“Ten­go es­pe­ran­za de que ha­ya al­go bueno pa­ra no­so­tros, pe­ro a lo me­jor van a man­dar a los vie­jos a mo­rir”

Se­ña­la que el ge­ne­ral (r) Raúl Itu­rria­ga Neu­mann y los de­más con­de­na­dos por ca­sos de de­re­chos hu­ma­nos, que es­tán en el pe­nal de Til­til, es­tán preo­cu­pa­dos por el tras­la­do a Co­li­na 1. Ade­más, ase­gu­ra que la me­di­da res­pon­de a una “ven­gan­za ju­di­cial ses­ga­da”

La Tercera - - NACIONAL - Fer­nan­do Duar­te M.

“Estamos en­tre­ga­dos a las ma­nos de Dios”. Así, se­gún cuen­ta su hi­ja Lo­re­to, reac­cio­nó el ex sub­di­rec­tor de la Di­rec­ción de In­te­li­gen­cia Na­cio­nal (DINA), Raúl Itu­rria­ga Neu­mann, tras en­te­rar­se del in­mi­nen­te cie­rre de Pun­ta Peu­co, pe­nal don­de per­ma­ne­ce re­clui­do. La mu­jer, de 45 años, afir­ma que hay preo­cu­pa­ción en­tre los con­de­na­dos por ca­sos de de­re­chos hu­ma­nos de­bi­do al cam­bio de cár­cel.

¿Sa­bían que los iban a tras­la­dar a Co­li­na 1 en sep­tiem­bre?

Mi pa­pá lle­va 11 años ahí y to­dos los sep­tiem­bre es­cu­cha­mos lo mis­mo.

To­do in­di­ca que es­ta vez es ver­dad, por­que la Pre­si­den­ta di­jo que cum­pli­ría su pro­me­sa…

Cla­ro, aho­ra es al­go in­mi­nen­te.

¿Y eso a us­ted qué le pa­re­ce?

Quie­ro par­tir de la ba­se de la in­jus­ti­cia, por­que hay mu­chos que es­tán me­ti­dos ahí cum­plien­do una con­de­na que los ha de­ni­gra­do. Mu­chos, co­mo mi pa­dre, que no han co­me­ti­do lo que di­cen, por­que a él le pre­gun­ta­ron “¿us­ted co­no­ce a es­ta per­so­na?”, “¿la sa­có de tal par­te y la ma­tó?” y re­sul­ta que mi pa­pá nun­ca la vio en la vi­da.

Pe­ro ha ha­bi­do in­ves­ti­ga­cio­nes ju­di­cia­les que acre­di­ta­ron los de­li­tos...

Se co­me­tie­ron vio­la­cio­nes a los de­re­chos hu­ma­nos y de­li­tos de le­sa hu­ma­ni­dad. Pe­ro tam­bién quie­ro re­cal­car que acá di­cen “los vio­la­do­res de de­re­chos hu­ma­nos y con­de­na­dos por de­li­tos de le­sa hu­ma­ni­dad”, y to­da la gen­te que es­tá en Pun­ta Peu­co fue sen­ten­cia­da previo a 2009. Ese año se es­ta­ble­ció en Chi­le que de ahí pa­ra ade­lan­te iban a exis­tir los de­te­ni­dos por ese ti­po de ilí­ci­tos, pe­ro en los ex­pe­dien­tes de los que es­tán pre­sos des­de an­tes les po­nen cual­quier co­sa. Un li­bro que hi­zo el abo­ga­do Adol­fo Paul La­to­rre se­ña­la que es­tos pro- ce­sos es­tán lle­nos de in­cons­ti­tu­cio­na­li­da­des, ar­bi­tra­rie­da­des e ile­ga­li­da­des.

Tras el anun­cio del cie­rre, el se­na­dor Jo­sé An­to­nio Kast di­jo que es­to era una ven­gan­za. ¿Lo com­par­te?

Pe­ro to­tal­men­te. Es una ven­gan­za ju­di­cial ses­ga­da. Ha­ce un tiem­po co­no­cí a la úni­ca mu­jer pre­sa en Pun­ta Peu­co, quien tra­ba­jó co­mo se­cre­ta­ria en la Ar­ma­da. Tie­ne 72 años y me con­tó que ha­bía ido don­de el mi­nis­tro (Ma­rio) Ca­rro­za, que la pro­ce­só, y a quien le di­jo “que le que­de en su con­cien­cia que me es­tá con­de­nan­do por ha­ber si­do una se­cre­ta­ria y no por ma­tar a al­guien”.

