“Me fui por una se­ma­na, pe­ro me que­dé to­do el año”

Sa­la­zar, uno de los au­to­res del li­bro, ex­pli­ca que es­tu­vie­ron so­me­ti­dos a la cen­su­ra mi­li­tar.

La Tercera - - MUNDO - P. Sch­war­ze

¿Cuándo fue­ron en­via­dos a la zo­na don­de es­ta­ba la gue­rri­lla del Che Gue­va­ra?

En 1967, los tres en di­fe­ren­tes mo­men­tos. Yo par­tí de La Paz al día si­guien­te de que se co­no­ció el pri­mer cho­que ar­ma­do. En mar­zo de 1967. Me fui por una se­ma­na, pe­ro me que­dé to­do el año.

Pe­ro en ese mo­men­to no se sa­bía que es­ta­ba el Che.

No se sa­bía. In­clu­so se du­da­ba que fue­se una gue­rri­lla, por­que se de­cía que eran nar­co­tra­fi­can­tes o tra­fi­can­tes de ga­na­do.

¿Có­mo era el tra­ba­jo que us­te­des ha­cían? ¿Qué di­fi­cul­ta­des te­nían?

En esa épo­ca las co­mu­ni­ca­cio­nes en­tre esa zo­na con La Paz eran muy di­fí­ci­les. Trans­mi­tía­mos nues­tra in- for­ma­ción por te­lé­gra­fo. Cuan­do nos pre­sen­tá­ba­mos con nues­tro des­pa­cho te­le­grá­fi­co lar­go, no nos re­ci­bían con bue­na ca­ra, a me­nos que uno lle­ga­ra con un par de bo­te­llas de cer­ve­za.

¿Có­mo eran los ne­xos con los mi­li­ta­res?

Cuan­do se de­cre­tó la zo­na mi­li­tar se es­ta­ble­ció la cen­su­ra, por lo que ha­bía que en­tre­gar los des­pa­chos a la sec­ción se­gun­da, la de in­te­li­gen­cia de la di­vi­sión mi­li­tar, an­tes de lle­var­los al te­lé­gra­fo. Ade­más, es­ta­ble­ció un cer­co en la zo­na gue­rri­lle­ra, y era muy di­fí­cil en­trar si no se ha­cía con el Ejér­ci­to. Pa­ra ha­cer­lo te­nía­mos que usar uni­for­me mi­li­tar.

¿Tra­ta­ron de es­ta­ble­cer con­tac­tos con la gue­rri­lla?

El ob­je­ti­vo de to­dos los pe­rio­dis­tas que es­tá­ba­mos en la zo­na era to­mar con­tac­to con la gue­rri­lla del Che. In­clu­so, Jo­sé Luis Al­cá­zar fue el úni­co periodista que tu­vo la “suer­te” de que las tro­pas con las que iba en­tra­ran en com­ba­te.b

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.