Den­tro del fes­ti­val de mú­si­ca elec­tró­ni­ca más gran­de del mun­do

La Ter­ce­ra asis­tió a To­mo­rro­land en Bél­gi­ca, y con­ver­só con el pú­bli­co chi­leno que fue par­te del me­dio mi­llón de per­so­nas que con­vo­có el even­to.

La Tercera - - PORTADA -

“This is To­mo­rrow, this is the real li­fe”, di­jo el DJ Lost Fre­quien­cies en la pre fies­ta que dio ini­cio alos úl­ti­mos tres días de To­mo­rrow­land (TWL), el fes­ti­val de mú­si­ca elec­tró­ni­ca más gran­de del mun­do, que des­de el 2005 reúne cer­ca de me­dio mi­llón de per­so­nas pro­ve­nien­tes de más de 75 paí­ses, y al que La Ter­ce­ra vi­si­tó es­te año (in­vi­ta­dos por Bud­wei­ser).

Con una te­má­ti­ca de cir­cen­se, se rea­li­za en el par­que re­crea­ti­vo Pro­vin­ciaal Re­crea­tie­do­mein De Scho­rre, en la lo­ca­li­dad de Boom, Bél­gi­ca. En el lu­gar, 20 es­ce­na­rios, en­tre ellos uno so­bre el agua al que se de­be lle­gar en bo­te, más de mil DJ’s de re­nom­bre in­ter­na­cio­nal to­can sus va­ria­das te­má­ti­cas mu­si­ca­les.

El lu­gar, que es­tá crea­do pa­ra ser una ciu­dad de la cual no se ten­ga que sa­lir, cuen­ta con va­ria­dos stands de co­mi­da tí­pi­ca de dis­tin­tos paí­ses, don­de ade­más se ven­den be­bi­das al­choó­li­cas. Co­mo la ma­yo­ría de los asis­ten­tes acam­pa en lu­gar, tam­bién exis­te un su­per­mer­ca­do, tien­da de cam­ping, ro­pa y jo­ye­ría.

La ma­yo­ría del pú­bli­co uti­li­za dis­fra­ces o ac­ce­so­rios re­la­cio­na­dos a la te­má­ti­ca cir­cen­se. Ponys y ha­das es el más fre­cuen­te en­tre mu­je­res, mien­tras que los hom­bres sue­len no usar po­le­ra y pin­tar sus cuer­pos.

Tra­ve­sía chi­le­na

A pe­sar de que en la pri­me­ra jor­na­da llo­vió por más de cua­tro ho­ras, eso no im­pi­dió que más de 30 mil per­so­nas asis­tie­ran a la aper­tu­ra del Mains­ta­ge, es­ce­na­rio prin­ci­pal y más gran­de del fes­ti­val, don­de el DJ chi­leno Lu­ciano, ca­ta­lo­ga­do co­mo unos de los más im­por­tan­tes de la mú­si­ca elec­tró­ni­ca en La­ti­noa­mé­ri­ca, to­có por más de tres ho­ras.

En­tre el pú­bli­co se en­con­tra­ba Amé­ri­ca Ibá­ñez, una de las pri­me­ras chi­le­nas en com­prar la en­tra­da pa­ra el even­to. Ella se re­gis­tró en enero de es­te año y en fe­bre­ro le con­fir­ma­ron que po­dría op­tar a la com­pra virtual. “Tu­vi­mos suer­te por­que en me­nos de una ho­ra se ago­ta­ron las 250 mil en­tra­das”, co­men­ta mien­tras se cu­bre su po­le­ra con una ban­de­ra de Chi­le que di­ce “Baby loa­ding”. “De­bo ser la úni­ca chi­le­na em­ba­ra­za­da en es­te lu­gar”, agre­ga en­tre ri­sas.

Ibá­ñez per­te­ne­ce a un gru­po chi­le­nos que se for­mó en va­ria­dos fes­ti­va­les in­ter­na­cio­na­les de mú­si­ca elec­tró­ni­ca. “La mi­tad nos co­no­ci­mos en To­mo­rrow­land Bra­sil del 2015, con los que des­pués via­ja­mos al Ul­tra Fes­ti­val de Mia­mi en 2016, don­de se su­mó otra gran par­te”, co­men­ta. Ac­tual­men­te, el gru­po es­tá com­pues­to por más de 50 na­cio­na­les que via­jan cons­tan­te­men­te a es­te ti­po de fes­ti­va­les por el mun­do. Aquí es­pe­ran a ver a los DJs chi­le­nos Lu­ciano y Fran­cis­co Allen­des, quien to­ca­rá en el úl­ti­mo día del even­to.

Mien­tras el DJ An­drew Ra­yel fi­na­li­za su con­cier­to, An­drés Ra­mos y Mar­ta Hua­quie, quie­nes por pri­me­ra vez es­tán en Eu­ro­pa y en To­mo­rrow­land, es­pe­ran an­sio­sos a Mar­kus Schulz y Ar­min Van Buu­ren.

“Ha si­do una ex­pe­rien­cia in­creí­ble, me­jor que Ul­tra por­que acá es más gran­de y con más es­ce­na­rios. In­clu­so la gen­te es más amo­ro­sa que en Mia­mi.”, ex­pli­ca Ra­mos quien es fanático de la mú­si­ca elec­tró­ni­ca des­de los 15 años.

Mar­ta Huan­qui cuen­ta que cuan­do co­no­ció a su pa­re­ja se in­tro­du­jo más en es­te gé­ne­ro, que an­tes só­lo lla­ma­ba va­ga­men­te su aten­ción. “Lle­vo 12 años jun­to a él y es­ta es una de las co­sas que nos une”, di­ce. “To­mo­rrow­land es in­creí­ble, es un mun­do don­de crean es­ce­na­rios de tal for­ma en la que te sien­tes en otro pla­ne­ta. La mú­si­ca te acom­pa­ña en to­do mo­men­to. Lo me­jor es el am­bien­te por­que na­die se va a fi­jar có­mo eres ni có­mo an­das. Es real­men­te un lu­gar li­bre”, con­clu­ye.b

La te­má­ti­ca cir­cen­se fue el fo­co de la edi­ción 2017 de To­mo­rrow­land.

El gru­po chi­leno en Bél­gi­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.