Ro­bos a ca­je­ros au­to­má­ti­cos caen a la mi­tad y lle­gan al ni­vel más ba­jo des­de 2011

Otros de los de­li­tos que han dis­mi­nui­do son los ro­bos por sor­pre­sa y a lu­gar ha­bi­ta­do.

La Tercera - - NACIONAL - F. Duar­te y F. Díaz

Era ju­nio de 2012 y las po­li­cías, el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co y el go­bierno ya con­ta­bi­li­za­ban 491 ro­bos a ca­je­ros au­to­má­ti­cos, la ci­fra más al­ta des­de que se co­men­za­ron a re­gis­trar es­te ti­po de de­li­tos, en 2011.

A raíz de eso, las au­to­ri­da­des de­ci­die­ron crear una me­sa de tra­ba­jo don­de abor­da­rían el te­ma en con­jun­to con Ca­ra­bi­ne­ros, la PDI y los ban­cos, a los que les hi­cie­ron una se­rie de so­li­ci­tu­des.

En­tre ellas, ins­ta­la­ción de cá­ma­ras de se­gu­ri­dad ex­ter­nas, sis­te­mas de alar­mas, co­ne­xión a una cen­tral de mo­ni­to­reo, en­tin­ta­do de bi­lle­tes, ade­más del an­cla­je o em­po­tra­mien­to de los ex­pen­de­do­res de di­ne­ro.

Y las me­di­das die­ron re­sul­ta­do, pues a cin­co años de eso, el pa­no­ra­ma es ra­di­cal­men­te dis­tin­to. Así lo re­ve­ló ayer el sub­se­cre­ta­rio de Pre­ven­ción del De­li­to, Ós­car Ca­rras­co, mien­tras da­ba a co­no­cer el ba­lan­ce de se­gu­ri­dad pú­bli­ca del primer semestre de 2017. Se­gún la au­to­ri­dad, los in­ten­tos y ro­bos con­su­ma­dos de es­tos dis­po­si­ti­vos ca­ye­ron un 29,2% en com­pa­ra­ción con el mis­mo semestre del año pa­sa­do.

Sin em­bar­go, ad­vir­tió el sub­se­cre­ta­rio, al con­si­de­rar so­lo los ro­bos eje­cu­ta­dos, es­tos re­pre­sen­tan una caí­da a ca­si la mi­tad, con un 45,2%. Ello, por­que a la fe­cha se re­gis­tran 63 ata­ques a dis­pen­sa­do­res en to­tal, la ci­fra más ba­ja des­de que co­men­zó el re­gis­tro de es­te ilí­ci­to en 2011, cuan­do eran 350.

Al res­pec­to, el sub­se­cre­ta­rio del In­te­rior, Mah­mud Aleuy, co­men­tó que “es­to no es pro­duc­to del azar o de la suer­te, sino que de un tra­ba­jo pla­ni­fi­ca­do y coor­di­na­do pa­ra in­cor­po­rar me­di­das de se­gu­ri­dad adi­cio­na­les, re­du­cir los tiem­pos de res­pues­ta de las po­li­cías y for­ta­le­cer la in­ves­ti­ga­ción pa­ra dar con las bandas de­di­ca­das al ro­bo de ca­je­ros”.

Ade­más, agre­gó que In­te­rior jun­to al OS-10 de Ca­ra­bi­ne­ros “han he­cho una la­bor im­por­tan­te con la ban­ca pa­ra el cum­pli­mien­to de me­di­das de se­gu­ri­dad, mien­tras que la PDI ha lo­gra­do des­ba­ra­tar bandas gran­des, co­mo lo hi­zo en ma­yo, con la de­ten­ción de 21 su­je­tos que es­ta­ban vin­cu­la­dos a una se­rie de ro­bos de ca­je­ros en el país”.

En cuan­to a las me­di­das im­ple­men­ta­das por los ban­cos, Aleuy re­co­no­ció que son muy im­por­tan­tes. No obs­tan­te, ad­vir­tió que no pue­den ser en­ten­di­das por sí so­las, sino co­mo par­te de un con­jun­to de ac­cio­nes. “No sir­ve de mu­cho si las me­di­das de se­gu­ri­dad de­mo­ran la ac­tua­ción de los de­lin­cuen­tes, pe­ro las po­li­cías no lle­gan al lu­gar. Sin em­bar­go, gra­cias a que Ca­ra­bi­ne­ros y la PDI han re­du­ci­do sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te sus tiem­pos de res­pues­ta, las me­di­das son exi­to­sas”, re­sal­tó.

Asi­mis­mo, Aleuy des­ta­có la dis­po­si­ción de la ban­ca, que “ha com­pren­di­do que es­ta ta­rea se de­be ha­cer de ma­ne­ra co­rres­pon­sa­ble con el sec­tor pú­bli­co y que es­tos fe­nó­me­nos -al ser di­ná­mi­cos­mu­tan con ra­pi­dez, por lo que se de­be es­tar siem­pre aten­to y ha­cer los ajus­tes co­rres­pon­dien­tes”.

