In­ten­den­cia de RM ele­va exi­gen­cias pa­ra apro­bar edi­fi­cios en al­tu­ra

Re­qui­si­tos en Co­mi­sión de Eva­lua­ción Am­bien­tal de la región apun­tan a exis­ten­cia de pla­nos re­gu­la­do­res, es­tu­dios de im­pac­to y em­pla­za­mien­to.

La Tercera - - NEGOCIOS - Leo­nar­do Cár­de­nas

La crí­ti­ca que hi­zo el in­ten­den­te de la Región Me­tro­po­li­ta­na, Clau­dio Orre­go, a los de­no­mi­na­dos “gue­tos verticales” no se que­dó só­lo en eso. En los úl­ti­mos me­ses, la Co­mi­sión de Eva­lua­ción Am­bien­tal de la RM, ins­tan­cia que pre­si­de la au­to­ri­dad re­gio­nal, ha au­men­ta­do las exi­gen­cias pa­ra en­tre­gar per­mi­sos de cons­truc­ción a es­te ti­po de ini­cia­ti­vas, al­gu­nas de las cua­les in­clu­so han si­do re­cha­za­das. Es­to, en bus­ca de li­mi­tar la cons­truc­ción de gran­des edi­fi­cios en al­tu­ra, va­rios de los cua­les, a jui­cio de la au­to­ri­dad re­gio­nal, no se ha­cen car­go de sus impactos ade­cua­da­men­te.

Es­tas ma­yo­res exi­gen­cias, ex­pli­ca el in­ten­den­te Orre­go, se han he­cho den­tro de la ley, pe­ro con­si­de­ran­do as­pec­tos co­mo el em­pla­za­mien­to, la exis­ten­cia de pla­nos re­gu­la­do­res o bien, de es­tu­dios de im­pac­to vial. “Siem­pre he­mos si­do muy es­tric­tos en la apli­ca­ción de la ley. Lo que pa­sa es que no siem­pre, cuan­do ana­li­zas un pro­yec­to, se cuen­ta con to­da la in­for­ma­ción pa­ra eva­luar­la. No es lo mis­mo eva­luar un edificio só­lo en una co­mu­na que eva­luar 72”, in­di­có la au­to­ri­dad, quien re­co­no­ció que es­ta ma­yor exi­gen­cia es­tá re­la­cio­na­da con el em­pla­za­mien­to de los pro­yec­tos, so­bre to­do en ca­sos de zo­nas ca­ren­tes de ins­tru­men­tos co­mo pla­nos re­gu­la­do­res o bien, don­de es­tos no han si­do ac­tua­li­za­dos.

Así, la co­mi­sión ha pri­vi­le­gia­do pro­yec­tos que cuen­ten con ins­tru­men­tos co­mo el Es­tu­dio de Im­pac­to so­bre el Sis­te­ma de Trans­por­te Ur­bano (Eis­tu), el que por ley se exi­ge só­lo a cons­truc­cio­nes que cuen­ten con más de 250 es­ta­cio­na­mien­tos.

El pro­ble­ma, aña­de Orre­go, es que en mu­chos ca­sos los desa­rro­lla­do­res in­mo­bi­lia­rios pre­sen­tan ini­cia­ti­vas con 240 es­ta­cio­na­mien­tos, con lo que lo­gran sal­tar­se es­ta exi­gen­cia. Y si bien la co­mi­sión eva­lua­do­ra no pue­de exi­gir un Eis­tu a pro­yec­tos exen­tos de es­ta obli­ga­ción, lo que es­tá pa­san­do en la prác­ti­ca es que aque­llos que no los pre­sen­ten, y que se em­pla­cen en zo­nas crí­ti­cas, tie­nen más tra­bas.

Re­cha­zo

El 25 de ju­lio se lle­vó aca­bo la se­sión or­di­na­ria nú­me­ro 13 de la Co­mi­sión de Eva­lua­ción Am­bien­tal de la Región Me­tro­po­li­ta­na, opor­tu­ni­dad en la que tres pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios en al­tu­ra fue­ron apro­ba­dos. Sin em­bar­go uno de ellos, y pe­se a que pre­sen­tó un Eis­tu de ma­ne­ra vo­lun­ta­ria, fue re­cha­za­do. Se tra­tó de la de­cla­ra­ción de im­pac­to am­bien­tal (DIA) del pro­yec­to ubi­ca­do en Es­ta­ción Cen­tral Edificio Ge­ne­ral Amen­gual 85, de 25 pi­sos, 2 ni­ve­les sub­te­rrá­neos y 406 de­par­ta­men­tos en to­tal.

