Li­be­ran a fa­mi­lia que pa­só 5 años en po­der de los ta­li­ba­nes

La es­ta­dou­ni­den­se Caitlan Co­le­man y su es­po­so ca­na­dien­se tu­vie­ron tres hi­jos du­ran­te su cau­ti­ve­rio.

La Tercera - - MUNDO - Ni­co­lás Alonso (El País)

El Ejér­ci­to pa­quis­ta­ní li­be­ró el miér­co­les a una mu­jer es­ta­dou­ni­den­se, su es­po­so ca­na­dien­se y a los tres hi­jos que tu­vie­ron du­ran­te los cin­co años que pa­sa­ron se­cues­tra­dos por un gru­po mi­li­tar aso­cia­do a los ta­li­ba­nes. La fa­mi­lia fue lo­ca­li­za­da gra­cias a la in­te­li­gen­cia es­ta­dou­ni­den­se en una zo­na de la fron­te­ra en­tre Pa­kis­tán y Af­ga­nis­tán, don­de fue­ron rap­ta­dos en 2012.

“To­dos los rehe­nes han si­do re­cu­pe­ra­dos sa­nos y sal­vos, y se­rán re­pa­tria­dos a su país de ori­gen”, in­di­có en un co­mu­ni­ca­do ayer la ofi­ci­na de co­mu­ni­ca­ción mi­li­tar pa­quis­ta­ní (ISPR). Tam­bién es­pe­ci­fi­có que la exi­to­sa ope­ra­ción fue el re­sul­ta­do de coo­pe­ra­ción en­tre sus efec­ti­vos y la in­te­li­gen­cia de Es­ta­dos Uni­dos.

Caitlan Co­le­man, de 31 años, y Jos­hua Boy­le, de 34, de­sa­pa­re­cie­ron du­ran­te un via­je en la pro­vin­cia mon­ta­ño­sa de War­dak, una re­gión cer­ca­na a Ka­bul, la ca­pi­tal de Af­ga­nis­tán. El via­je era par­te de un iti­ne­ra­rio ma­yor que in­cluía ru­tas a pie por Ru­sia y Asia Cen­tral. En el mo­men­to de la cap­tu­ra, Co­le­man es­ta­ba em­ba­ra­za­da de cin­co me­ses. Tu­vo ese hi­jo y otros dos du­ran­te su cau­ti­ve­rio.

Du­ran­te los cin­co años de de­ten­ción por el gru­po Haq­qa­ni, aso­cia­do a los ta­li­ba­nes, la pa­re­ja y sus hi­jos pa­sa­ron la ma­yor par­te del tiem­po en Af­ga­nis­tán. Sin em­bar­go, es­ta se­ma­na las au­to­ri­da­des es­ta­dou­ni­den­ses de­tec­ta­ron que ha­bían si­do tras­la­da­dos a Pa­kis­tán, por lo que aler­ta­ron in­me­dia­ta­men­te a su Ejér­ci­to.

“Es un mo­men­to po­si­ti­vo pa­ra nues­tra re­la­ción con Pa­kis­tán. La coo­pe­ra­ción de su go­bierno es una se­ñal de que es­tán hon­ran­do los de­seos es­ta­dou­ni­den­ses de pro­veer más se­gu­ri­dad en la re­gión”, afir­mó el Pre­si­den­te Donald Trump.

Exis­te cier­to mis­te­rio en torno al secuestro. An­tes de ca­sar­se con Co­le­man en 2011, Boy­le tu­vo un pri­mer ma­tri­mo­nio con la her­ma­na de Omar Khadr, en­ton­ces pre­so en Guan­tá­na­mo tras ser de­te­ni­do en Af­ga­nis­tán por su­pues­tos víncu­los con Al Qae­da. El ca­na­dien­se con­si­de­ró con­ver­tir­se al is­lam y desa­rro­lló un gran in­te­rés por el te­rro­ris­mo. Se­gún me­dios es­ta­dou­ni­den­ses, en una en­tre­vis­ta con el dia­rio ca­na­dien­se The Glo­be and Mail en 2009, Boy­le afir­mó que ha­bía es­cri­to “ca­si to­do lo que hay re­la­cio­na­do al te­rro­ris­mo en Wi­ki­pe­dia”. El FBI y las au­to­ri­da­des es­ta­dou­ni­den­ses des­car­ta­ron ha­ce tiem­po cual­quier co­ne­xión en­tre su vi­da an­te­rior y el secuestro.

Los ta­li­ba­nes pu­bli­ca­ron en di­ciem­bre de 2016 un ví­deo de la pa­re­ja acom­pa­ña­da por dos de sus hi­jos en el que pe­dían ayu­da al en­ton­ces Pre­si­den­te Ba­rack Oba­ma, y a su su­ce­sor, Trump. “Es­tán dis­pues­tos a ma­tar­nos, a ma­tar a mu­je­res, a ma­tar a ni­ños, a ma­tar a quien ha­ga fal­ta pa­ra cam­biar la si­tua­ción po­lí­ti­ca”, di­jo Co­le­man en el cor­to. La ra­zón del secuestro, se­gún los ta­li­ba­nes, fue por los ata­ques de Oc­ci­den­te.

Se des­co­no­ce qué ofre­ció co­mo re­com­pen­sa el go­bierno de Trump. En 2014, EE.UU lo­gró li­be­rar a un sol­da­do es­ta­dou­ni­den­se, el sar­gen­to Bo­we Berg­dahl, a cam­bio de cin­co ta­li­ba­nes pre­sos.b

► Co­le­man, su es­po­so ca­na­dien­se y dos de sus hi­jos en una fo­to sin fe­cha.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Chile

© PressReader. All rights reserved.