Ni­co­lás Ló­pez y la co­me­dia que ri­di­cu­li­za la ho­mo­fo­bia

Haz­lo co­mo hom­bre se es­tre­na el 10 de agos­to en Mé­xi­co y cuen­ta con ta­qui­lle­ros ac­to­res de ese país.

La Tercera - - PORTADA -

Ni­co­lás Ló­pez (34) en­con­tró ha­ce tiem­po una fór­mu­la de pro­du­cir pe­lí­cu­las —co­me­dias que fil­ma en Chi­le en po­cos días, con pre­su­pues­tos mo­de­ra­dos, so­bre re­la­cio­nes hu­ma­nas re­co­no­ci­bles pa­ra la ma­yo­ría— que rin­de fru­tos ya no só­lo a es­ca­la chi­le­na, sino que glo­bal.

Un ca­so es Sin fil­tro, cin­ta que tie­ne en­ca­mi­na­das ver­sio­nes en Mé­xi­co, Es­pa­ña, EE.UU., Tur­quía y va­rios paí­ses más. Pe­ro no es el úni­co. La pe­lí­cu­la que es­tre­na en Mé­xi­co el pró­xi­mo jue­ves, Haz­lo co­mo hom­bre, tam­bién prue­ba la fe­cun­di­dad de su mo­de­lo. Co­pro­duc­ción de su em­pre­sa So­bras jun­to con Te­le­vi­sa, es­tá orien­ta­da al mer­ca­do me­xi­cano, pe­ro fue fil­ma­da en Chi­le.

La his­to­ria, so­bre un gru­po de ami­gos trein­ta­ñe­ros que se des­es­ta­bi­li­za cuan­do uno de ellos sa­le del cló­set, la te­nía pen­sa­da pa­ra Chi­le, pe­ro la bue­na lle­ga­da de sus pe­lí­cu­las en Mé­xi­co hi­zo que el pro­yec­to ter­mi­na­ra rea­li­zán­do­se allá.

In­flu­yó su bue­na re­la­ción con la ac­triz Ais­linn Der­bez, par­te de la eli­te ac­to­ral de ese país, a quien co­no­ció en el ro­da­je de la ver­sión me­xi­ca­na de Qué pe­na tu vi­da. Hi­ja del fa­mo­so co­me­dian­te Eu­ge­nio Der­bez, la ac­triz in­te­gra el elen­co de Haz­lo co­mo hom­bre, al igual que su pa­re­ja, Mau­ri­cio Och­mann, es­tre­lla de las te­le­se­ries la­ti­nas en Es­ta­dos Uni­dos.

Ló­pez cree que su es­ca­la­da in­ter­na­cio­nal tie­ne que ver con un cam­bio de pa­ra­dig­ma en el ci­ne, don­de hay his­to­rias ca­da vez más universales. “Es co­mo lo que pa­só ha­ce años con el tea­tro. Hoy en el cir­cui­to de tea­tro co­mer­cial en Chi­le ves los éxi­tos de ta­qui­lla de Francia, Ar­gen­ti­na... Fi­nal­men­te lo que más im­por­ta son las ideas y no­so­tros es­ta­mos ven­dien­do ideas y en al­gu­nos ca­sos el know how”, di­ce y cuen­ta que, an­tes de es­te es­treno, ya ne­go­cian su de­re­chos en va­rios paí­ses.

¿Có­mo fue fil­mar pa­ra Mé­xi­co?

Ellos es­tán vien­do mu­cho su pro­pio ci­ne, una trans­for­ma­ción que par­tió ha­ce dos, tres años. Pa­ra­le­la­men­te pa­só lo de Trump y em­pe­zó un re­cha­zo a to­do lo ame­ri­cano y un re­en­can­ta­mien­to con el mer­ca­do lo­cal. Y des­pués de tan­to re­ma­ke de mis pe­lí­cu­las en Mé­xi­co di­go por qué no ha­cer una pe­lí­cu­la de­re­cha­men­te pa­ra Mé­xi­co. Por­que de al­gu­na for­ma Chi­le y Mé­xi­co se lle­van muy bien. Te­ne­mos una idio­sin­cra­sia si­mi­lar en tér­mi­nos de hu­mor. Y fil­mé con mi mis­mo equi­po, es una pe­lí­cu­la mía más. Le pe­dí a Te­le­vi­sa que me die­ran to­da la li­ber­tad y cu­rio­sa­men­te me la die­ron. Es­pe­cial­men­te por­que la cam­pa­ña de Haz­lo co­mo hom­bre es bas­tan­te sub­ver­si­va pa­ra Mé­xi­co, una de las so­cie­da­des más ma­chis­tas.

En el trai­ler se ve que se cen­tra no tan­to en el per­so­na­je que sa­le del cló­set, sino en có­mo la si­tua­ción des­ar­ma a uno de sus ami­gos.

