VAL­DÉS DI­JO QUE EL GO­BIERNO AN­TE­RIOR TAM­BIÉN TU­VO UN MAL MANEJO DE LAS FI­NAN­ZAS. PE­RO SU GO­BIERNO ES EL QUE HA TI­RA­DO A CHI­LE POR EL PRECIPICIO FIS­CAL EN 30 AÑOS.

La Tercera - - TEMAS DE HOY - Jo­sé Ra­món Valente Eco­no­mis­ta

Si el fis­co chi­leno fue­ra una fa­mi­lia co­mo la su­ya o la mía, ¿có­mo eva­lua­ría­mos la ges­tión fi­nan­cie­ra del je­fe de las fi­nan­zas fa­mi­lia­res? Bá­si­ca­men­te ha­ría­mos dos sim­ples pre­gun­tas: 1) ¿Los gas­tos fa­mi­lia­res se han ajus­ta­do a los in­gre­sos o por el con­tra­rio han cre­ci­do mu­cho más que és­tos? 2) ¿Cuán­ta deu­da te­nía la fa­mi­lia al ini­cio de la ges­tión del je­fe de ho­gar y cuán­ta tie­ne aho­ra? Si eva­lua­mos la ges­tión del ac­tual go­bierno ba­jo es­tos sim­ples pa­rá­me­tros de eco­no­mía fa­mi­liar y sen­ti­do co­mún, los re­sul­ta­dos son desas­tro­sos. En los cua­tro años de ges­tión del go­bierno de Ba­che­let, los gas­tos del fis­co su­pe­rarán en más de US$24 mil mi­llo­nes a los in­gre­sos fis­ca­les. Es­to sin ni si­quie­ra to­mar en cuen­ta que el je­fe de las fi­nan­zas del país le cor­tó la me­sa­da a la due­ña de ca­sa y a los hi­jos pa­ra fi­nan­ciar par­te de esos gas­tos (re­for­ma tri­bu­ta­ria). Res­pec­to de la se­gun­da pre­gun­ta la co­sa no es na­da me­jor. La deu­da del sec­tor pú­bli­co (ne­ta de la pla­ta que te­ne­mos dis­po­ni­ble en los fon­dos so­be­ra­nos) su­birá más de US$22 mil mi­llo­nes du­ran­te los cua­tro años de la ges­tión com­par­ti­da de los mi­nis­tros Are­nas y Val­dés.

Los hi­jos y la due­ña de ca­sa le han ve­ni­do re­cla­man­do al je­fe de las fi­nan­zas del ho­gar por la evo­lu­ción de la si­tua­ción fi­nan­cie­ra de la fa­mi­lia. Has­ta aho­ra el mi­nis­tro Val­dés ha­bía mos­tra­do un cier­to pu­dor an­te la abun­dan­te evi­den­cia del de­te­rio­ro de las fi­nan­zas pú­bli­cas del país. Sin em­bar­go, es­ta se­ma­na Val­dés gol­peó la me­sa y me­nos mal que no se rom­pió por­que no hay pla­ta pa­ra re­po­ner­la. El mi­nis­tro di­jo que el go­bierno an­te­rior tam­bién ha­bía he­cho un mal manejo de las fi­nan­zas pú­bli­cas. La reac­ción del mi­nis­tro es bas­tan­te in­fan­til. Cuan­do nues­tros hi­jos se por­tan mal, se ex­cu­san di­cien­do que to­dos sus com­pa­ñe­ros hi­cie­ron lo mis­mo. Los pa­dres res­pon­de­mos: ¿Si to­dos se ti­ran por el precipicio, tú tam­bién te vas a ti­rar? Pe­ro la pa­ta­le­ta del mi­nis­tro Val­dés es aún peor por­que sus ar­gu­men­tos no son cier­tos. Su go­bierno es el úni­co que ha ti­ra­do a Chi­le por el precipicio fis­cal en los úl­ti­mos 30 años.

Los in­gre­sos del go­bierno de Pi­ñe­ra, su­pe­raron a los gas­tos el equi­va­len­te a un 0.4% del PIB 2017 (su­pe­rá­vit fis­cal), mien­tras que du­ran­te el ac­tual go­bierno los gas­tos han su­pe­ra­do a los in­gre­sos en el equi­va­len­te a un 9.7% del PIB 2017. Por su par­te, la deu­da del sec­tor pú­bli­co dis­mi­nu­yó en ca­si tres mil mi­llo­nes de dó­la­res, mien­tras que du­ran­te el ac­tual go­bierno la deu­da ne­ta se in­cre­men­tó en más de US$22 mil mi­llo­nes. Val­dés ar­gu­men­ta que los in­gre­sos du­ran­te es­te go­bierno cre­cie­ron me­nos que lo pro­yec­ta­do por el go­bierno an­te­rior. ¿Por qué en­ton­ces mi­nis­tro au­men­ta­ron tan­to los gas­tos si no te­nía pla­ta pa­ra fi­nan­ciar­los?

Los hi­jos siem­pre quie­ren to­do. Pe­ro cuan­do el je­fe de fa­mi­lia abre la bi­lle­te­ra co­mo lo hi­zo el ac­tual go­bierno las co­sas siem­pre ter­mi­nan mal. Al prin­ci­pio es­tán con­ten­tos. Pe­ro cuan­do se dan cuen­ta que la deu­da fa­mi­liar sube sin pa­rar, ellos mis­mos son los que de­ci­den en­ca­rar al je­fe de fa­mi­lia y pe­dir­le que de­vuel­va la bi­lle­te­ra. Las en­cues­tas in­di­can que los chi­le­nos es­tán lis­tos pa­ra ha­cer lo mis­mo con el go­bierno de la NM en no­viem­bre.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.