El Ic­tus (no) ha muer­to

La Tercera - - SOCIEDAD - Por Ro­dri­go Mi­ran­da

Es­to (no) es un tes­ta­men­to es un gran tra­ba­jo de re­cons­truc­ción de los 60 años del gru­po Ic­tus. Re­cuer­dos, hi­tos y tra­ge­dias sur­gen a par­tir de fo­tos, vi­deos, re­cor­tes de dia­rios, gra­ba­cio­nes ra­dio­fó­ni­cas, cua­der­nos, jue­gos de nai­pes y has­ta lla­ma­das por Sky­pe a Nis­sim Sha­rim, quien da tes­ti­mo­nio des­de su ca­sa, don­de se en­cuen­tra en­fer­mo.

La ma­yo­ría de las his­to­rias es­tá atra­ve­sa­da por la vio­len­cia y la re­pre­sión en dic­ta­du­ra. Ma­ría Ele­na Du­vau­che­lle re­cons­tru­ye el ase­si­na­to de su her­mano en el exi­lio y Jo­sé Se­call re­me­mo­ra la muer­te de su pri­mo Jo­sé Ma­nuel Pa­ra­da, así co­mo el do­lor que sin­tió an­te la li­ber­tad con­di­cio­nal otor­ga­da a uno de los ase­si­nos por par­te de la Cor­te Suprema. La ex­cep­ción es Paula Sha­rim, quien cuen­ta su in­cor­po­ra­ción al gru­po jun­to con la tran­si­ción a la de­mo­cra­cia, ya aje­na a las lis­tas ne­gras, las ame­na­zas de muer­te y uto­pías po­lí­ti­cas que die­ron ori­gen a obras co­mo Tres no­ches de un sá­ba­do, el úni­co mon­ta­je que si­guió en car­te­le­ra des­pués del Gol­pe de Es­ta­do y se con­vir­tió en un fo­co de re­sis­ten­cia.

La pan­ta­lla blan­ca don­de se pro­yec­tan imá­ge­nes es tam­bién un gran ar­ma­rio lleno de ca­jo­nes don­de se guar­dan ma­que­tas y mi­nia­tu­ras. Con ellas, y tra­vés de la ma­ni­pu­la­ción per­for­má­ti­ca de ob­je­tos co­ti­dia­nos, se ilus­tra ca­da epi­so­dio bio­grá­fi­co. Los ac­to­res son acom­pa­ña­dos por asis­ten­tes que ma­ne­jan las cá­ma­ras y los pro­yec­to­res. Su pre­sen­cia mar­ca un con­tra­pun­to y un re­le­vo eta- rio y pro­yec­ta la pro­pues­ta del Ic­tus ha­cia el fu­tu­ro. La con­fron­ta­ción en­tre dos ge­ne­ra­cio­nes obli­ga a re­cons­truir el pa­sa­do de la com­pa­ñía y, al mis­mo tiem­po, a pen­sar en su con­ti­nui­dad.

Es­ta su­ce­sión de re­cur­sos au­dio­vi­sua­les pue­de dis­traer el se­gui­mien­to de los tes­ti­mo­nios o com­pe­tir con ellos en atrac­ti­vo. Tam­bién sur­ge el pe­li­gro de cues­tio­nar en for­ma for­za­da el ma­te­rial bio­grá­fi­co, co­mo el tono ho­mo­fó­bi­co de una fra­se de Tres no­ches de un sá­ba­do, obra con­ce­bi­da 45 años atrás y en otro con­tex­to his­tó­ri­co.

El mon­ta­je es di­ri­gi­do por Pi­lar Ron­de­ros e Ita­lo Ga­llar­do, de la com­pa­ñía La Lau­ra Pal­mer, res­pon­sa­bles de la re­cor­da­da Juan Cris­tó­bal, ca­si al lle­gar a Za­pa­do­res. Fie­les al tea­tro do­cu­men­tal, po­nen en cri­sis el con­cep­to de fic­ción. Se po­dría de­cir que na­die ac­túa y to­do es na­rra­do. La obra trae al pre­sen­te la tra­yec­to­ria del gru­po pa­ra pen­sar­la de una ma­ne­ra crí­ti­ca, y el re­sul­ta­do es una ex­pe­rien­cia ín­ti­ma, im­pre­de­ci­ble, vi­va. Cam­bió el país, la so­cie­dad se vol­có al neo­li­be­ra­lis­mo y la fa­rán­du­la, pe­ro el Ic­tus man­tu­vo su es­pí­ri­tu re­fle­xi­vo. Es el caso de Oku­pa­ción, obra de 2005 que ade­lan­tó la re­vo­lu­ción pin­güi­na y el mo­vi­mien­to es­tu­dian­til. Al re­pa­sar su tra­yec­to­ria tam­bién re­vi­sa­mos nues­tra his­to­ria re­cien­te, sus zo­nas os­cu­ras y lu­mi­no­sas. Es­to (no) es un tes­ta­men­to re­afir­ma la idea del tea­tro co­mo me­mo­ria vi­va, con­tra la ma­qui­na­ria del ol­vi­do.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.