Se­gún se­ña­la el In­for­me Con­so­li­da­do de Eva­lua­ción (ICE) del Ser­vi­cio de Eva­lua­ción Am­bien­tal (SEA), “el ti­tu­lar no en­tre­ga los an­te­ce­den­tes ne­ce­sa­rios pa­ra des­car­tar la exis­ten­cia de efec­tos”, por lo cual re­co­men­dó su re­cha­zo.

Otras dos ini­cia­ti­vas fue­ron re­cha­za­das en vo­ta­ción en otras se­sio­nes, am­bos ubi­ca­dos, al igual que el ca­so an­te­rior, en Es­ta­ción Cen­tral.

Ex­pli­ca­ción

“He­mos si­do más exi­gen­tes con quie­nes pre­sen­tan los pro­yec­tos, es­pe­cial­men­te en zo­nas don­de sa­be­mos que ha ha­bi­do mu­cho ha­ci­na­mien­to, co­mo Es­ta­ción Cen­tral”, sos­tu­vo Orre­go, quien agre­gó que, ade­más, se ha me­jo­ra­do la coor­di­na­ción con or­ga­nis­mos co­mo el Mi­nis­te­rio de Vi­vien­da y mu­ni­ci­pa­li­da­des.

A su jui­cio, el ob­je­ti­vo de las ma­yo­res exi­gen­cias apun­ta a que no só­lo se cum­pla con la nor­ma­ti­va vi­gen­te, sino que las in­mo­bi­lia­rias va­yan más allá, ha­cién­do­se el pro­yec­to de in­ver­sión del im­pac­to vial que ge­ne­re. El in­ten­den­te tam­bién ad­mi­tió que han ins­trui­do a tra­vés de la Se­cre­ta­ría Mi­nis­te­rial de Vi­vien­da y Ur­ba­nis­mo que “se con­ge­len per­mi­sos mientras no se lle­ve a ca­bo un nue­vo plan re­gu­la­dor”.

“Si el edificio no tie­ne 250 es­ta­cio­na­mien­tos no se le exi­gen obli­ga­to­ria­men­te un Eis­tu, pe­ro lla­ma la aten­ción que ca­si to­dos (los pro­yec­tos in­mo­bi­lia­rios) ten­gan só­lo 240 pa­ra evi­tar ese es­tu­dio”, cues­tio­nó la au­to­ri­dad, agre­gan­do que “cuan­do los pro­yec­tos de edi­fi­ca­ción, in­de­pen­dien­te­men­te del nú­me­ro de es­ta­cio­na­mien­tos, se ha­ce car­go del im­pac­to vial, ob­via­men­te que la Co­mi­sión de Eva­lua­ción Am­bien­tal lo eva­lúa de me­jor ma­ne­ra. Pe­ro nun­ca he­mos re­cha­za­do un pro­yec­to so­la­men­te por que no cuen­te con un Eis­tu”, aña­dió.

Se­gún el ge­ren­te de Es­tu­dios de la Cá­ma­ra Chi­le­na de la Cons­truc­ción (CChC), Ja­vier Hur­ta­do, el re­sul­ta­do de es­to es ma­yor con­flic­to. “In­ten­tar pro­du­cir ma­yo­res exi­gen­cias cual­quie­ra pue­de ha­cer­lo, pe­ro es­to lo que es­tá pro­du­cien­do es de­mo­ra, ju­di­cia­li­za­ción y con­flic­to. El te­ma de fon­do no son los gue­tos verticales, sino que la pla­ni­fi­ca­ción ur­ba­na de fon­do”, acla­ró el ex­per­to.

El gre­mio ha ad­ver­ti­do que uno de los pro­ble­mas ma­yo­res es la an­ti­güe­dad pro­me­dio de los pla­nos re­gu­la­do­res, que en al­gu­nos ca­sos es de 17 años. “No pue­de ser que ha­ya pla­nos re­gu­la­do­res que no con­ver­sen en­tre co­mu­nas, más aún con el pro­ble­ma de la de­ser­ti­fi­ca­ción y la ex­pan­sión del Me­tro”, cues­tio­nó Hur­ta­do. ●

► El in­ten­den­te de San­tia­go, Clau­dio Orre­go, ha li­de­ra­do la ofen­si­va con­tra los que él de­no­mi­nó “gue­tos verticales”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.