Kast va a ser can­di­da­to pre­si­den­cial y tam­bién Pi­ñe­ra, que si bien re­pre­sen­tan al mis­mo sec­tor, tie­nen pos­tu­ras dis­tin­tas…

Per­dón, pe­ro no son del mis­mo blo­que. Se­bas­tián Pi­ñe­ra es un hom­bre de iz­quier­da y odia a los mi­li­ta­res.

Pe­ro es el can­di­da­to de la UDI y RN. ¿Es­pe­ra que ha­ga al­go en fa­vor de quie­nes es­tán en Pun­ta Peu­co?

Qué le voy a pe­dir a un hom­bre que se jun­tó con no­so­tros cuan­do postuló por pri­me­ra vez y an­te mil per­so­nas min­tió, por­que di­jo “voy a apli­car la Ley de Am­nis­tía”, de pres­crip­ción. Pe­ro lle­gó a La Mo­ne­da y no hi­zo na­da, al con­tra­rio, ce­rró el pe­nal Cor­di­lle­ra con pren­sa. Así que voy a vo­tar por Bea­triz Sán­chez pa­ra que Pi­ñe­ra no ga­ne y es­pe­ro que mu­cha gen­te de mi sec­tor tam­bién lo ha­ga.

Estamos a me­ses de una elec­ción. ¿Le pa­re­ce que es­te anun­cio tie­ne fi­nes elec­to­ra­les?

Sí, cla­ro, ella (Bachelet) quie­re de­jar con­ten­ta a la gen­te de la iz­quier­da, por­que les pro­me­tió es­ta co­sa.

En las úl­ti­mas se­ma­nas hu­bo no­ti­cias re­la­cio­na­das con las FF.AA. Las pen­sio­nes, los re­con­tra­ta­dos y aho­ra es­to. ¿Qué le pa­re­ce?

Siem­pre que ve­mos pro­ble­mas en el go­bierno sa­can el te­ma Pun­ta Peu­co, ni si­quie­ra lo del Se­na­me, que es más im­por­tan­te, ha te­ni­do tan­ta aten­ción. Siem­pre tie­nen que ata­car a los mi­li­ta­res y di­cen que no hay dis­cri­mi­na­ción. Creo que so­mos per­se­gui­dos po­lí­ti­cos.

Us­ted di­ce que hay mu­chos inocen­tes en Pun­ta Peu­co, pe­ro to­dos fue­ron con­de­na­dos por la jus­ti­cia. ¿Qué es­pe­ra pa­ra ellos?

En Chi­le no hay ca­de­na per­pe­tua, ni con­de­na a muer­te y quie­nes han con­fe­sa­do lle­van 26 años pre­sos. Creo que ya pa­ga­ron su cul­pa.

Los fa­mi­lia­res de las víc­ti­mas de vio­la­cio­nes a los DD.HH. di­cen que de­be­rían es­tar en cár­ce­les co­mu­nes.

“Siem­pre que ve­mos pro­ble­mas en el go­bierno sa­can el te­ma Pun­ta Peu­co (...) Di­cen que no hay dis­cri­mi­na­ción, pe­ro creo que so­mos per­se­gui­dos”.

Siem­pre lo van a de­cir, por­que nos odian. Pe­ro hay le­yes y tra­ta­dos que Chi­le ha ads­cri­to y que di­cen que los ex uni­for­ma­dos de­ben es­tar en cár­ce­les se­gre­ga­das.

Si pu­die­ra ha­blar con la Pre­si­den­ta, ¿qué le di­ría?

Que ten­ga cle­men­cia con las per­so­nas que estamos su­frien­do, que por fa­vor ten­ga un po­co de hu­ma­ni­dad. A nues­tros pa­dres los lle­van es­po­sa­dos y ama­rra­dos por­que di­cen que son un pe­li­gro pa­ra la se­gu­ri­dad de la so­cie­dad y qué pe­li­gro van a ser. Creo en Dios y ten­go es­pe­ran­za de que ha­ya al­go bueno pa­ra no­so­tros, pe­ro a lo me­jor no lo va a ha­ber y van a man­dar a los vie­jos a mo­rir.b

“(Pi­ñe­ra) lle­gó a La Mo­ne­da y no hi­zo na­da, al con­tra­rio, ce­rró el pe­nal Cor­di­lle­ra.

Así que voy a vo­tar por Bea­triz Sán­chez pa­ra que no ga­ne”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.