Des­de la Aso­cia­ción de Ban­cos e Ins­ti­tu­cio­nes Fi­nan­cie­ras (Abif) coin­ci­die­ron con el sub­se­cre­ta­rio en que la coor­di­na­ción en­tre la ban­ca, el go­bierno y las po­li­cías ha da­do re­sul­ta­do. “En es­ta lí­nea, y des­de el 2016, la ban­ca for­ma par­te de una me­sa de tra­ba­jo li­de­ra­da por el Mi­nis­te­rio del In­te­rior pa­ra en­fren­tar los de­li­tos de clo­na­ción de tar­je­tas y la ac­tua­li­za­ción de me­di­das de se­gu­ri­dad de ca­je­ros au­to­má­ti­cos”, se­ña­la­ron.

Y agre­ga­ron que “la ban­ca ha to­ma­do me­di­das co­mo la im­ple­men­ta­ción del chip y el per­tur­ba­dor mag­né­ti­co pa­ra pro­te­ger el uso de la ban­da en las tar­je­tas, las cua­les han con­tri­bui­do a la dis­mi­nu­ción del frau­de”.

Pe­se a las cuen­tas ale­gres del Eje­cu­ti­vo, el ex sub­se­cre­ta­rio de Pre­ven­ción del De­li­to, Cris­tó­bal Li­ra, re­cor­dó que “la ba­ja en el ro­bo a ca­je­ros au­to­má­ti­cos viene pro­du­cién­do­se des­de 2012, cuan­do, a tra­vés de un de­cre­to, obli­ga­mos a la ban­ca a rea­li­zar im­por­tan­tes in­ver­sio­nes pa­ra me­jo­rar el es­tán­dar y se­gu­ri­dad de los dis­pen­sa­do­res que lle­ga­ban a nues­tro país”.

Ade­más, di­jo el ex miem­bro del ga­bi­ne­te de Se­bas­tián Pi­ñe­ra, “pre­ci­sa­men­te an­te esas me­di­das la efec­ti­vi­dad de los de­lin­cuen­tes em­pe­zó a dis­mi­nuir y se tras­la­dó ha­cia otros ob­je­ti­vos, co­mo es­ta­cio­nes de ser­vi­cio y otros lu­ga­res don­de el cri­men or­ga­ni­za­do pue­de ob­te­ner su­mas im­por­tan­tes de di­ne­ro”.

Otros de­li­tos

Pe­ro el sub­se­cre­ta­rio de Pre­ven­ción del De­li­to, Ós­car Ca­rras­co, no so­lo se re­fi­rió a es­te pun­to. Du­ran­te su ex­po­si­ción, tam­bién re­cal­có el des­cen­so de los de­li­tos de ma­yor con­no­ta­ción so­cial “que han dis­mi­nui­do en 3,8%, la ci­fra más ba­ja de la úl­ti­ma dé­ca­da”.

Aña­dió que den­tro de los que ex­pe­ri­men­ta­ron una re­duc­ción más mar­ca­da se en­cuen­tra el ro­bo por sor­pre­sa, que ba­jó en un 4,8% en com­pa­ra­ción con el mis­mo semestre de 2016, y el ro­bo a lu­gar ha­bi­ta­do, que dis­mi­nu­yó en un 5,6%.

Pe­ro tam­bién hu­bo al­zas. Se­gún la in­for­ma­ción de las po­li­cías, en lo que va del año ha ha­bi­do 272 ho­mi­ci­dios, 51 más que en igual fe­cha del año pa­sa­do.

Otro que au­men­tó fue el ro­bo con vio­len­cia, que subió de 31.732 a 32.521 en el primer semestre de 2017. Lo mis­mo pa­só con las vio­la­cio­nes, que se in­cre­men­ta­ron de 1.329 a 1.356

(ver infografía).

Si bien la vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar no es un de­li­to de ma­yor con­no­ta­ción so­cial, el go­bierno con­sig­nó que la ta­sa de de­nun­cias por ca­da 100 mil ha­bi­tan­tes ba­jó de 321,5 a 321.

Uno de los que reac­cio­na­ron tras co­no­cer los re­sul­ta­dos fue el fis­cal na­cio­nal, Jor­ge Ab­bott. “Las ci­fras hay que ana­li­zar­las con mu­cha pru­den­cia. Hay tam­bién que fi­jar­se en la vic­ti­mi­za­ción, la ci­fra ne­gra de gen­te que no

► Así que­dó un ca­je­ro del Ban­coEs­ta­do tras ser ro­ba­do en Con­cep­ción, en 2014.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.