“Del­pín no so­lo acu­sa a los pro­fe­so­res, sino tam­bién a los jue­ces de la Cor­te Su­pre­ma”

El lí­der del Ma­gis­te­rio res­pon­de al pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Mu­ni­ci­pa­li­da­des, quien ase­gu­ra que los al­cal­des ya pa­ga­ron la deu­da re­cla­ma­da por los docentes.

La Tercera - - NACIONAL - Ma­ría José Blan­co

El pre­si­den­te del Co­le­gio de Pro­fe­so­res, Ma­rio Agui­lar, ha si­do uno de los pro­ta­go­nis­tas de las no­ti­cias de los úl­ti­mos días. Mien­tras par­ti­ci­pa­ba en el acuer­do que pu­so fin al pa­ro de los docentes de San Fer­nan­do, de­bió ha­cer fren­te a una nue­va po­lé­mi­ca en­tre pro­fe­so­res y al­cal­des, es­ta vez de­bi­do a la deu­da que re­cla­man por el no pa­go del bono de Sub­ven­ción Adi­cio­nal Es­pe­cial (SAE). Una ma­te­ria que el miér­co­les ter­mi­nó con el edil de Co­pia­pó, Mar­cos Ló­pez, pre­so. An­te es­te es­ce­na­rio, el pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Mu­ni­ci­pa­li­da­des (AChM), Fe­li­pe Del­pín, res­pon­dió con du­re­za a los maes­tros: “Te­ne­mos más de 100 mu­ni­ci­pios de­man­da­dos. (...) Ellos sa­ben que se les pa­gó (ese di­ne­ro), es muy po­co éti­co y mo­ral el ejem­plo que es­tán dan­do los en­car­ga­dos de for­mar a nues­tros ni­ños”.

Agui­lar ape­ló a su de­re­cho a res­pues­ta: “Me pa­re­ce muy gra­ve e irres­pon­sa­ble por par­te del al­cal­de Del­pín se­ña­lar una co­sa in­cier­ta y ge­né­ri­ca. Le pue­do ase­gu­rar que el pro­fe­so­ra­do es­tá re­cla­man­do es­te de­re­cho por­que te­ne­mos ab­so­lu­ta cer­te­za de que nos co­rres­pon­de por ley. Las asig­na­cio­nes que en­tre­ga el mi­nis­te­rio a los mu­ni­ci­pios de­ben ser úni­ca­men­te a pa­gos sa­la­ria­les. Hay le­yes la­bo­ra­les que di­cen cómo de­ben ha­cer­se, pa­ra dar cuen­ta de ca­da una de las asig­na­cio­nes. Los al­cal­des pri­me­ro ne­ga­ban que te­nía­mos de­re­cho al co­bro de es­ta asig­na­ción, pe­ro aho­ra que la Cor­te Su­pre­ma de­ter­mi­na que exis­te ese de­re­cho, ellos sa­len con que sí ha­bían pa­ga­do. Es bien con­tra­dic­to­rio. Hay una ar­gu­men­ta­ción muy errá­ti­ca e in­con­sis­ten­te y que ha­ga esa ci­ta me pa­re­ce muy irres­pon­sa­ble.

Se­gún el edil, el error es­ta­ría en un ins­truc­ti­vo del Mi­ne­duc del 2009...

Los mu­ni­ci­pios han da­do esos ar­gu­men­tos a los tri­bu­na­les y en nin­gu­na co­mu­na han ga­na­do un jui­cio. La ley es­ta­ble­ce el des­tino de ese mon­to y cómo de­be ha­cer­se. Y ellos no lo han he­cho, por eso no lo han po­di­do acre­di­tar. Es muy in­con­sis­ten­te y ade­más es­tá re­suel­to des­de los tri­bu­na­les, por eso es aquí don­de yo di­go ¿exis­te o no exis­te es­ta­do de de­re­cho en Chi­le? En es­ta ope­ra­ción co­mu­ni­ca­cio­nal del al­cal­de Del­pín, co­mo pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Chi­le­na de Mu­ni­ci­pa­li­da­des, hay un he­cho su­ma­men­te peligroso: que pue­dan ha­ber au­to­ri­da­des po­lí­ti­cas que pre­ten­dan no res­pe­tar el Es­ta­do de de­re­cho. Eso me pa­re­ce gra­ve, peligroso e in­quie­tan­te.

Y so­bre a las de­ten­cio­nes de los al­cal­des, ¿cómo ven eso?

El ob­je­ti­vo nues­tro no es me­ter pre­sos a los al­cal­des, ni tam­po­co em­bar­gar bie­nes mu­ni­ci­pa­les. Es re­cla­mar un de­re­cho re­mu­ne­ra­cio­nal que no se nos ha can­ce­la­do. Por tan­to, la de­ci­sión de que vaya pre­so el al­cal­de de Co­pia­pó y otros a fu­tu­ro, es una de­ci­sión de los jue­ces. No ha si­do a so­li­ci­tud nues­tra.

El edil afir­ma que ya se les pa­gó el bono SAE y que es­ta­rían de­man­dan­do por se­gun­da

vez. ¿Qué res­pon­de?

Él es­tá acu­san­do no so­lo a los pro­fe­so­res de po­co mo­ra­les por de­man­dar al­go su­pues­ta­men­te ya pa­ga­do, sino tam­bién a los jue­ces de la Cor­te Su­pre­ma, ya que ellos re­sol­vie­ron la de­nun­cia. Son de­cla­ra­cio­nes la­men­ta­bles, por­que en un Es­ta­do de de­re­cho las con­tien­das se re­suel­ven me­dian­te los tri­bu­na­les, y los tri­bu­na­les han re­suel­to en fa­vor nues­tro. Yo en­cuen­tro po­co éti­co pre­ten­der des­co­no­cer­lo y bus­car ha­cer pre­sión po­lí­ti­ca pa­ra no cum­plir los fa­llos ju­di­cia­les. Eso sí me pa­re­ce po­co éti­co.

El Mi­ne­duc es­ta­ble­ce que la so­lu­ción es el pro­yec­to de nue­va edu­ca­ción pú­bli­ca

No es so­lu­ción pa­ra es­tos ca­sos. Por el con­tra­rio, agre­ga un ele­men­to com­ple­jo al pro­yec­to de des­mu­ni­ci­pa­li­za­ción, por­que no de­ja re­suel­to el pro­ble­ma de en­deu­da­mien­to, y el peor de los ca­sos se­ría que se hi­cie­ra un tras­pa­so des­de los mu­ni­ci­pios a la nue­va ins­ti­tu­cio­na­li­dad sin que que­de re­suel­to el te­ma de las deu­das, por­que eso ori­gi­na una deu­da his­tó­ri­ca dos. Así de gra­ve.b

► Ma­rio Agui­lar, pre­si­den­te del Co­le­gio de Pro­fe­so­res de Chi­le.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.