LE­SIÓN EN MO­MEN­TO CLA­VE

La Tercera - - DEPORTES -

“Con es­ta si­tua­ción a ve­ces sien­to que el cul­pa­ble de ha­ber per­di­do el cam­peo­na­to fui yo. Ju­gué cin­co par­ti­dos, ga­na­mos cua­tro y em­pa­ta­mos uno”.

que ya no ha­bía vuel­ta atrás. Ya no me in­tere­sa. Oja­lá que den­tro de seis me­ses es­to sea só­lo una his­to­ria y Co­lo Co­lo vuel­va a ser cam­peón. Pa­ra mí ya es tiem­po pa­sa­do. Gra­cias a Dios en­con­tré un club que me aco­gió y don­de quiero de­mos­trar que pue­do se­guir ju­gan­do.

¿Có­mo era su re­la­ción con Gue­de? Mark Gon­zá­lez di­jo que él es ren­co­ro­so y bi­po­lar.

Ca­da uno es co­mo es. En el fút­bol nos en­con­tra­mos dis­tin­tas ma­ne­ras de ser y dis­tin­tas for­mas de có­mo di­ri­gir un equi­po. He pa­sa­do por en­tre­na­do­res que a mí me pa­re­cie­ron de la for­ma co­rrec­ta co­mo lo ha­cían y otros de ma­ne­ra in­co­rrec­ta, pe­ro eso no qui­ta que sean bue­nos en­tre­na­do­res. Con Pa­blo te­nía­mos una re­la­ción de que ha­blá­ba­mos en su tiem­po, pe­ro des­pués, cuan­do me le­siono, se cor­ta to­da esa re­la­ción, por­que él se ocu­pa del equi­po y los le­sio­na­dos es­ta­mos tra­tan­do de re­cu­pe­rar­nos. Se­gu­ra­men­te hay di­fe­ren­cias en lo que pen­sa­mos con res­pec­to a al­gu­nas co­sas. Él es­tá en una po­si­ción don­de es el en­tre­na­dor y sa­be per­fec­ta­men­te en el club don­de es­tá y lo que sig­ni­fi­can las de­ci­sio­nes que pue­da to­mar. So­mos jugadores de fút­bol y po­de­mos te­ner opi­nio­nes di­fe­ren­tes, pe­ro al fin y al cabo lo que bus­ca­mos es lo me­jor pa­ra el club. No sé si él pu­do in­fluir o no en mi salida. Lo que sí, él sa­bía que te­nía que traer a al­guien por lo que ha­bía pa­sa­do en el úl­ti­mo torneo. Lo que pa­sa es que con es­ta si­tua­ción a ve­ces sien­to que el cul­pa­ble de ha­ber per­di­do el cam­peo­na­to fui yo. Ju­gué cin­co par­ti­dos, ga­na­mos cua­tro y em­pa­ta­mos uno. Y al fi­nal ter­mi­né pa­gan­do yo.

¿Co­lo Co­lo per­dió el cam­peo­na­to cuan­do us­ted se le­sio­nó?

No. Ni yo iba a ga­nar el cam­peo­na­to so­lo ni lo iba a per­der so­lo. So­mos un equi­po y so­mos im­por­tan­tes, los más gran­des prin­ci­pal­men­te.

¿Y por qué lo pier­de?

No sé, no quiero opi­nar so­bre co­sas que su­ce­die­ron des­pués. No tie­ne sen­ti­do pa­ra mí bus­car cul­pa­bles. Sí sé que mien­tras es­tu­ve tu­vi­mos una ra­cha im­por­tan­te que nos per­mi­tió pe­lear has­ta el fi­nal.

¿Fue una víc­ti­ma de una dispu­ta po­lí­ti­ca? ¿O tal vez era miem­bro de al­gún gru­po del plan­tel que te­nía po­ca afi­ni­dad con Gue­de?

