El 58% de los pro­fe­so­res que es­ta­ba en un tra­mo avan­zó en ca­rre­ra do­cen­te

Los edu­ca­do­res de los co­le­gios mu­ni­ci­pa­li­za­dos que in­gre­sa­ron a la ca­rre­ra do­cen­te re­gis­tra­rán en pro­me­dio un al­za de 30% en sus in­gre­sos.

La Tercera - - NACIONAL - Ma­ría Jo­sé Blan­co 14.555 6.154

El 25 de ju­lio se ini­ció el proceso de tras­pa­so de re­cur­sos des­de el Mi­nis­te­rio de Educación (Mi­ne­duc) a sos­te­ne­do­res de es­ta­ble­ci­mien­tos mu­ni­ci­pa­les, tras las nue­vas asig­na­cio­nes es­ta­ble­ci­das en la ca­rre­ra do­cen­te.

La sub­se­cre­ta­ria de Educación, Va­len­ti­na Quiroga, des­ta­có el avan­ce co­mo un proceso his­tó­ri­co. “No es so­la­men­te en el te­ma de las re­mu­ne­ra­cio­nes, sino que es una po­lí­ti­ca in­te­gral con la cual es­ta­mos tre­men­da­men­te con­ten­tos”, se­ña­ló.

La re­for­ma al sis­te­ma de Desa­rro­llo Pro­fe­sio­nal Do­cen­te tie­ne co­mo ob­je­ti­vo re­co­no­cer la pro­fe­sión, op­tan­do por me­di­das que me­jo­ren las con­di­cio­nes de en­se­ñan­za y apren­di­za­je, y se­gún in­di­can las ci­fras en­tre­ga­das por el go­bierno, de los 72.205 pro­fe­so­res que ya han in­gre­sa­do a la nue­va ca­rre­ra do­cen­te, 14.555 com­ple­ta­ron el proceso de en­ca­si­lla­mien­to, con las eva­lua­cio­nes co­rres­pon­dien­tes De ellos, 8.401, es de­cir un 58%, pre­sen­tó un au­men­to en su pro­gre­so pro­fe­sio­nal, al in­gre­sar a un tra­mo de desa­rro­llo su­pe­rior.

El avan­ce de un pro­fe­sor en la ca­rre­ra trae con­si­go me­jo­ras en sus re­mu­ne­ra­cio­nes y, se­gún el Mi­ne­duc, es­tas se tra­du­je­ron en pro­me­dio en

(ver infografía).

un al­za de un 30% en sus in­gre­sos.

En tér­mi­nos es­ti­ma­ti­vos, an­tes de la ca­rre­ra do­cen­te un pro­fe­sor in­gre­sa­ba al sis­te­ma pú­bli­co con un suel­do pro­me­dio de $ 500.000. Hoy, con la nue­va po­lí­ti­ca, es­te mon­to bor­dea los $ 800 mil.

Fun­cio­na­mien­to

El pro­gra­ma es­ta­ble­ce cin­co tra­mos de desa­rro­llo pro­fe­sio­nal en el que los pro­fe­so­res del sec­tor mu­ni­ci­pal se­rán en­ca­si­lla­dos o ubi­ca­dos se­gún sus co­no­ci­mien­tos y desem­pe­ño en la pro­fe­sión, co­men­zan­do por tres ni­ve­les de ca­rác­ter obli­ga­to­rio: Ini­cial, Tem­prano y Avan­za­do. A es­to, se su­man los ni­ve­les Ex­per­to I y Ex­per­to II, pa­ra quie­nes con­cen­tren los re­sul­ta­dos más al­tos. Otro adi­cio­nal es el de­no­mi­na­do tra­mo de Ac­ce­so, ca­te­go­ría que re­co­no­ce a aque­llos do­cen­tes que no po­seen eva­lua­cio­nes pre­vias ni años de ex­pe­rien­cia la­bo­ral.

Se­gún lo es­ta­ble­ci­do en la ca­rre­ra do­cen­te, los pro­fe­so­res se­rán po­si­cio­na­dos se­gún los años de ex­pe­rien­cia que lle­ven en el es­ta­ble­ci­mien­to, desem­pe­ño aca­dé­mi­co y pe­da­gó­gi­co que ob­ten­gan, jun­to con los re­sul­ta­dos de la eva­lua­ción de co­no­ci­mien­tos dis­ci­pli­na­rios.

