Trump ame­na­za con “fue­go y fu­ria” a Co­rea del Nor­te

Pyong­yang di­jo que ana­li­za un plan pa­ra ata­car la is­la es­ta­dou­ni­den­se de Guam. Ano­che, la Fuer­za Aé­rea de EEUU en­vió a ese te­rri­to­rio dos bombarderos “lis­tos a lu­char”.

La Tercera - - MUNDO - Cons­tan­za Cruz D.

Do­nald Trump ele­vó ayer al má­xi­mo la ten­sión con Co­rea del Nor­te. El man­da­ta­rio, que se en­cuen­tra de “va­ca­cio­nes de tra­ba­jo” en Bed­mins­ter, Nue­va Jer­sey, di­jo fren­te a pe­rio­dis­tas que era me­jor que Pyong­yang de­je de “ame­na­zar a Es­ta­dos Uni­dos” o se “en­con­tra­rá con una fu­ria y un fue­go ja­más vis­tos en el mun­do”.

“Él (el lí­der nor­co­reano Kim Jong Un) ha es­ta­do ame­na­zan­do más allá de un es­ta­do nor­mal”, aña­dió Trump. Y arre­me­tió: “Co­rea del Nor­te se en­con­tra­rá con el fue­go y la fu­ria y, fran­ca­men­te, el po­der que es­te mun­do nun­ca ha vis­to an­tes” si con­ti­núa con es­te com­por­ta­mien­to.

La de­cla­ra­ción del go­ber­nan­te se dio lue­go de que el dia­rio The Was­hing­ton Post re­ve­la­ra ayer que Co­rea del Nor­te pro­du­jo con éxi­to una oji­va nu­clear mi­nia­tu­ri­za­da que pue­de ca­ber den­tro de sus mi­si­les, “cru­zan­do un um­bral cla­ve en el ca­mino pa­ra con­ver­tir­se en una po­ten­cia nu­clear com­ple­ta”, se­gún un in­for­me de la Agen­cia de In­te­li­gen­cia de De­fen­sa de EEUU. Ello le­van­tó las aler­tas en Was­hing­ton. El re­por­te se une a un aná­li­sis de ju­lio, que es­ti­ma que Kim Jong Un con­tro­la­ría has­ta 60 ar­mas nu­clea­res. Otros ex­per­tos si­túan es­te nú­me­ro en 20.

Las pa­la­bras de Trump pro­vo­ca­ron que Nor­co­rea di­je­ra que es­tá “exa­mi­nan­do cui­da­do­sa­men­te” un plan pa­ra ata­car la is­la es­ta­dou­ni­den­se de Guam con mi­si­les. Se­gún un co­mu­ni­ca­do di­fun­di­do por la agen­cia es­ta­tal de no­ti­cias KCNA, el plan de ata­que se­rá “pues­to en prác­ti­ca (...) en cual­quier mo­men­to”.

Pyong­yang ya ha­bía ame­na­za­do an­tes a Was­hing­ton, así co­mo a sus alia­dos ve­ci­nos, aler­tan­do que mo­vi­li­za­rá to­dos sus re­cur­sos pa­ra rea­li­zar “ac­cio­nes fí­si­cas”. Es­to, lue­go de que el Con­se­jo de Se­gu­ri­dad de la ONU votara uná­ni­me­men­te a fa­vor de ma­yo­res san­cio­nes a Co­rea del Nor­te, la oc­ta­va me­di­da des­de que el ais­la­do país con­du­je­ra su pri­me­ra prue­ba nu­clear, en 2006.

El sá­ba­do, los Es­ta­dos miem­bros apro­ba­ron du­ras me­di­das im­pul­sa­das por Was­hing­ton –que ne­go­ció la pro­pues­ta con Chi­na- en res­pues­ta a la pri­me­ra prue­ba exi­to­sa de mi­sil in­ter­con­ti­nen­tal ca­paz de lle­gar a EE.UU. lan­za­do por el ré­gi­men en ju­lio. Las san­cio­nes in­clu­yen la prohi­bi­ción de ex­por­tar hie­rro, car­bón, plo­mo y pro­duc­tos del mar, lo que re­pre­sen­ta la ter­ce­ra par­te de las ex­por­ta­cio­nes to­ta­les de 2016, pri­van­do al ré­gi­men de unos US$ 1.000 mi­llo­nes anua­les.

Has­ta aho­ra, las ame­na­zas de Pyong­yang se han que­da­do ma­yor­men­te en su in­cen­dia­ria re­tó­ri­ca. Sin em­bar­go, el ré­gi­men mos­tró aho­ra ma­yor du­re­za. En una de­cla­ra­ción se­ña­ló ayer que las nue­vas san­cio­nes son “pa­que­tes de lo­bos que vie­nen en ata­que pa­ra es­tran­gu­lar a la na­ción”.

“De­ben te­ner en men­te que los pa­sos es­tra­té­gi­cos de Co­rea del Nor­te, acom­pa­ña­dos con ac­cio­nes fí­si­cas, se­rán lle­va­dos sin pie­dad con la mo­vi­li­za­ción de to­da su fuer­za na­cio­nal”, apun­tó el co­mu­ni­ca­do. El ré­gi­men ha­bía se­ña­la­do que las san­cio­nes son un re­sul­ta­do del “ho­rror y la in­quie­tud de Es­ta­dos Uni­dos sor­pren­di­do por la fuer­za y el tem­ple de Co­rea del Nor­te”. El do­min­go, Ro­dong Sin­mun, el dia­rio ofi­cial del go­ber­nan­te Par­ti­do de los Tra­ba­ja­do­res nor­co­reano, ad­vir­tió que las san­cio­nes da­rían co­mo re­sul­ta­do que Es­ta­dos Uni­dos sea “ca­ta­pul­ta­do en un mar de fue­go inima­gi­na­ble”.

A pe­sar del du­ro tono de Pyong­yang, de acuer­do a The Was­hing­ton Post, el len­gua­je uti­li­za­do por Trump fue inusual­men­te agre­si­vo pa­ra un pre­si­den­te y es un eco del es­ti­lo uti­li­za­do por Kim. Ello, con­si­de­ran­do que otros man­da­ta­rios es­ta­dou­ni­den­ses han si­do tra­ta­dos de una for­ma si­mi­lar. De he­cho, Nor­co­rea til­dó de “pa­ya­so” a Oba­ma.

Ano­che, en tan­to, la Fuer­za Aé­rea de EEUU en­vió a Guam dos bombarderos “lis­tos a lu­char”. En una mi­sión de 10 ho­ras so­bre­vo­la­rán la pe­nín­su­la co­rea­na y la lo­ca­li­dad ja­po­ne­sa de Kyus­hu. Tam­bién se­rán par­te de la mi­sión, avio­nes F-15 de la Fuer­za Aé­rea de Au­to­de­fen­sa de Ja­pón y avio­nes de com­ba­te KF-16 de las Fuer­zas Aé­reas de Co­rea del Sur, pa­ra de­mos­trar “la so­li­da­ri­dad” en­tre esos tres paí­ses a la ho­ra de de­fen­der­se de “ac­cio­nes pro­vo­ca­do­ras y des­es­ta­bi­li­za­do­ras”.b

“Co­rea del Nor­te se en­con­tra­rá con el fue­go y la fu­ria y, fran­ca­men­te, el po­der que es­te mun­do nun­ca ha vis­to an­tes“.

DO­NALD TRUMP PRE­SI­DEN­TE EE.UU.

► El Pre­si­den­te Do­nald Trump sa­lu­da an­tes de abor­dar el Air For­ce One en Mary­land, el 4 de agosto.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.