“Yo que­ría con­tar his­to­rias de Chi­le, y aho­ra fir­mo au­tó­gra­fos”

Ha ven­di­do 200 mil ejem­pla­res con las pri­me­ras dos par­tes de His­to­ria se­cre­ta de Chi­le, tri­lo­gía que aho­ra cie­rra con nue­ve re­la­tos que ya es­tán en li­bre­rías.

La Tercera - - SOCIEDAD - Javier Gar­cía

Es miér­co­les y ano­che­ce en San­tia­go. Jor­ge Ba­ra­dit (48) ca­mi­na por ca­lle Com­pa­ñía y a los po­cos pa­sos una pa­re­ja de jó­ve­nes le pi­de to­mar­se jun­tos una fo­to­gra­fía. Unos cuan­tos me­tros más, al lle­gar a ca­lle Ban­de­ra, un hom­bre le agra­de­ce su apa­ri­ción co­mo con­duc­tor en el pro­gra­ma Chi­le se­cre­to, es­pa­cio que ma­ña­na fi­na­li­za des­pués de la exi­to­sa emi­sión de 12 ca­pí­tu­los por la pan­ta­lla de CHV.

Has­ta ha­ce tres años, Ba­ra­dit era co­no­ci­do en el mun­do li­te­ra­rio por sus no­ve­las de cien­cia fic­ción, pe­ro tras la pu­bli­ca­ción de His­to­ria se­cre­ta de Chi­le en 2015 se vol­vió una fi­gu­ra me­diá­ti­ca, con apa­ri­cio­nes en ma­ti­na­les don­de ha­bló de Ar­tu­ro Prat y sus víncu­los con el es­pi­ri­tis­mo, del ca­dá­ver per­di­do de Ma­nuel Ro­drí­guez o de los mon­ta­jes pú­bli­cos rea­li­za­dos por el ré­gi­men mi­li­tar en los 80.

En 2016 apa­re­ció la se­gun­da par­te de la se­rie y am­bos tí­tu­los lo­gra­ron un ré­cord iné­di­to en la in­dus­tria edi­to­rial lo­cal: 200 mil ejem­pla­res ven­di­dos. Lo más cer­cano a un bes­tse­ller aso­cia­do a la his­to­ria es la no­ve­la épi­ca Adiós al sép­ti­mo de lí­nea (1955), de Jor­ge Inos­tro­sa, que en un año ven­dió 225 mil tí­tu­los. Mien­tras que en el gé­ne­ro de la fic­ción, Marcela Se­rrano con su no­ve­la Diez mu­je­res fac­tu­ró 100 mil ejem­pla­res en ven­tas en 2011, pe­ro en to­da His­pa­noa­mé­ri­ca.

Aho­ra lle­ga a li­bre­rías His­to­ria se­cre­ta de Chi­le 3, el cie­rre de la tri­lo­gía, con una pri­me­ra edi­ción de 30 mil co­pias, edi­ta­da por el se­llo Su­da­me­ri­ca­na. “Me han pa­sa­do co­sas pre­cio­sas re­co­rrien­do el país”, di­ce Ba­ra­dit, quien ha si­do in­vi­ta­do a dar char­las en co­le­gios, uni­ver­si­da­des y en­cuen­tros li­te­ra­rios a lo lar­go de to­do el te­rri­to­rio.

“Una jun­ta de ve­ci­nos de Cu­ra­cau­tín jun­tó pla­ta y me pa­gó el pa­sa­je pa­ra que fue­ra a ha­blar con ellos”, cuen­ta, y agre­ga que una vez un lector en Te­mu­co lo in­cre­pó, mien­tras da­ba una con­fe­ren­cia: “Me di­jo que yo con­ta­ba men­ti­ras y que bus­ca­ba des­truir el país”. En re­des so­cia­les -87.728 se­gui­do­res te­nía ayer en Twit­ter-, lo que más le di­cen es que su dis­cur­so es­tá fi­nan­cia­do por “el mar­xis­mo in­ter­na­cio­nal”.