“Sa­be­mos que es­to co­mien­za a cam­biar la ca­ra del país y avan­zar en ir cons­tru­yen­do un círcu­lo vir­tuo­so de me­jo­ra cons­tan­te pa­ra cum­plir el ob­je­ti­vo de ga­ran­ti­zar una educación en to­dos los es­ta­ble­ci­mien­tos de Chi­le. Es­to era una deu­da que te­nía el país con los pro­fe­so­res, así que es­ta­mos tre­men­da­men­te fe­li­ces”.

Pe­se a las po­si­ti­vas con­clu­sio­nes de la au­to­ri­dad, des­de el Co­le­gio de Pro­fe­so­res per­sis­ten los re­pa­ros a la nue­va po­lí­ti­ca pú­bli­ca. El pre­si­den­te del gre­mio, Ma­rio Agui­lar, se­ña­ló a

que “es­te mé­to­do se ba­sa en prue­bas ex­ter­nas y no en tra­ba­jo efec­ti­vo. En sín­te­sis, so­lo po­ne los in­cen­ti­vos en pre­pa­rar­se pa­ra una prue­ba, no pa­ra per­fec­cio­nar el me­jo­ra­mien­to aca­dé­mi­co. Nos es­tán di­cien­do que ser un buen pro­fe­sor es pro­du­cir buen ren­di­mien­to en prue­bas es­tan­da­ri­za­das. Al­go a lo que mos­tra­mos com­ple­to re­cha­zo”, en­fa­ti­zó.

Por otro la­do, Da­ni­lo Oli­va­res, in­ves­ti­ga­dor de Po­lí­ti­ca Edu­ca­ti­va del mo­vi­mien­to ci­vil Educación 2020, en­cuen­tra po­si­ti­vo que los au­men­tos sa­la­ria­les fue­ran im­ple­men­ta­do des­de las aris­tas es­ta­ble­ci­das por el Sis­te­ma de Desa­rro­llo Do­cen­te. A su vez, des­ta­ca el in­cen­ti­vo que pro­vo­ca en el ejer­ci­cio pe­da­gó­gi­co. “La ca­rre­ra de Pe­da­go­gía era una de las pro­fe­sio­nes peor re­mu­ne­ra­das del país, en com­pa­ra­ción con otras del sis­te­ma

La Ter­ce­ra

edu­ca­cio­nal. La nue­va im­ple­men­ta­ción bus­ca equi­pa­rar esa con­di­ción y el crecimiento la­bo­ral de los do­cen­tes”, afir­ma.

Uno de los pun­tos que ge­ne­ran re­cha­zo den­tro del Co­le­gio de Pro­fe­so­res es que el apor­te de la ley pro­mul­ga­da el 2016 no in­clu­ye de la misma for­ma a to­dos los do­cen­tes. Des­de esa pers­pec­ti­va, el in­ves­ti­ga­dor res­pon­de que “no es pa­re­jo pa­ra to­dos, por­que no to­dos los pro­fe­so­res tie­nen el mis­mo ni­vel o tra­mo”.

Sub­ven­cio­na­dos

Hoy, la ley que re­de­fi­ne una nue­va es­ca­la de suel­dos pa­ra los pro­fe­so­res es­tá en­fo­ca­da ex­clu­si­va­men­te en los do­cen­tes de co­le­gios mu­ni­ci­pa­les. Gra­dual­men­te se irá ex­pan­dien­do al sec­tor par­ti­cu­lar sub­ven­cio­na­do, que abar­ca a cer­ca de 103 mil do­cen­tes. “Ellos tie­nen el in­cen­ti­vo de que sus sa­la­rios au­men­ta­rán. Lo se­gun­do tam­bién es que den­tro de ese proceso hay otras con­di­cio­nes de for­ma­ción que se van dan­do, co­mo ac­ce­der a pro­gra­mas de for­ma­ción con­ti­nua, de pa­san­tía y ma­yo­res con­di­cio­nes la­bo­ra­les lec­ti­vas o no lec­ti­vas. Acá se po­ten­cia la la­bor del do­cen­te. Los sos­te­ne­do­res van a re­ci­bir de ma­ne­ra di­rec­ta el sa­la­rio, lo que no sig­ni­fi­ca un ma­yor gas­to pa­ra ellos”, ex­pli­ca Oli­va­res. ● Los tra­mos Ini­cial Tem­prano A ellos se in­gre­sa por la com­bi­na­to­ria de tres fac­to­res: Pro­fe­so­res en nú­me­ros Avan­za­do Ex­per­to I Ex­per­to II Pro­gre­sión tras im­ple­men­ta­ción de Ca­rre­ra Do­cen­te

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.