Chey­re es ca­rea­do por de­nun­cia de pre­sun­tas tor­tu­ras en La Se­re­na

Abo­ga­do del ex je­fe del Ejér­ci­to des­car­tó las acu­sa­cio­nes y afir­mó que en ellas hay con­tra­dic­cio­nes.

La Tercera - - PORTADA -

Un nue­vo careo se lle­vó a ca­bo en la Bri­ga­da de De­re­chos Hu­ma­nos de la PDI en el marco del ca­so por pre­sun­tas tor­tu­ras por las que es in­da­ga­do el ex co­man­dan­te en je­fe del Ejér­ci­to, ge­ne­ral (r) Juan Emi­lio Chey­re. Es­ta vez su tes­ti­mo­nio fue con­tras­ta­do con el de Luis Ra­va­nal, quien de­nun­cia que en oc­tu­bre de 1973 ha­bría su­fri­do apre­mios en el Re­gi­mien­to Ari­ca, ubi­ca­do en La Se­re­na.

Es­ta di­li­gen­cia ocu­rre en el marco del pro­ce­so ju­di­cial que es ins­trui­do por el mi­nis­tro de la Cor­te de Ape­la­cio­nes, Vi­cen­te Hor­ma­zá­bal.

Al tér­mino del careo en el re­cin­to po­li­cial, Ra­va­nal, quien par­ti­ci­pó co­mo tes­ti­go y víc­ti­ma, ma­ni­fes­tó que “no pre­sen­té nin­gu­na de­nun­cia an­tes, por­que es­ta­ba de­di­ca­do a so­bre­vi­vir en es­te país, ya lo ha­bía he­cho en otros paí­ses”.

El mé­di­co ha­bía in­di­ca­do an­te­rior­men­te que el 18 de oc­tu­bre de 1973 fue lle­va­do a de­cla­rar al Re­gi­mien­to Ari­ca y que en ese lu­gar “me col­ga­ron de la es­pal­da, me ven­da­ron y gol­pea­ron”.

Reac­cio­nes

El abo­ga­do de­fen­sor del ex co­man­dan­te en je­fe, Jorge Bo­fill, se­ña­ló, a tra­vés de un co­mu­ni­ca­do, que “se si­guen su­man­do cau­sas y tes­ti­mo­nios con el afán de con­fun­dir, en nin­gún ca­so de es­cla­re­cer los he­chos. To­das es­tas de­cla­ra­cio­nes que in­vo­lu­cran a Juan Emi­lio Chey­re han caí­do di­rec­ta o in­di­rec­ta­men­te en in­con­gruen­cias, con­tra­dic­cio­nes o de­re­cha­men­te fal­se­da­des. Al ge­ne­ral (r) y a es­ta de­fen­sa le ani­ma el de­seo de que se se­pa la ver­dad y se ha­ga jus­ti­cia”.

Por otro la­do, el abo­ga­do que­re­llan­te, Cris­tián Cruz, in­di­có que “he­mos so­li­ci­ta­do una se­rie de di­li­gen­cias que in­ci­den en impu­tacio­nes con­tra Chey­re de ca­si una vein­te­na de per­so­nas que, inequí­vo­ca­men­te, lo se­ña­lan y re­co­no­cen en apre­mios de las tor­tu­ras y en la cau­sa de la Ca­ra­va­na de la Muer­te”.

El pro­fe­sio­nal agre­gó que “exis­ten an­te­ce­den­tes, co­mo do­cu­men­tos tan­to de ex pri­sio­ne­ros co­mo de fun­cio­na­rios del Ejér­ci­to, que dan cuen­ta de la res­pon­sa­bi­li­dad y man­do del ex ofi­cial en tor­tu­ras, apre­mios y des­ti­nos de pri­sio­ne­ros. In­clu­so, su­bo­fi­cia­les del Ejér­ci­to de La Se­re­na die­ron cuen­ta de que Chey­re era el je­fe de in­te­li­gen­cia del for­tín. ¿Cuál es la re­le­van­cia de es­to? Es­tá que en ese lu­gar era don­de se de­ter­mi­na­ba qué per­so­nas eran de­te­ni­das y cuál iba a ser su des­tino”.b

“Su­bo­fi­cia­les de La Se­re­na die­ron cuen­ta de que era el je­fe de in­te­li­gen­cia del for­tín”.

“Se si­guen su­man­do cau­sas y tes­ti­mo­nios pa­ra in­ten­tar con­fun­dir”.

Ge­ne­ral (r) Chey­re en las de­pen­den­cias de la PDI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.