­board de Chi­le. Sus no­ta­bles desem­pe­ños en el cir­cui­to eu­ro­peo la tie­nen a un pa­so de cla­si­fi­car a los Jue­gos Olím­pi­cos de in­vierno en Co­rea del Sur.

La Tercera - - DEPORTES - Ig­na­cio Alar­cón

Por

Com­bi­nar las pa­la­bras Pi­chi­le­mu y de­por­te nos lle­va­ría in­du­da­ble­men­te a pen­sar en surf. Pe­ro es­ta ló­gi­ca no fun­cio­na en el ca­so de An­to­nia Yá­ñez, que con só­lo 17 años es la má­xi­ma ex­po­nen­te del snow­board del país. La so­li­dez con la que se des­li­za so­bre la ta­bla es im­pla­ca­ble, co­mo ima­gi­nar a una sur­fis­ta so­bre una per­ma­nen­te ola per­fec­ta.

“Ten­go que ser un po­co más adul­ta de lo que a ve­ces me gus­ta­ría ser”, cuen­ta sen­ta­da so­bre su ta­bla en el Snow­park de Va­lle Ne­va­do. Y ex­pre­sa jus­ta­men­te lo que ha vi­vi­do so­bre to­do en el úl­ti­mo tiem­po; un cir­cui­to eu­ro­peo que la obli­ga a asen­tar­se du­ran­te me­ses en Laax, Sui­za, pe­ro don­de al mis­mo tiem­po ha ob­te­ni­do lo­gros im­por­tan­tes: un cuar­to lu­gar en el Mun­dial Ju­nior de Re­pú­bli­ca Che­ca, un sép­ti­mo lu­gar en los Jue­gos de la Ju­ven­tud en Li­lleham­mer y un oc­ta­vo lu­gar en el Cam­peo­na­to Mun­dial Adul­to en Sie­rra Ne­va­da. Es­tos desem­pe­ños la tie­nen a un pa­so de la clasificación pa­ra los JJ.OO. de Pyeong­chang 2018, en Co­rea del Sur. El cu­po lo es­pe­ra con­se­guir en enero, en Laax. “Ha si­do mi me­jor año”, afir­ma.

“Me gus­ta to­da la nie­ve, me da li­ber­tad. Pue­do te­ner una vi­da dis­tin­ta. Me per­mi­te via­jar, co­no­cer gen­te y otros lu­ga­res”, di­ce la An­to, co­mo le lla­man sus cer­ca­nos. Es­te amor na­ció en Pu­cón y Vi­lla­rri­ca, don­de su pa­dre tra­ba­ja­ba y con­se­guía un ac­ce­so a la nie­ve pa­ra su fa­mi­lia. “Yo só­lo me subía a la ta­bla y la pa­sa­ba bien. Pe­ro des­pués me em­pe­zó a gus­tar más y em­pe­zó a ha­cer­se más pro­fe­sio­nal”, re­la­ta.

Es la úni­ca mu­jer en el Team Chi­le de Snow­board, cues­tión que le com­pli­ca: “A ve­ces me sien­to so­la. Co­mo que me ha­ce fal­ta una com­pa­ñe­ra”. La snow­boar­dis­ta pro­cu­ra una ma­yor par­ti­ci­pa­ción de su gé­ne­ro: “Me gus­ta­ría que en el fu­tu­ro las mu­je­res se mo­ti­va­ran más con es­te de­por­te. Mu­chas me han di­cho: ‘que­re­mos ser co­mo tú’”. Aun­que su en­fo­que no só­lo está en las mu­je­res, sino en una aber­tu­ra so­cial: “En Chi­le li­mi­ta­mos mu­cho a los que vie­nen a la nie­ve. Es un de­por­te ca­ro y acá es el do­ble. Ten­go un plan de ir a lu­ga­res don­de la gen­te ni se ima­gi­na­ría la op­ción de su­bir a la nie­ve. Traer­los acá, dar­les equi­po y en­se­ñar­les. Por­que qui­zás otro ta­len­to está por ahí, en al­gún lu­gar don­de no está la opor­tu­ni­dad”.

