Bae­za sir­ve el ba­lón

El vo­lan­te es el nue­vo en­car­ga­do de las pe­lo­tas de­te­ni­das en Co­lo Co­lo. Su pe­ga­da y la su­plen­cia de Ra­món Fer­nán­dez le die­ron la res­pon­sa­bi­li­dad.

La Tercera - - DEPORTES - Cris­tian Ba­rre­ra M.

Clau­dio Bae­za, con 23 años, se trans­for­mó al ini­cio de es­ta tem­po­ra­da en el due­ño de las pe­lo­tas de­te­ni­das en Co­lo Co­lo. El jo­ven vo­lan­te de con­ten­ción co­rre y to­ma el ba­lón ca­da vez que hay un lan­za­mien­to de es­qui­na o un ti­ro li­bre pa­ra los al­bos. Un va­lor aña­di­do que ex­hi­be uno de los ju­ga­do­res más ex­por­ta­bles de Ma­cul.

En el cuer­po téc­ni­co de Pa­blo Gue­de re­ve­lan que la nue­va res­pon­sa­bi­li­dad del oriun­do de Los Án­ge­les no na­ció de la ca­sua­li­dad ni de un ca­pri­cho del téc­ni­co o del pro­pio fut­bo­lis­ta. Al con­tra­rio, la de­ci­sión de au­to­ri­zar­lo pa­ra pa­tear los ba­lo­nes pa­ra­dos na­ce de la pla­ni­fi­ca­ción y del aná­li­sis tác­ti­co.

Pri­me­ro que to­do, el me­dio­cam­pis­ta go­za de una cua­li­dad es­ca­sa en el fút­bol chi­leno: la bue­na pe­ga­da. Se­gún apun­tan des­de el staff del ar­gen­tino, el re­ma­te de lar­ga dis­tan­cia es una de las gran­des vir­tu­des que po­see Bae­za, quien no se can­sa de de­mos­trar­lo du­ran­te ca­da prác­ti­ca en el Mo­nu­men­tal. Es­to, ade­más de su téc­ni­ca. De he­cho, du­ran­te sus pri­me­ros años ju­gó de 10.

Evi­den­te­men­te, lo an­te­rior no era nin­gún mis­te­rio pa­ra Gue­de. Tam­po­co lo fue pa­ra otros téc­ni­cos que pa­sa­ron por Pe­dre­ros co­mo Héc­tor Ta­pia o José Luis Sie­rra. La téc­ni­ca del su­re­ño siem­pre fue al­ta­men­te va­lo­ra­da en el con­jun­to blan­co, tan­to en las di­vi­sio­nes in­fe­rio­res, don­de se for­mó, co­mo cuan­do subió al pri­mer equi­po.

Sin em­bar­go, la la­bor que reali­zó en la pre­tem­po­ra­da en La Se­re­na fue cla­ve, al igual que el fi­cha­je de Jor­ge Val­di­via. Am­bos fac­to­res con­flu­ye­ron en el nue­vo es­ta­tus del cen­tro­cam­pis­ta.

“Tie­ne que ver con una cues­tión de ló­gi­ca fut­bo­lís­ti­ca y tác­ti­ca. El en­car­ga­do de las pe­lo­tas pa­ra­das era Ra­món Fer­nán­dez. Sin em­bar­go, con la lle­ga­da del Ma­go, Ra­món per­dió mu­cho es­pa­cio, al­go que era ab­so­lu­ta­men­te pre­vi­si­ble. Por lo mis­mo, ha­bía que bus­car un nue­vo pa­tea­dor. Y Clau­dio fue el ele­gi­do por su gran ca­pa­ci­dad de re­ma­te, en­tre va­rios otros mo­ti­vos”, ex­pli­can en el cuer­po téc­ni­co del DT trans­an­dino.

No obs­tan­te, no só­lo la ha­bi­li­dad pa­ra pe­gar­le al ba­lón fue con­si­de­ra­da por Gue­de en su de­ter­mi­na­ción, sino que tam­bién su po­si­ción en la can­cha, así co­mo su ve­lo­ci­dad y po­ten­cia fí­si­ca.

“Con Clau­dio co­mo res­pon­sa­ble de eje­cu­tar los ti­ros li­bres y los lan­za­mien­tos de es­qui­na co­rre­mos me­nos ries­gos, con­si­de­ran­do que en ca­so de per­der el ba­lón y ser víc­ti­mas de un con­tra­gol­pe, a él le cues­ta me­nos vol­ver a po­si­cio­nes de­fen­si­vas por su ra­pi­dez y for­ta­le­za, a di­fe­ren­cia de otros ju­ga­do­res ti­tu­la­res. Es­to que­dó de­mos­tra­do en las prác­ti­cas y en los tra­ba­jos que rea­li­za­mos en La Se­re­na”, agre­gan en el cuer­po téc­ni­co del Ca­ci­que.

Es­ta si­tua­ción só­lo pue­de va­riar en ca­sos es­pe­cia­les, apun­tan des­de el círcu­lo ín­ti­mo del téc­ni­co al­bo, co­mo, por ejem­plo, cuan­do exis­ta una op­ción cla­ra de gol a tra­vés de un ti­ro li­bre fron­tal al ar­co ri­val.

En es­tos ca­sos, Jaime Valdés, Es­te­ban Pa­re­des y Jor­ge Val­di­via tie­nen la prio­ri­dad pa­ra dis­pa­rar, lo que no qui­ta tam­po­co que Bae­za pue­da pe­dir el ba­lón.

► Bae­za con­du­ce el ba­lón en el Mo­nu­men­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.