“Lo que vi­vi­mos ha­ce 15 años no se lo de­seo ni a mi peor enemi­go”

El trío so­bre­vi­vió al pe­so de un hit y a la caí­da de los se­llos. Aho­ra vuel­ve a Chi­le ce­le­bran­do 25 años de ca­rre­ra.

La Tercera - - SOCIEDAD - An­drés del Real

Los gran­des fe­nó­me­nos de la cul­tu­ra po­pu­lar sue­len di­vi­dir aguas. Ocu­rre hoy con Des­pa­ci­to y ocu­rrió en 1997 con MMMBop. Pa­ra al­gu­nos, la pe­ga­jo­sa car­ta de pre­sen­ta­ción del gru­po Han­son fue vis­ta ca­si co­mo una abe­rra­ción, una se­ñal apo­ca­líp­ti­ca de la caí­da de MTV y del rock al­ter­na­ti­vo que ha­bía do­mi­na­do la dé­ca­da. Pa­ra los más en­tu­sias­tas, en cam­bio, el de­but del en­ton­ces des­co­no­ci­do trío de her­ma­nos de Tul­sa (Oklaho­ma, EE.UU.) abría una nue­va era pa­ra la mú­si­ca pop, he­cha por y pa­ra ado­les­cen­tes de to­do el mun­do y sin más pre­ten­sio­nes que ha­cer pa­sar un buen ra­to. Cu­rio­sa­men­te, am­bas vi­sio­nes acer­ta­ron y MMMBop, con la pers­pec­ti­va que da el tiem­po, pa­re­ce ha­ber mar­ca­do el mo­men­to exac­to en que el pe­si­mis­mo grun­ge ce­dió an­te la ex­plo­sión del pop co­lo­ri­do de Brit­ney Spears, NSYNC y quie­nes ven­drían des­pués. Un hi­to del que han pa­sa­do dos dé­ca- das y que Han­son, cons­cien­te de su im­pac­to, ha de­ci­di­do sa­lir a ce­le­brar con una gi­ra mun­dial y una com­pi­la­ción de gran­des éxi­tos que pu­bli­ca­rán en sep­tiem­bre, con ma­te­rial de sus seis ele­pés.

“Siem­pre ima­gi­na­mos es­tar mu­chos años en la mú­si­ca. Uno no pue­de pre­de­cir si se­rá el ca­so, pe­ro ese fue siem­pre nues­tro ob­je­ti­vo y he­mos lu­cha­do du­ro pa­ra con­se­guir­lo, pe­se a los dra­má­ti­cos cam­bios en la in­dus­tria a los que nos he­mos en­fren­ta­do”, sin­te­ti­za Isaac Han­son (36), el ma­yor de los tres her­ma­nos, quie­nes el pró­xi­mo 19 de agos­to, en el Club Sub­te­rrá­neo, ce­le­bra­rán 25 años de ca­rre­ra -y 20 des­de su pri­mer hi­ten su ter­cer en­cuen­tro con su fa­na­ti­ca­da chi­le­na.

De esos cam­bios dra­má­ti­cos en la in­dus­tria, ¿cuál fue el que más afec­tó al gru­po?

El más sig­ni­fi­ca­ti­vo te di­ría que ocu­rrió ha­ce cer­ca de 15 años, cuan­do lan­za­mos nues­tro pro­pio se­llo. Midd­le of now­he­re (1997) fue edi­ta­do por una mul­ti­na­cio­nal que en­ten­día nues­tra pro­pues­ta y que­ría tra­ba­jar con no­so­tros por mu­chos años. Pe­ro cuan­do sa­ca­mos nues­tro se­gun­do ál­bum esa com­pa­ñía ya no exis­tía y to­dos nues­tros co­la­bo­ra­do­res ha­bían si­do des­pe­di­dos. Fue un gran pro­ble­ma, nos sen­tía­mos par­te de un se­llo que no creía en no­so­tros y ahí em­pe­za­mos un lar­go pro­ce­so de aban­do­nar es­ta fir­ma pa­ra fi­nal­men­te di­fun­dir nues­tra mú­si­ca no­so­tros mis­mos. Los se­llos in­ten­ta­ron aca­bar con nues­tra ca­rre­ra pe­ro des­de que to­ma­mos el con­trol de nues­tro tra­ba­jo em­pe­za­mos a cons­truir es­ta ma­ra­vi­llo­sa re­la­ción que te­ne­mos hoy con nues­tros fans. Esa es la ra­zón por la que se­gui­mos en es­to, pe­ro lo que vi­vi­mos ha­ce 15 años no se los de­seo ni a nues­tro peor enemi­go.

¿Sien­ten que Han­son es par­te de una es­ce­na ac­tual­men­te? ¿Hay otros gru­pos ha­cien­do lo que ha­cen us­te­des?

Hoy en día la mú­si­ca pop bai­la­ble es la do­mi­na las ra­dios y las fies­tas, pe­ro lo nues­tro siem­pre ha estado en­rai­za­do en el rock & roll más tra­di­cio­nal y en el for­ma­to can­ción. Ad­mi­ra­mos mu­cho a The Beach Boys, The Beatles, Chuck Berry, The Bee Gees y a esas gran­des fi­gu­ras que se en­fo­ca­ron siem­pre en la me­lo­día y la le­tra. Si es­cu­chas nues­tro úl­ti­mo sin­gle te da­rás cuen­ta que nues­tra mú­si­ca siem­pre ha in­ten­ta­do ins­pi­rar a las per­so­nas a bus­car lo me­jor de ellas y a se­guir sus sue­ños.

Los fans pa­re­cen ha­ber si­do cla­ve en la su­per­vi­ven­cia del gru­po. In­clu­so, en­tien­do que ca­da año or­ga­ni­zan un “día de Han­son” en su Tul­sa na­tal.

Así es, te­ne­mos ese fes­ti­val to­dos los años y tam­bién un fes­ti­val de la cer­ve­za. He­mos si­do muy afor­tu­na­dos de con­tar con fans in­creí­bles en to­do el mun­do que nos apo­ya­ron mu­cho cuan­do pa­sa­mos por to­dos esos líos le­ga­les con los se­llos. Qué lás­ti­ma que las re­des so­cia­les no exis­tían en 1997, por­que to­do hu­bie­se si­do más fá­cil.b

► Isaac Han­son (iz­quier­da) jun­to a sus her­ma­nos Tay­lor y Zac.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.