De in­di­ca­cio­nes, co­ci­nas y sal­chi­chas le­gis­la­ti­vas

La Tercera - - TEMAS DE HOY -

“Con las le­yes pa­sa lo mis­mo que con las sal­chi­chas: me­jor no ver có­mo se ha­cen”, ha­bría di­cho Ot­to von Bis­marck, en al­gu­na aca­lo­ra­da dis­cu­sión del par­la­men­to pru­siano. El ada­gio ce­ci­ne­ro su­gie­re que ha­bría al­go del pro­ce­so le­gis­la­ti­vo del cual es me­jor ni si­quie­ra en­te­rar­se, aun cuan­do el sa­bor de es­tos em­bu­ti­dos –que ne­ce­sa­ria­men­te con­ver­gen en nor­mas obli­ga­to­rias- no den cuen­ta pre­ci­sa­men­te de qué es­tán he­chos.

Ha­ce va­rios me­ses que se vie­ne dis­cu­tien­do so­bre la in­fluen­cia que de­ter­mi­na­das per­so­nas o em­pre­sas ha­brían te­ni­do en la dic­ta­ción de cier­tas nor­mas re­gu­la­to­rias re­le­van­tes pa­ra sus res­pec­ti­vas ac­ti­vi­da­des. El ima­gi­na­rio co­lec­ti­vo asu­me co­mo ver­dad re­ve­la­da que cual­quier gru­po que ten­ga in­tere­ses crea­dos rea­li­za­rá to­do lo que es­té a su al­can­ce pa­ra mo­di­fi­car una nor­ma que pue­da pro­du­cir­le efec­tos eco­nó­mi­cos ad­ver­sos. Pa­ra ga­ran­tía de la ciu­da­da­nía y cui­da­do de nues­tra de­mo­cra­cia, so­lo exis­te un ín­fi­mo es­pa­cio pa­ra in­ter­ven­cio­nes que aten­ten con­tra las nor­mas más bá­si­cas de pro­bi­dad y trans­pa­ren­cia en vis­ta del es­tric­to pro­ce­so le­gis­la­ti­vo chi­leno.

Sin em­bar­go, hay un área en la cual el Con­gre­so aún pue­de avan­zar en trans­pa­ren­tar el pro­ce­so le­gis­la­ti­vo: se tra­ta de las in­di­ca­cio­nes le­gis­la­ti­vas. Ellas son las que con­tie­nen pro­pues­tas de mo­di­fi­ca­ción al tex­to de­ba­ti­do, las que se so­me­ten al es­tu­dio y vo­ta­ción de dipu­tados y se­na­do­res, con­fi­gu­ran­do un as­pec­to esen­cial de la tra­mi­ta­ción y ne­go­cia­ción le­gis­la­ti­va. Pa­ra­fra­sean­do al ac­tual pre­si­den­te del Se­na­do, An­drés Zal­dí­var, cons­ti­tu­yen el ele­men­to más re­le­van­te que uti­li­za­rá el chef y

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.