LA PO­LÍ­TI­CA CUES­TIO­NA­DA

La Tercera - - TEMAS DE HOY -

SE­ÑOR DI­REC­TOR

Si al­guien pen­sa­ba que el la­men­ta­ble es­pec­tácu­lo que es­tá dan­do la po­lí­ti­ca chi­le­na ha­bía al­can­za­do su má­xi­ma ex­pre­sión en la vol­te­re­ta de la DC fren­te a su pro­pia co­mi­sión de éti­ca, se apro­xi­ma un nue­vo nú­me­ro: la UDI ha de­cla­ra­do su apo­yo irres­tric­to a la pos­tu­la­ción par­la­men­ta­ria del exal­cal­de de Val­pa­raí­so, Jor­ge Cas­tro, cues­tio­na­do tras mi­llo­na­rios con­tra­tos vi­cia­dos du­ran­te su pe­río­do, to­do lo cual ha si­do ra­ti­fi­ca­do por el in­for­me de Con­tra­lo­ría.

Los par­ti­dos po­lí­ti­cos si­gue sin en­ten­der na­da y cuan­do se re­fie­ren a “los ver­da­de­ros pro­ble­mas de la gen­te”, omi­ten la de­man­da ciu­da­da­na por una po­lí­ti­ca más trans­pa­ren­te, hon­ra­da, éti­ca­men­te res­pon­sa­ble y mo­ral­men­te irre­pro­cha­ble. pa­ra el sec­tor pú­bli­co. Lo an­te­rior me­jo­ra­rá la ca­pa­ci­dad ins­ta­la­da y la per­ma­nen­cia de ella más allá de un go­bierno o dos, y tra­sun­ta una di­rec­ción de Es­ta­do.

He­mos apren­di­do las con­se­cuen­cias de los mer­ca­dos des­re­gu­la­dos, co­mo ha ocu­rri­do en áreas tan sen­si­bles co­mo edu­ca­ción, pen­sio­nes y re­cien­te­men­te agua po­ta­ble y elec­tri­ci­dad: fal­ta de ca­li­dad de los pri­va­dos, sin res­pues­ta a las ne­ce­si­da­des de la po­bla­ción. Preo­cu­pa, por tan­to, que la de­cla­ra­ción de prin­ci­pios de un can­di­da­to sea pro­fun­di­zar la sa­lud en esa di­rec­ción, ase­gu­ran­do ga­nan­cias a al­gu­nos sin ga­ran­ti­zar un buen ser­vi­cio ni la sa­tis­fac­ción de las ne­ce­si­da­des en sa­lud. Es­ta de­ci­sión, si no fue­ra ideo­ló­gi­ca, no se­ría ex­pli­ca­ble, lo que es cu­rio­so pa­ra una can­di­da­tu­ra que desea ha­cer ga­la de re­sul­ta­dos des­car­tan­do que ten­ga una ideo­lo­gía de por me­dio.

Pa­blo Sa­li­nas C .

Pre­si­den­te Re­gio­nal San­tia­go Co­le­gio Mé­di­co

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.