“Qui­zás a mis 17 po­dría es­tar ha­cien­do otra co­sa. Es har­to sa­cri­fi­cio, pe­ro ten­go mis mo­men­tos de des­can­so”, re­fle­xio­na. Su tiem­po li­bre tra­ta de vi­vir­lo acor­de a su edad: “Es­toy con mis ami­gas en Pi­chi­le­mu. Es­cu­cho de to­do: rock, elec­tró­ni­ca, trap y re­gue­tón, que me mo­ti­va pa­ra an­dar en snow­board. Soy pro­fe­sio­nal en to­do lo que ha­go, pe­ro tam­bién dis­fru­to con mis ami­gas. Sal­go, tra­to de ser ni­ña, de equi­vo­car­me, de pa­sar­lo bien”, re­la­ta.

An­to­nia des­mi­ti­fi­ca la idea de la fal­ta de pro­teí­nas por el no consumo de car­nes. Pa­ra ella el ve­ga­nis­mo es una for­ma de vi­da. “El ve­ga­nis­mo me de­fi­ne co­mo per­so­na. Soy muy ac­ti­vis­ta. Lo ha­go por éti­ca, por­que es­toy en con­tra del mal­tra­to ani­mal y de la in­dus­tria”. So­bre el mi­to de una ali­men­ta­ción pre­ca­ria, di­ce: “En nu­tri­ción he es­ta­do

“Si le hi­cié­ra­mos a los pe­rros lo que a los chan­chos y las va­cas, es­ta­rían to­dos los que co­men pre­sos”.

AN­TO­NIA YÁ­ÑEZ SNOW­BOARD

mu­cho me­jor. Me sien­to más fuer­te y mi snow­board ha me­jo­ra­do mu­cho des­de que soy ve­ga­na. Se pue­den sa­car me­jo­res pro­teí­nas que las de la car­ne, de las ver­du­ras, de ham­bur­gue­sas que me pre­pa­ro yo mis­ma”, de­ta­lla.

“En Chi­le só­lo nos preo­cu­pa­mos de pe­rros y ga­tos. Si le hi­cié­ra­mos a los pe­rros lo que le ha­ce­mos a los chan­chos y va­cas, es­ta­rían to­dos los que co­men pre­sos. Quie­ro crear con­cien­cia, por­que la gen­te no sa­be có­mo lle­gó el tro­zo de car­ne a sus pla­tos”, re­fle­xio­na.

El pre­jui­cio

Los pre­jui­cios que mez­clan una po­si­ción so­cio­eco­nó­mi­ca con el de­por­te blan­co tie­nen ago­ta­da a An­to­nia: “Ha­go snow­board y al ti­ro me cla­si­fi­can co­mo par­te de una éli­te. La gen­te sin co­no­cer­me di­ce: ‘És­ta tie­ne plata, es hi­ja de pa­pi y le pa­gan to­do’. Pe­ro no sa­ben to­do el es­fuer­zo que hay de­trás. Nun­ca he si­do mi­llo­na­ria ni he es­ta­do cer­ca de te­ner de­ma­sia­da plata. La gen­te juz­ga mu­cho sin co­no­cer. En Pi­chi­le­mu mis ami­gas nun­ca se ima­gi­na­ron que iban a ir a la nie­ve. Pe­ro yo las trai­go, les en­tre­go equi­po”, cuen­ta an­tes de sus­pi­rar.

Y cie­rra: “Chi­le es un país que tie­ne mu­cho po­ten­cial pa­ra mu­chas co­sas, pe­ro so­cial­men­te no es­ta­mos pre­pa­ra­dos. Me gus­ta­ría im­pul­sar cam­bios so­cia­les”. ●

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.