Ro­ber­to Már­quez: “¡Esooo!”

La Tercera - - SOCIEDAD - Por Mau­ri­cio Jür­gen­sen

Los de­jó a to­dos ca­lla­dos. La no­che del 19 de ju­lio pa­sa­do, Ro­ber­to Már­quez Bu­gue­ño apa­re­ció con bu­fan­da ro­ja pa­ra in­ter­pre­tar Mal­di­go del Al­to Cie­lo, la más emo­ti­va de las mu­chas versiones que se es­cu­cha­ron en el im­po­nen­te Tea­tro Co­lón de Bue­nos Ai­res en ho­me­na­je a Vio­le­ta Pa­rra. Dos años an­tes ha­bía he­cho lo mis­mo. En el tam­bién mul­ti­tu­di­na­rio tri­bu­to a Jor­ge Gon­zá­lez, en no­viem­bre de 2015, el lí­der de Illa­pu in­ter­vi- no ro­tun­do en uno de los pa­sa­jes fi­na­les de Fe y su par­ti­ci­pa­ción que­dó en la re­ti­na de to­dos los que es­ta­ban esa ve­la­da en el Mo­vis­tar Are­na co­mo la pos­tal más sig­ni­fi­ca­ti­va de esa jor­na­da.

Ha­ce po­co más de una se­ma­na apa­re­ció en dos fies­tas aje­nas pa­ra ro­bar­se la pe­lí­cu­la. En el Nes­ca­fé de las Ar­tes fue uno de los in­vi­ta­dos de San­taFe­ria pa­ra mos­trar en vi­vo lo que po­co an­tes ha­bían gra­ba­do en es­tu­dio: una cum­bia ca­se­ra andina ti­tu­la­da Si te Mar­chas no hay Ma­ne­ra y que es­tá en­tre las me­jo­res cru­zas mu­si­ca­les de la tem­po­ra­da en Chi­le. Y esa mis­ma no­che en la ca­lle San Die­go, co­mo si ade­más tu­vie­ra el po­der de la ubi­cui­dad, el to­da­vía me­le­nu­do an­to­fa­gas­tino apa­re­ció en el Cau­po­li­cán pa­ra se­cun­dar al In­ti-Illi­ma­ni de los Cou­lon en una eje­cu­ción bri­llan­te jun­to a Pan­cho Sa­zo (Con­gre­so), de Mi­ren co­mo Son­ríen, tam­bién de la uni­ver­sal Vio­le­ta.

El fac­tor Már­quez tam­bién fue de­ter­mi­nan­te en su due­to con Ge­pe, pa­ra la úl­ti­ma en­tre­ga de los Pul­sar con una es­tu­pen­da ver­sión de Bom­ba Cha­ya, ori­gi­nal del san­mi­gue­lino, y lo se­gui­rá sien­do en pre­sen­ta­cio­nes que vie­nen co­mo la del 19 de agos­to con Án­gel y Ja­vie­ra Pa­rra, y en una co­la­bo­ra­ción ya an­ti­ci­pa­da en vi­vo que lo re­uni­rá en es­tu­dio con Los Vás­quez. La voz se­ñe­ra de Illa­pu, esa gar­gan­ta que­man­te y ver­da­de­ra que vie­ne re­ci­tan­do nos­tal­gia y lu­cha des­de co­mien­zos de los 70, pa­re­ce es­tar te­nien­do un mo­men­to de glo­ria que no es ca­sual. Su tono se­ve­ro, in­des­men­ti­ble, cien­to por cien­to chi­leno y me­jor cui­da­do que el de otros can­tan­tes de su épo­ca, con­tras­ta con cier­ta si­mu­la­ción tan de mo­da en los vo­ca­lis­tas con­tem­po­rá­neos y sen­ten­cia ver­da­des in­clu­so cuan­do no se ar­ti­cu­la co­mo can­to, tal co­mo su­ce­dió cuan­do cues­tio­nó el bo­chor­no­so epi­so­dio Sca­ra­me­lli al in­te­rior de la SCD. Ro­ber­to Már­quez es­tá pre­sen­te y por las me­jo­res ra­zo­nes po­si­bles. Por­que hay jó­ve­nes que lo va­li­dan y por­que esa va­li­da­ción vie­ne des­de dis­tin­tos lu­ga­res y gé­ne­ros. Co­mo pa­sa con esa vo­ces real­men­te uni­ver­sa­les.

► Ro­ber­to Már­quez en el Tea­tro Co­lón

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.