La Jue­za: Las claves del pro­gra­ma que lle­va diez años y que so­bre­vi­ve en un ho­ra­rio de te­le­se­ries

Con Car­men Gloria Arro­yo, el es­pa­cio na­ció en 2007, y en 2012 fue cam­bia­do de blo­que.

La Tercera - - SOCIEDAD - Du­san­ka Obi­li­no­vic

Con los cam­bios que ha su­fri­do la te­le­vi­sión en los úl­ti­mos años, un pro­gra­ma que na­ció en 2007 y si­gue al ai­re pa­re­ce una ha­za­ña: de esa lar­ga vi­da go­za La jue­za, que na­ció co­mo par­te de la fran­ja ma­tu­ti­na de Chi­le­vi­sión y que aún si­gue en pan­ta­lla.

El es­pa­cio con­du­ci­do por la abo­ga­da Car­men Gloria Arro­yo se pue­de jac­tar de lle­var más de diez años al ai­re, de los cua­les cin­co han si­do en el seg­men­to diurno, el que his­tó­ri­ca­men­te ha si­do rei­na­do por las te­le­se­ries, tan­to ex­tran­je­ras co­mo na­cio­na­les.

De he­cho, has­ta la se­ma­na pa­sa­da, La jue­za tu­vo en­fren­tar por cer­ca de ocho me­ses el fe­nó­meno en el que se con­vir­tió Amanda (Mega), al­can­zan­do ci­fras de ra­ting po­co ha­bi­tua­les pa­ra el ho­ra­rio.

Re­sin­tie­ron el im­pac­to de la his­to­ria que pro­ta­go­ni­zó Daniela Ra­mí­rez, y bien lo sa­be Ro­mi­na Al­va­ra­do, edi­to­ria pe­rio­dís­ti­ca del es­pa­cio. “Ha si­do un ho­ra­rio sú­per di­fí­cil, so­bre to­do des­de el año pa­sa­do con la te­le­se­rie Amanda, pe­ro lle­va­mos diez años y te­ne­mos un pú­bli­co sú­per fiel, que no nos de­ja. Po­dría de­cir que ca­si to­dos los días sa­li­mos se­gun­dos”, co­men­ta.

Es con La jue­za, y sus 6 pun­tos pro­me­dio de ra­ting en lo que va del año, que co­mien­za el tren pro­gra­má­ti­co de la tar­de, que tam­bién cuen­ta con Lo que ca­lla­mos las mu­je­res- otro es­pa­cio que lle­va años en pan­ta­lla-, Vi­das en ries­go, Ca­so ce­rra­do y el no­ti­cia­rio CHV Cen­tral, que ha pe­lea­do y hoy per­ma­ne­ce fir­me en el se­gun­do lu­gar.

Una de las pre­mi­sas del equi­po rea­li­za­dor del pro­gra­ma que va de lu­nes a vier­nes a las 15.30 ho­ras, es la re­no­va­ción, aun­que siem­pre el ma­yor én­fa­sis es­tá en los ca­sos y sus pro­ta­go­nis­tas. Por años han de­bi­do ha­cer fren­te a los co­men­ta­rios que di­cen que son fal­sos, a lo que Al­va­ra­do afir­ma: “Hay mu­chos mi­tos en torno al pro­gra­ma. Al­gu­nos cues­tio­nan que cam­bie­mos la iden­ti­dad de nues­tros in­vi­ta­dos o que les pon­ga­mos pe­lu­cas. Pe­ro eso es so­lo pa­ra res­guar­dar­los a ellos mis­mos”.

Y pa­ra re­no­var, han in­clui­do nue­vas sec­cio­nes, nue­vos es­pe­cia­lis­tas, co­mo un abo­ga­do, si­có­lo­ga y asis­ten­te so­cial, y has­ta in­vi­tan a au­to­ri­da­des de go­bierno.

“Nos he­mos da­do cuen­ta de que mu­cha gen­te nos ve pa­ra apren­der y edu­car­se. Por eso, he­mos te­ni­do a di­ver­sas au­to­ri­dad de go­bierno ex­pli­can­do te­mas co­mo el Cen­so y las pri­ma­rias”, di­ce Al­va­ra­do y si­gue: “Nos preo­cu­pa­mos de en­tre­gar una ayu­da con­cre­ta a la se­ño­ra que es­tá en su ca­sa”.

Con el pa­so de los años, el equi­po, ade­más, se ha per­mi­ti­do sa­lir un po­co de la es­truc­tu­ra de ha­cer un pro­gra­ma es­tric­ta­men­te le­gal.

“Lo que ha­ce­mos aho­ra es más un tra­ba­jo con al­ma por­que an­tes era to­do muy le­gal. Es­ta­mos en­fo­ca­dos en ha­cer una te­le­vi­sión que ayu­de, por­que no hay otro pro­gra­ma que lo ha­ga. Hay mu­chas re­crea­cio­nes de his­to­rias, pe­ro no hay una orientación al res­pec­to”, re­fle­xio­na Al­va­ra­do.

Son diez años de La jue­za en Chi­le­vi­sión, y su edi­to­ra es­tá con­ven­ci­da de que se­rán mu­chos años más por­que, se­gún su vi­sión, “el pro­gra­ma se ha con­ver­ti­do en uno de cul­to. Y los que tra­ba­ja­mos acá sen­ti­mos y te­ne­mos un compromiso con nues­tro pú­bli­co”. ●

► Car­men Gloria Arro­yo, en el set de La jue­za.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.