No sé. No es­toy pa­ra juz­gar eso. Sí sé que to­mé una de­ci­sión en mi vida ha­ce un tiem­po y la de­ci­sión de se­guir a Cris­to ha­ce que ha­yan si­tua­cio­nes en­con­tra­das en mu­chas par­tes, don­de no se sien­ten có­mo­dos o se sien­ten in­có­mo­dos con las co­sas que uno pue­da mos­trar o la ver­dad que uno pue­da de­cir. Y no com­par­tir­la, pue­de cau­sar in­co­mo­di­dad. Si es por eso, doy gra­cias a Dios por­que él me sal­vó. No es que me voy a sentir in­có­mo­do o aver­gon­za­do por se­guir a Cris­to y a par­tir de ahí to­do ha­ya sido pa­ra mal. Al con­tra­rio, me mues­tra que mi de­ci­sión de se­guir la ver­dad y de de­cir la ver­dad mu­chas ve­ces in­co­mo­da, por­que el mun­do es­tá así.

¿Al­gu­na vez le di­jo una ver­dad in­có­mo­da a Gue­de?

No sé, no me acuer­do si tu­vi­mos char­las pro­fun­das. Sí nos ha­bla­mos en al­gún mo­men­to, pe­ro nun­ca nos cru­za­mos de pa­la­bras.

Gue­de tam­po­co tie­ne una gran re­la­ción con Barroso, en­ton­ces se pue­de

pen­sar que tie­ne pro­ble­mas con un gru­po en el equi­po.

Bueno, si es así, ha­brá que pre­gun­tár­se­lo a él. Si las de­ci­sio­nes son a puer­ta ce­rra­da y aún des­pués de ha­ber pa­sa­do to­do no me en­te­ro, ni sé quién fue ni có­mo fue, tam­po­co ya me in­tere­sa. Ju­lio es un ti­po fron­tal, que di­ce las co­sas de fren­te. Si a al­guno le mo­les­ta que di­ga­mos las co­sas de fren­te, sin du­da que se va a in­co­mo­dar. No le quiero dar más vuel­tas a la si­tua­ción, no tie­ne sen­ti­do.

¿Gue­de tie­ne buen ma­ne­jo de gru­po?

Me ha to­ca­do in­fi­ni­dad de en­tre­na­do­res que ma­ne­jan bien, regular o no de la me­jor for­ma el gru­po. Si los re­sul­ta­dos son po­si­ti­vos to­do pa­sa a se­gun­do plano. No voy a po­ner en una ta­bla cuál es el pun­to don­de Pa­blo ma­ne­ja el gru­po. Es un en­tre­na­dor que tra­ta de in­fluir en el gru­po de al­gu­na ma­ne­ra, con de­ci­sio­nes a ve­ces qui­zás acer­ta­das y otras ve­ces no, pe­ro de ahí a po­ner­le un pun­ta­je no lo voy a ha­cer.

¿Al­gu­na vez vio a Gue­de ser mal­edu­ca­do con al­gún com­pa­ñe­ro su­yo, tal co­mo di­jo Mark Gon­zá­lez?

Al­guno se sin­tió to­ca­do. So­mos trein­ta ti­pos allá aden­tro. Uno pue­de juz­gar por uno mis­mo, pe­ro no por lo que pa­sa con los de­más. La ex­pe­rien­cia le da a uno la sa­bi­du­ría de en­ten­der las si­tua­cio­nes que pa­san en el cam­po, en los en­tre­na­mien­tos, en los par­ti­dos. Si al­guien se sin­tió me­nos­ca­ba­do, es de ca­da uno. Cuan­do pa­san esas co­sas tra­to de ha­blar­lo, de so­lu­cio­nar­lo, soy un hom­bre gran­de. No quiero que se me fal­te el res­pe­to por­que tra­to de no fal­tar­le el res­pe­to a na­die. Lo de Mark con Pa­blo fue una cues­tión to­tal­men­te dis­tin­ta. Ellos tu­vie­ron una con­ver­sa­ción an­tes de que él lle­ga­ra, pe­ro no sé có­mo fue desa­rro­llán­do­se esa si­tua­ción.