La his­to­ria na­ce al dar­me cuen­ta de la men­ti­ra de que so­mos sú­per abier­tos de men­te. To­dos ve­ni­mos de una edu­ca­ción don­de en el co­le­gio los chis­tes eran de gay y mien­tras más hom­bre, más se jue­ga con lo gay: “Ya pos, no seai ma­ri­cón”. Es una co­sa muy in­ter­na­li­za­da. Siem­pre la co­me­dia ha uti­li­za­do al per­so­na­je gay co­mo pa­ra bur­lar­se. Y di­go, por qué no bur­lar­nos del que se bur­la de la ho­mo­se­xua­li­dad. Y ha­blan­do hoy con ami­gos gay me co­men­tan que ha ha­bi­do una sa­li­da del cló­set ma­si­va en los úl­ti­mos años y lo im­pac­tan­te que es có­mo reac­cio­nan los hom­bres. Co­mo que tra­tan de ser po­lí­ti­ca­men­te co­rrec­tos y no ha­cer nin­gún chiste gay sien­do que an­tes lo ha­cían to­do el tiem­po, y ahí hay una co­sa muy di­ver­ti­da.

La gen­te de 30 es­tá co­mo en una bi­sa­gra, en­tre los mi­llen­nials que tie­nen es­te te­ma mu­cho más re­suel­to y la ge­ne­ra­ción X, la ma­yor.

Cien por cien­to. Cla­ra­men­te si en es­ta pe­lí­cu­la fue­ran per­so­nas de 18 no ha­bría pa­sa­do na­da. Ade­más de lo úni­co que pue­do ha­blar es de lo que veo y es­ta es una pe­lí­cu­la de gen­te de so­bre 30 años. Es gen­te que si­gue en las mis­mas. Hom­bres que di­cen “uuuy” cuan­do al­guien se aga­cha y co­sas que se ha­cían a los 12 que si­guen des­pués de los 30. So­mos una ge­ne­ra­ción jo­di­da to­dos los que te­ne­mos 30. Tu­vi­mos que reapren­der un mon­tón de co­sas

Se di­ce que en la ho­mo­fo­bia hay un mie­do al pro­pio la­do fe­me­nino.

Bueno, en la pe­lí­cu­la es eso. Los tiem­pos cam­bia­ron pe­ro el pro­ta­go­nis­ta no. Cla­ra­men­te pa­ra los mi­llen­nials es muy dis­tin­to, por la in­for­ma­ción, la fic­ción, las se­ries. A to­do el res­to de pron­to nos cam­bia­ron el mo­de­lo. Co­sas que es­ta­bas acos­tum­bra­do a ha­cer ya no son vá­li­das, des­de pi­ro­pear a una mu­jer en la ca­lle o ha­cer el chiste gay.

¿No le preo­cu­pa que le acu­sen de opor­tu­nis­mo?

Siem­pre he te­ni­do la suer­te de ha­blar de lo que me in­tere­sa. Y al en­fren­tar­me a es­ta pe­lí­cu­la di­je “no quie­ro ha­cer una pe­lí­cu­la pro-gay, no es­toy ha­blan­do eso, no es mi lu­cha”. Pe­ro en el ci­ne siem­pre el mun­do gay es­tá aso­cia­do o al dra­ma, o a la fies­ta y las no­ches lo­cas. Y bueno, por qué no ha­cer al­go en­tre co­mi­llas so­bre la co­ti­dia­nei­dad.

¿Có­mo se sien­te den­tro del pa­no­ra­ma del ci­ne lo­cal? Años atrás re­cla­mó por no ha­ber si­do in­clui­do en un li­bro so­bre el ci­ne chi­leno re­cien­te.

La co­me­dia siem­pre ha si­do mal mi­ra­da de al­gu­na for­ma. An­tes me jo­día mu­cho leer las crí­ti­cas y me pi­ca­ba. Y ha­bía par­ti­do Twit­ter y uno po­día de­cir­le al­guien co­mo “eres un im­bé­cil”. Pe­ro gra­cias a la te­ra­pia, al le­xa­pro, al ri­ze y al ra­vo­tril [ri­sas]... aho­ra soy otra per­so­na. Eran cues­tio­na­mien­tos más in­fan­ti­les de uno de que­rer per­te­ne­cer a al­go. De pron­to me di cuen­ta que per­te­nez­co a otra co­sa, co­mo a ha­cer co­me­dias pa­ra el mun­do y de­jé de pe­lear con es­te te­ma. Ca­da vez más di­go que no ha­go ci­ne chi­leno, ha­go pe­lí­cu­las de gé­ne­ro, co­me­dias, que a ve­ces es­tán ha­bla­das en chi­leno, en in­glés, en es­pa­ñol o en lo que sea.b

Los ac­to­res Al­fon­so Do­sal y Mau­ri­cio Och­mann dia­lo­gan con Ló­pez du­ran­te el ro­da­je de la pe­lí­cu­la.

En pri­mer plano, Hum­ber­to Bus­to y Ais­linn Der­bez.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.