La por­ta­da del pri­mer vo­lu­men de His­to­ria se­cre­ta de Chi­le es una ilustración de Ar­tu­ro Prat co­mo cy­borg. El se­gun­do vo­lu­men mues­tra el ros­tro de Ber­nar­do O’Hig­gins fun­di­do con el de Au­gus­to Pi­no­chet. El ter­cer ejem­plar tie­ne a una mu­jer co­mo pro­ta­go­nis­ta. Es Ga­brie­la Mis­tral, la Pre­mio No­bel de Li­te­ra­tu­ra, que a 60 años de su muer­te apa­re­ce ta­tua­da y con pier­cing en la na­riz.

Nue­ve his­to­rias con­for­man His­to­ria se­cre­ta de Chi­le 3. En­tre ellas se re­la­ta el in­cen­dio de la Igle­sia de la Com­pa­ñía, de di­ciem­bre de 1863, que de­jó cer­ca de 2 mil muer­tos; un exor­cis­mo pú­bli­co en San­tia­go; la par­ti­ci­pa­ción de afri­ca­nos en la Gue­rra de In­de­pen­den­cia; la he­roi­ca la­bor que cum­plió el pi­lo­to Luis Pardo an­te la fa­lli­da ex­pe­di­ción de Er­nest Shac­kle­ton a la An­tár­ti­ca ; la vi­den­te Ma­ría An­ga­ta lu­chan­do por la dig­ni­dad de su pue­blo en la Is­la de Pas­cua, y las muer­tes de tra­ba­ja­do­res por ci­vi­les y mi­li­ta­res, en di­fe­ren­tes épo­cas, desa­rro­lla­do en el tex­to Chi­le, ce­men­te­rio de obre­ros. El tí­tu­lo cie­rra con una bi­blio­gra­fía de fuen­tes ci­ta­das y con­sul­ta­das, en­tre ellas Ben­ja­mín Vi­cu­ña Mac­ken­na, Sol Se­rrano, Ser­gio Grez, Ga­briel Sa­la­zar y el archivo Na­cio­nal y de la Ar­ma­da.

El epí­gra­fe del li­bro es­tá to­ma­do de El bai­le de los que so­bran de Los Pri­sio­ne­ros. En el pró­lo­go, Ba­ra­dit es­cri­be que nues­tra his­to­ria no ha si­do for­ja­da “por pró­ce­res mi­li­ta­res o pre­si­den­tes aris­tó­cra­tas, sino ade­más por los tra­ba­ja­do­res, los pro­fe­so­res, los mú­si­cos, los vi­den­tes, los mar­gi­na­les, los in­mi­gran­tes, los ho­mo­se­xua­les, los in­dí­ge­nas y to­da esa gran ma­yo­ría si­len­cio­sa que no es­tá ni ha es­ta­do pre­sen­te en el dis­cur­so his­tó­ri­co ofi­cial”.

¿Por qué ce­rrar es­ta tri­lo­gía con ellos?

La his­to­ria de un país no la ha­cen 20 ge­ne­ra­les ni pre­si­den­tes. Son una in­fi­ni­dad de ac­to­res, mu­chos de ellos in­vi­si­bi­li­za­dos, hay otros que no ca­ben en la idea de iden­ti­dad, co­mo los in­mi­gran­tes, y otros por­que sus lu­chas y po­si­ción crí­ti­ca fren­te al Es­ta­do los des­au­to­ri­zan, co­mo el ca­so de los obre­ros, pro­fe­so­res e in­te­gran­tes más dé­bi­les. Ellos cons­tru­yen el país, que es­tá he­cho de per­so­nas, no de ins­ti­tu­cio­nes. Hay re­bel­des que no son pró­ce­res co­mo Ma­ría An­ga­ta o Luis Pardo, un ma­rino des­co­no­ci­do.

Pa­ra al­gu­nos se­rá una pro­vo­ca-

El au­tor Jor­ge Ba­ra­dit en el Pa­la­cio de los Tri­bu­na­les de Jus­ti­cia de San­tia­go. Al fren­te se ubi­ca­ba la Igle­sia de la Com­pa­ñía en el si­glo XIX.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.