Mo­sa di­jo que se va con to­do pa­ga­do, in­clui­da su re­cu­pe­ra­ción...

Es que esa es una obli­ga­ción del club. No es un re­ga­lo. Es una obli­ga­ción, por­que es­toy le­sio­na­do y no me pue­den de­jar ti­ra­do en la calle. Sí des­pués tu­vi­mos que ha­blar de lo que me que­da­ba de con­tra­to, por­que cuan­do te echan del tra­ba­jo qué ha­ces: tra­tas de bus­car lo tu­yo, de res­guar­dar lo tu­yo por so­bre el ca­ri­ño y el amor que puedas te­ner por el club.

¿Gue­de man­da más que Mo­sa?

No creo. Si es así yo creo que es­ta­mos equi­vo­ca­dos, pe­ro no creo que sea tan­to así. Si es una per­so­na im­por­tan­te en el club, hoy en día que qui­zás ten­ga in­je­ren­cia en de­ci­sio­nes no creo que el más im­por­tan­te. El más im­por­tan­te en el club siem­pre va a ser la gen­te. La gen­te es la que te po­ne o la que te qui­ta lu­gar. Por so­bre los re­sul­ta­dos mu­chas ve­ces, in­clu­so sa­can­do bue­nos re­sul­ta­dos la gen­te igual­men­te te va a juz­gar, en­ton­ces el que man­da más en el club siem­pre va a ser la gen­te. A pesar de que ha­ya gen­te que es­té di­ri­gien­do, en es­te caso no es el vo­to po­pu­lar pe­ro sí es la pa­sión po­pu­lar la que va a de­fi­nir siem­pre. Si pue­de hacerse sentir con su voz, con su fuer­za, sin du­da que van a ser lo que ten­drán ma­yor fuer­za en el club.

¿Mo­sa pu­do ha­ber he­cho al­go más pa­ra re­te­ner­lo?

Te di­go que hoy ya no me in­tere­sa lo que po­dría ha­ber he­cho o no ha­ber he­cho. Ya la de­ci­sión fue esa y en al­gún mo­men­to se­gu­ra­men­te vol­ve­ré a ver un par­ti­do al me­nos en el club o lo que Dios quie­ra en su mo­men­to, y el ca­ri­ño con la gen­te lo quiero man­te­ner y re­cor­dar co­mo fue­ron es­tos cua­tro años que es­tu­ve acá.

¿Se sien­te un ído­lo del club?

No me sien­to ído­lo, ni más ni me­nos que otros, pe­ro sí sé que la gen­te me ha­ce sentir que fui im­por­tan­te en al­gún mi­nu­to, y con eso me voy, no ne­ce­si­to sen­tir­me ído­lo de la gen­te pa­ra de­cir “es­to fui y es­toy no soy”. Y lo no­to en la calle, lo no­to en la gen­te. En­ton­ces con eso me voy tran­qui­lo.

¿Qué opi­na de Agus­tín Orión?

Lo co­noz­co de cru­zar­nos en clu­bes ju­gan­do en Ar­gen­ti­na. Yo ju­gan­do en Ne­well’s y él en Es­tu­dian­tes. Es un ar­que­ro de club gran­de. Los ar­cos de los clu­bes gran­des no son fá­ci­les. Qui­zás no ha­ya arran­ca­do de la me­jor ma­ne­ra, pe­ro tar­de o tem­prano se va a asen­tar. Que él ha­ya ve­ni­do a ocu­par el ar­co de Co­lo Co­lo le da cier­to pres­ti­gio nue­va­men­te al ar­co. No por­que el ar­co ha­ya per­di­do pres­ti­gio con­mi­go y con Pau­lo, to­do lo con­tra­rio, se lo de­ja­mos bien al­to, se lo com­pli­ca­mos un po­co. ●

► Gue­de le da ins­truc­cio­nes a Villar en un par­ti­do an­te Huachipato por la Copa Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.