Agri­cul­tor de Ca­ñe­te de­nun­cia ha­ber si­do víc­ti­ma de más de 100 ata­ques

La Tercera - - NACIONAL - Ca­ro­li­na Bur­gos

Un gal­pón com­ple­ta­men­te con­su­mi­do por las lla­mas fue lo que de­jó un ata­que in­cen­dia­rio re­gis­tra­do el sá­ba­do pa­sa­do en Ca­ñe­te, Re­gión del Bio­bío. Se­gún de­nun­cia el due­ño del pre­dio, con es­te ya son 120 ata­ques los que ha re­ci­bi­do.

El hom­bre es Eduar­do Cam­pos (69), que ase­gu­ra lle­var más de 14 años sien­do víc­ti­ma, jun­to a su es­po­sa Car­men, de aten­ta­dos a su pro­pie­dad, ra­zón por la cual des­de ha­ce 12 años vi­ve con res­guar­do po­li­cial.

“La vio­len­cia co­men­zó con ma­ni­fes­ta­cio­nes don­de in­di­ca­ban que es­ta­ban in­tere­sa­dos en es­te te­rreno, que era mío. Lue­go, em­pe­za­ron los ro­bos de ani­ma­les, ade­más de las ame­na­zas a nues­tros tra­ba­ja­do­res. Uno de ellos, in­clu­so, per­dió la vi­da en un ata­que y su es­po­sa que­dó gra­ve­men­te he­ri­da”, cuen­ta Cam­pos, quien cal­cu­la que por es­tos he­chos ha rea­li­za­do “unas 200 de­nun­cias a la fis­ca­lía”.

Des­de el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co de la Re­gión del Bio­bío con­fir­ma­ron que exis­ten 120 de­nun­cias efec­tua­das por Cam­pos des­de 2004, un año des­pués de en­trar en vi­gen­cia el nue­vo sis­te­ma pro­ce­sal pe­nal en Chi­le. El fis­cal pre­fe­ren­te de he­chos de vio­len­cia en la pro­vin­cia de Arau­co, Juan Yá­ñez, se­ña­ló que des­de que asu­mió su car­go en 2015 “el se­ñor Cam­pos ha efec­tua­do nue­ve de­nun­cias por ame­na­zas, por hur­tos de ani­ma­les, abi­gea­to y al me­nos tres por aten­ta­dos”.

El úl­ti­mo de es­tos ata­ques ocu­rrió el sá­ba­do pa­sa­do a una ho­ra en la que, se­gún Cam­pos, de­bían ha­ber es­ta­do con cus­to­dia po­li­cial. “Eran las ocho de la tar­de cuan­do nos cor­ta­ron la luz de la ca­sa, sen­ti­mos rui­dos de dis­pa­ros. Sa­lí al pa­tio y vi que el gal­pón se es­ta­ba que­man­do a unos ocho me­tros de mi ca­sa. Es­tá­ba­mos sin res­guar­do po­li­cial”, di­jo. En cuan­to a las 120 de­nun­cias, el agri­cul­tor ex­pli­có que “no exis­te nin­gu­na per­so­na impu­tada ni me­nos con­de­na­da por los ata­ques”. Pe­se a que jun­to a su es­po­sa es­tán bus­can­do ven­der la pro­pie­dad, se­ña­la que no ha si­do fá­cil. “Es do­lo­ro­so te­ner que ir­nos, pe­ro es la úni­ca so­lu­ción pa­ra que nos de­jen tran­qui­los”, ase­gu­ró.

El go­ber­na­dor de Arau­co, Hum­ber­to To­ro in­di­có que la par­ce­la “es­tá ubi­ca­da en un sec­tor con­flic­ti­vo des­de el pun­to de vis­ta de ad­qui­si­ción de te­rreno, ya que las co­mu­ni­da­des del sec­tor se con­si­de­ran par­te de la pro­pie­dad an­ces­tral del lu­gar”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.