Pe­lle­gri­ni trae a la tie­rra a Le­decky

La na­da­do­ra ita­lia­na sa­ca a re­lu­cir to­da su ex­pe­rien­cia pa­ra es­tro­pear­le a la es­ta­dou­ni­den­se un his­to­rial per­fec­to de fi­na­les ga­na­das en Mun­dia­les y Jue­gos.

La Tercera - - DEPORTES - Ro­ber­to Gál­vez

Po­cos da­ban fe de lo que ha pa­sa­do en la pis­ci­na del Du­na Are­na de Bu­da­pest: ha­ce po­cos se­gun­dos la ita­lia­na Fe­de­ri­ca Pe­lle­gri­ni rom­pía to­do pro­nós­ti­co y le arre­ba­ta­ba ma­gis­tral­men­te a Ka­tie Le­decky la op­ción de con­ti­nuar con su mar­cha in­vic­ta en fi­na­les in­di­vi­dua­les de Jue­gos y Mun­dia­les. Fue en los 200 li­bres, don­de la ve­ne­cia­na co­men­zó du­bi­ta­ti­va, pe­ro ce­rró con un re­ma­te digno de sus me­jo­res épo­cas.

Y es que aun­que es­tu­vo le- jos de su mar­ca más rá­pi­da (1’52”98), la que con­si­guió en el Mun­dial de 2009 en Ita­lia y que es el ac­tual ré­cord pla­ne­ta­rio, a la de­por­tis­ta de 28 años le bas­tó con unos 50 me­tros fi­na­les de an­to­lo­gía pa­ra con­quis­tar su quin­to tí­tu­lo mun­dial tras seis años de se­quía. En Shan­gai 2011 ha­bía si­do la úl­ti­ma vez que se ha­bía subido a lo más al­to del po­dio, jus­ta­men­te, en los 200 li­bre, su prue­ba fa­vo­ri­ta.

Lue­go de unos ma­gros Jue­gos Olím­pi­cos de Río, en los que mu­chos ya au­gu­ra­ban el pron­to re­ti­ro de Fe­de­ri­ca, que de­jó sin si­quie­ra un me­tal, fue la pro­pia ita­lia­na la que se en­car­gó de de­cir a to­dos que es­tá más vi­gen­te que nun­ca. Por­que su vic­to­ria, ade­más, fue ante com­pe­ti­do­ras de te­mer. Ante ver­da­de­ras má­qui­nas de la pis­ci­na.

Por una par­te, la rei­na ab­so­lu­ta del agua en el crol: la es­ta­dou­ni­den­se Ka­tie Le­decky, ga­na­do­ra en los Jue­gos de los 200 li­bre. Mi­chael Phelps en da­ma. Tam­bién es­ta­ba la aus­tra­lia­na Em­ma Mc­Keon, bron­ce en la ci­ta de los ani­llos en la mis­ma prue­ba. Tam­po­co se pue­de de­jar de men­cio­nar a la hún­ga­ra Ka­tin­ka Hoss­zú, tri­ple oro en Río 2016.

La ba­ta­lla fue du­ra pa­ra Pe­lle­gri­ni, quien pa­só los pri­me­ros 50 me­tros le­jos de una ve­loz Mc­Keon. La eu­ro­pea, de he­cho, iba quin­ta a esa al­tu­ra (em­pa­ta­da con Le­decky), ca­si me­dio cuer­po por de­trás. En la mi­tad de la prue­ba, Pe­lle­gri­ni subió al cuar­to pues­to tran­si­to­rio y mar­có 56”41, de­trás de los 55”83 de la oceá­ni­ca y los 56”09 de la nor­te­ame­ri­ca­na, quie­nes iban primera y se­gun­da, res­pec­ti­va­men­te. Las po­si­cio­nes y la di­fe­ren­cia de me­dio se­gun­do con sus ri­va­les prác­ti­ca­men­te se man­tu­vo al ini­ciar los 50 me­tros fi­na­les. Y ahí vino la ac­ción so­bre­sa­lien­te de Fe­de­ri­ca, quien co­men­zó un re­ma­te fu­rio­so. Na­die le sa­ca­ba de su ca­be­za el que­dar­se con un oro que to­dos pen­sa­ban se­ría de Le­decky o Mc­Keon, quie­nes, qui­zás, pre­sas de su lu­cha per­so­nal des­cui­da­ron al ra­yo que su­pu­so ser la ita­lia­na en los úl­ti­mos 25 me­tros en Hun­gría.

Fue la úni­ca, de he­cho, que ba­jó de los 29 se­gun­dos en el par­cial del úl­ti­mo lar­go. Hi­zo 28”82, ca­si un se­gun­do más rá­pi­da en ese tra­mo de la ca­rre­ra que Mc­Keon y Le­decky, quien por primera vez en su vi­da sin­tió la frus­tra­ción de no ga­nar una prue­ba in­di­vi­dual, por­que has­ta ahí só­lo ha­bía con­quis­ta­do oros en los Mun­dia­les y Jue­gos que ha­bía dispu­tado. Pe­lle­gri­ni ga­nó con 1’54”73, pe­ro más allá de eso, tra­jo a la tie­rra a la es­ta­dou­ni­den­se, que em­pa­tó en el se­gun­do pues­to con la aus­tra­lia­na. ●

► Fe­de­ri­ca Pe­lle­gri­ni fes­te­ja lue­go de ga­nar la fi­nal de 200 li­bre en el Mun­dial de Bu­da­pest. ASÍ FUE LA BA­TA­LLA EN­TRE FE­DE­RI­CA PE­LLE­GRI­NI, KA­TIE LE­DECKY Y EM­MA MC­KEON

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.